Llegó la hora de revertir, la expresión popular "Caracas es Caracas, lo demás es monte y culebras"

 La historia colonial venezolana, nos remonta a la Caracas productora de café, cacao, donde los espacios, el clima, y la cercanía con el mar caribe, nos fue condicionando, a partir de la llegada de inmigrantes, los motivos la guerras mundiales, por nuestras fronteras recordemos, Italianos, Españoles, Portugueses, Ingleses, Franceses, Alemanes, Árabes, por el norte y por el sur Brasileros, y colombianos por los estados que hacen frontera, sin olvidar, el contacto con las Antillas, Trinidad y Tobago, que ahora es país fuente de empleo para muchos venezolanos, cada colonia, miraba con alegría y provecho, las potencialidades de nuestras tierras, y fueron poblando, espacios, cercanos, instalándose, grandes haciendas, fincas, y por demás decirlo de la influencia en el estilo de las más preciadas edificaciones, y no le dimos importancia en conjunto, y es una opinión personal, a todo ese potencial, en minerales, caudales, selvas, montañas.

Hemos heredado, por así decirlo identidades, y formas de vida, lo menciono muchas veces el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, cuando decía: "Apure yo soy tu hijo", y también decía cuando me retire a descansar me iré a lo más profundo del llano venezolano, allí justo allí, hoy en día, se caldearon los ánimos, y ahora sí, se habla de soberanía, en los sitios más desolados, más solitarios, que se presta aun en conflicto para tráfico, y dominio, producto de la ausencia y presencia de generaciones, colombo-venezolanas, que aman la patria grande que conceptualizo Miranda, que defendió el Bravo de Apure, Páez, y que ahora resulta que le aplican términos inapropiados, por convertir esos espacios en su gran hacienda.

 

Año Bicentenario de la Batalla de Carabobo, y precisamente ahora, es cuando estamos enfrentados, en batalla campal, IN SITU, dejando bajas de lado y lado, de insurgencia y militares venezolanos, favoreciendo la mediática humanitaria de Colombia, ofreciendo, espacios, alojamiento a los desplazados, venezolanos que en vez de subir al norte de su país, se fueron a Colombia, de seguro también tiene que ver la influencia inflacionaria, de tomar esas decisiones, sin conocimiento o con él, de la media tez, comunicacional, priorizando, los beneficios políticos, que esto representa, falta decir que seguro, actores de la derecha política venezolana, hagan presencia de aquel lado tomándose las fotos, y dando entrevistas a emisoras de radio colombianas que incluso se escuchan en nuestras fronteras, claro el ejercicio político, tiene aristas, y cada quien saca provecho de la forma y de fondo.

Por ese motivo, siempre hemos luchado, porque existan medios comunitarios, alternativos, a lo largo y ancho de nuestras fronteras, y fortalecerlas, pero la burocracia, la demagogia, y la falta de voluntad política no nos han permitido avanzar ni por ejes transversales, ni por ejes regionales, y entonces quedamos a la espera, de Don Cojon de la Mancha que decida, para ¿Quién, cuándo y cómo nos van a fortalecer?, pero no allá, en caracas, es aquí donde hay monte y culebra, donde tenemos las mayores reservas, de minerales, de recursos hídricos, y los que aún faltan por descubrir, y explotar discrecionalmente, según vayamos andando.

Si nuestros gobiernos miraran de verdad las potencialidades, y las oportunidades, de salir de esta crisis, brindaría mayor apoyo, para que nuestros coterráneos en vez de emigrar a hermanos países, pues deberíamos ofrecer, para su permanencia en estos lares, la producción de alimentos, aún más de lo ya establecido, y que permita DESARROLLO FRONTERIZO, pero con SEGURIDAD, y presencia CIVICO-MILITAR, incluido el MILICIANO, y que además, se garanticen toda la institucionalidad del estado, con presencia allí y evitar el engorroso, trámite burocrático-demagógico-partidista, y que todos cabemos, en nuestros espacios.

Se trata en conclusión de un tema generacional, de presente de futuro, de verdad, la patria grande, y que nuestras fronteras sean por siempre el nicho invisible, que nos trata de separar, pero que la historia, contemporánea está en deuda, porque sus actores, y quienes la escriben, no quieren actual.

Llego la hora de revertir, la expresión popular "Caracas es Caracas, lo demás es monte y culebras".

O habitamos nuestras fronteras, en permanencia, o seguirán siendo, corredores, tan solo eso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 641 veces.



Benito Cabrera

Vocero Nacional Del Consejo de Planificación y Participación de la Comunicación del Poder Popular, del Bloque 3 del Estado Bolívar, Eje de Comunicación Popular Orinoco-Apure. Facebook: Coroba Apurinoco Comunitaria

 coroba893fmcaicaradelorinoco02@gmail.com      @fundaradioytv

Visite el perfil de Benito Cabrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: