Nos hemos convertido en la nueva Colombia









Recién vi un corto video de una noticia de RT (Caracas), con fecha del 5 de abril del 2021 (ayer), sobre lo que estaría ocurriendo en el Alto Apure, donde también se ve al ministro de defensa de Venezuela explicando un poco sobre lo que las fuerzas armadas estarían haciendo para proteger a Venezuela de la infiltración de paramilitares colombianos hacia el territorio de Venezuela, donde en recientes operaciones armadas han muerto, hasta ahora, 8 soldados venezolanos, y 34 han sido heridos.

Ver: https://www.youtube.com/watch?v=yzfN93expzI

Bueno …

Escuchar hablar al ministro de defensa de Venezuela, me dio mucha rabia.

Lo que me dio rabia no fue el hecho de que las fuerzas armadas de Venezuela estarían tratando de protegernos de esos paramilitares colombianos, no, sino que me dio mucha rabia escuchar que, aparte del trabajo que Freddy Bernal ha estado haciendo últimamente en el estado fronterizo del Táchira, solo ahora, en el 2021, el Estado venezolano está finalmente haciendo algo al respecto … cuando esa infiltración empezó en el 2013 poco después que empezaron las negociaciones de "paz" en Colombia entre el gobierno (de Santos) y las FARC.

Eso es lo que me dio tanta rabia.

¿Por qué ahora y no antes?

¿Dónde carrizo estuvo el Estado venezolano todo este tiempo desde el 2013?

¿Ah?

¿No sabían que esto estaba pasando?

Yo sí.

¿Dónde estaban ustedes?

En la frontera, donde yo viví hasta el 2017, y donde viven por lo menos 2.000.000 de venezolanos y venezolanas, todos sabíamos que esto estaba ocurriendo porque ocurría (y probablemente sigue ocurriendo) en nuestros pueblitos, en nuestros vecindarios, todos los días, y en particular después de la muerte de Chávez en el 2013 cuando la infiltración empezó a tomar inmensas proporciones debido a la --- intencional o no --- negligencia por parte del Estado venezolano.

¿Cómo carrizo pueden 2.000.000 de personas saber algo sin que el Estado lo sepa?

¿Ah?

¡Que alguien me explique eso!

Sabíamos que debido a esas negociaciones para la "paz" en Colombia, todos los grupos irregulares se estaban viniendo a Venezuela, porque sus negocios (drogas, contrabando, armas, etc.) no iban a poder seguir existiendo libremente en Colombia después de que se firmaran los acuerdos.

¿El Estado venezolano no sabía eso?

¿Cómo es eso?

¿Ah?

Lo advertimos, muchas veces.

En octubre del 2015, advertí:

Entre 8.000 y 36.000 paramilitares extranjeros en Venezuela

Ver: https://www.aporrea.org/tiburon/a215780.html

En mayo del 2016, advertí:

Lo que ocurrirá aquí en la frontera a raíz de la negligencia del [Estado venezolano]

Ver: https://www.aporrea.org/contraloria/a227820.html

Allí dije, en el 2016, hace 5 años atrás:

2016 -"Varios escritores de Aporrea, quienes vivimos en la frontera, hemos estado advirtiendo desde el 2013-2014 sobre el inmenso peligro que nos viene azotando desde Colombia desde que Chávez murió en marzo del 2013, principalmente sobre los paramilitares colombianos y sus bandas de sapos, atracadores armados, contrabandistas, extorsioncitas, secuestradores, y asesinos."

2016 - "Antes, los contrabandistas hacían sus cosas, y dejaban a la población tranquila. Hoy no. Hoy los paramilitares colombianos y sus bandas armadas y colaboradores colombianos y venezolanos controlan casi todo este pueblito fronterizo donde vivo, bajo amenazas constantes, incluso amenazas armadas, de muerte, y extorsión."

(Por eso me fui de allí en el 2017 y hoy vivo en el estado de La Guaira.)

2016 - "Es horrible tener que vivir así, siempre amenazados, subyugados a bandas de psicópatas armados, en la mayoría de los casos, colombianos, o venezolanos de familias criminales colombianas. Aquí nos están invadiendo los paramilitares colombianos, la delincuencia colombiana, y las familias criminales y las mafias colombianos del contrabando, la mayoría armadas."

2016 - "Un buen ejemplo del movimiento paramilitar colombiano en Venezuela se encuentra en una región fronteriza llamada Las Minas, en el Táchira, donde desde que Chávez murió, y desde que fue declarado ilegal la minería de carbón, se han establecido muchísimas, tal vez miles de familias, probablemente ilegalmente para minar diamantes y piedras preciosas … pero … también, de acuerdo con una informaciones que he recibido, así como aquí en este pueblito fronterizo donde yo vivo, tienen casas de resguardo y de transito para el paramilitarismo colombiano que está infiltrando hacia el interior de nuestro país."

(Yo personalmente conozco a familias colombo-venezolanas en la frontera que albergan a los paramilitares colombianos cuando transitan desde Colombia hacia el interior de Venezuela.)

2016 - "Este terrible y terrorístico fenómeno extranjero, el cual en mi opinión personal ha surgido principalmente a raíz de la irresponsabilidad y negligencia del [Estado venezolano], de sus sifrinos (momios) asesores desconectados de la realidad, y de su [aparato gubernamental] lleno de traidores, oportunistas, y corruptos, ya está tan profundamente integrado del lado venezolano que no podrán acabar con este cáncer sin causar muchas muertes, entre ellos ‘inocentes.’"

2016- "¿Qué ocurrirá en seguida? Bueno, obviamente, el gobierno de Colombia acusará al gobierno de Venezuela de masacrar a colombianos ‘inocentes’ …"

Y eso es precisamente lo que está ocurriendo hoy, 5 años después de que yo lo haya mencionado, era inevitable.

Desde que lo hemos estado advirtiendo, nadie escuchó, o nadie quiso escuchar … ya que esos grandes negocios fronterizos del contrabando (combustible, medicamentos, comida, etc.) y los negocios del narcotráfico en la frontera atraen no solamente a los paramilitares colombianos, sino también a ciertos altos dirigentes políticos y militares del lado venezolano. Eso también todos lo sabemos en la frontera porque lo vemos todos los días.

(Si quieren ver dónde algunos de ellos se reúnen o se reunían en secreto regularmente con sus camionetas de lujo blindadas a hacer sus cosas raras de manera clandestina, vayan al pueblito fronterizo llamada Lobatera y vayan al hotel que se encuentra como escondido a una cuadra de la Plaza Bolívar. Es fácil encontrarlo ya que solo hay o habían dos hoteles en ese pueblito fronterizo. A veces, mientras viajaba, pasaba por allí porque me gustaba mucho ese pueblito, parecido a Capacho, pero mucho más pequeño, pero jamás pude quedarme una noche en ese hotel porque siempre estaba "reservado," y al exterior del hotel, en la calle, cuando el hotel estaba "reservado," se veían tremendos vehículos de las fuerzas armadas venezolanas, resguardados por militares armados y guardaespaldas.)

Conozco personalmente a un guardia nacional venezolano que está profundamente involucrado en esos negocios ilícitos fronterizos, él opera desde Guasdualito (Alto Apure), no muy lejos del territorio donde hoy están ocurriendo los enfrentamientos armados entre los militares venezolanos y los paramilitares colombianos.

¿Quién le está quitando el negocio a quien?

También, por esos lados donde yo vivía, todos sabemos exactamente dónde las fuerzas armadas de Venezuela controlan y manejan ellos mismos, en colaboración con las mafias de ambos lados de la frontera y con los paramilitares colombianos, el contrabando de combustible hacia Colombia. No es que solo los colombianos o solo los venezolanos sean los responsables de este desastre fronterizo, no, la moneda tiene dos lados, a veces se ve un lado, y otras veces se ve el otro, pero raramente se ven ambos lados al mismo tiempo desde el mismo punto de vista.

Bueno, eso ocurre (ocurría) precisamente en un sector del Táchira llamado Guaramito, cuya entrada se encuentra a unos 6 kilómetros al sur de La Fría, del lado derecho yendo hacia San Félix (Táchira), donde venden todas esas ollas para la cocina.

Sí señor, las mismas fuerzas armadas venezolanas que ahora dicen querer protegernos de los paramilitares colombianos, han estado colaborando con ellos en Guaramito (entre muchos otros lugares) desde hace muchos años.

¿Entonces?

¿Cuál es el chiste?

¿Ven ahora por qué me dio tanta rabia ver esa noticia de RT?

Ver (Guaramito): https://www.aporrea.org/ddhh/a268185.html

Me da muchísima rabia de saber que se demoraron más de 8 años en despertarse y en asumir sus debidas responsabilidades, así como finalmente lo están haciendo ahora en el Alto Apure, sin embargo, creo que sea demasiado tarde.

Mientras Colombia poco a poco va sanándose de más de 50 años de enfrentamientos armados y militares, asesinatos, secuestros, extorsión, bombas, torturas, y muerte, al mismo tiempo forzando a que sus paramilitares busquen refugio en Venezuela y allí continuar con sus atrocidades (porque en Colombia no los quieren, quieren paz), Venezuela va en el sentido contrario, haciendo poco, o nada y demasiado tarde para impedir que se filtren los paramilitares colombianos y sus hábitos a nuestro territorio.

En mi estimación, --- debido principalmente a la negligencia Estatal y a los intereses personales de enriquecimiento ilícito fronterizo por parte de las clases dominantes de Venezuela ---, hemos finalmente absorbido y adoptado el paramilitarismo colombiano como nueva forma de vida y muerte.

Creo que eso es lo que está ocurriendo hoy aquí en Venezuela, pero es demasiado tarde para cambiarlo, no podemos retroceder, pienso yo. Deberemos sufrir por lo menos 50 años de lo mismo. o peor, así como lo hizo Colombia, antes de que hagamos algo efectivo al respecto.

No hemos aprendido nada hasta ahora, ese es el problema, ven, lo que pasa es que todavía pensamos como cavernícolas donde la codicia siempre es más fuerte que el necesario sentido de responsabilidad.

Estamos jodidos.

Nos estamos convirtiendo en la nueva Colombia.

O, mejor dicho …

Nos hemos convertido en la nueva Colombia.

oscar@oscarheck.com


 




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 765 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor