Camino a Carabobo; febrero 21

Sobre la reinstitucionalización del Estado-Nación, como entonces, hace doscientos años, uno o el mayor reto, pos Carabobo y lo que la victoria del campo de batalla representaba: ¡Diez años, habían trascurrido desde julio de 1811! y la nación, en deplorable y caótico estado, demandaba de los mejores oficios, como lo demandaba y exigía la América Hispana, al igual que hoy, ¡no es por casualidad!, es sin duda consecuencias de imposiciones y continuidad de esos viejos deseos de mantenernos dominados.

Dice un viejo estudioso desde las filas libertadoras que: «¡Las cosas y acciones pequeñas en cascada y eficiencia, edifican naciones, sistemas, muros infranqueables y consolidan victorias paulatina e irreversiblemente!»…

Hoy Camino a Carabobo y sus doscientos años de historia patria, gloriosa, en la búsqueda de la soberanía e independencia, no puede el gobierno, en la construcción de un Estado de bienestar y justicia social, desentenderse de las acciones más elementales, que por su sencillez parecen no tener relevancia ni trascendencia noticiosa, pero; que sumadas al accionar contra la acción de gobierno, atentan, buscan confluir en la inestabilidad política, económica y social de la Nación:

Comunicaciones; más de uno, como nos enseñó Chávez y las ‘derrotas’ del 4 de Febrero y el 11 de Abril. Bolívar, ‘hombre de mil proclamas y mil historias’, desde cuya sabiduría nace el periodismo y la necesidad de comunicación venezolana, americana de entonces, como ‘arma ideológica de la gesta libertaria’, con Cantv y sus ‘fallidas’ conexiones, la ineficiencia en los medios o maneras de recarga a través de las diversas plataformas, incluido el sistema Patria, hasta ahora, ¡no hay manera de recargar eficientemente el prepago de Movilnet ni el pago de la factura telefónica residencial! Lo propio ocurre con el pago de agua potable, en oriente Hidrocaribe, ni a través de Patria.org. En el sistema de farmacias FarmaPatria o antiguas FarmaComunal (Cumaná) no hay sistema biopago, en Farmaarorro, ¡no les da la gana a la ‘señora encargada’, de vender medicamentos con el uso de las ayudas gubernamentales a través de este sistema biométrico. En Margarita –no me costa, la buena o mala intención de la denuncia– ‘las FarmaPatria solo aceptan dinero en efectivo’. Del sistema bancario, ni se diga la interconexión y tardanza de transferencias entre Patria y Banco de Venezuela, o la ineficacia de la plataforma de este banco... Caso particular Banesco, ¡horrible! ‘¡Dos tres años, peor aún durante este último de confinamiento por estado pandémico, sin poder actualizar datos, que desbloqueen cuentas de ahorros o tarjetas, hasta que; ‘le de la gana al empleado de turno’ de aceptarte o negante tal o cual requisito físico… ¡Así, paulatinamente, vamos perdiendo la vida, el tiempo que de ella nos queda, y tan necesario para construir una Patria. ¡La Patria Soñada de Carabobo!

La universidad y su reconstrucción, abandonados y desvalijados los Campus –como el de Cumaná de la Universidad de Oriente–, más allá de la inversión –incuantificable para estos tiempos– debe prevalecer la razón, la luz y entender que: ‘¡Nada de lo que se meta por inversión del Estado, prevalecerá, si no hay una acción política del Estado, del gobierno, en su preservación y sobre todo, en la atención estructural, social, contra la miseria, marginalidad, exclusión, delincuencia organizada, que afecta a la sociedad toda, particularmente a las aledañas a estos centros de educación!’. A decir de las autoridades universitarias y oposición política, interesada en la creación del estado-nación fallido, ha sido esta acción vandálica auspiciada por el gobierno, quien ha llevado a tal condición de inexistencia a los recintos universitarios. En ese sentido, mire que la reciente ‘Ley sobre uso y exportación de chatarra’ abre las puertas y ventanas para toda acción vandálica contra la propia estructura del Estado-Nación, ‘¡ya veo a los compradores y exportadores de chatarra, frotándose las maños, ante el desmantelamiento de toda infraestructura existente!’…

¡Cuidado…, en esas cosas, acciones y decisiones pequeñas, se va la vida, la idea de patria buena, grande, soberana, libre e independiente! ¡Se va la historia victoriosa de Carabobo!

¡Vista y pendiente, Nicolás!

Sobre la reinstitucionalización del Estado-Nación, como entonces, hace doscientos años, uno o el mayor reto, pos Carabobo y lo que la victoria del campo de batalla representaba: ¡Diez años, habían trascurrido desde julio de 1811! y la nación, en deplorable y caótico estado, demandaba de los mejores oficios, como lo demandaba y exigía la América Hispana, al igual que hoy, ¡no es por casualidad!, es sin duda consecuencias de imposiciones y continuidad de esos viejos deseos de mantenernos dominados.

Dice un viejo estudioso desde las filas libertadoras que: «¡Las cosas y acciones pequeñas en cascada y eficiencia, edifican naciones, sistemas, muros infranqueables y consolidan victorias paulatina e irreversiblemente!»…

Hoy Camino a Carabobo y sus doscientos años de historia patria, gloriosa, en la búsqueda de la soberanía e independencia, no puede el gobierno, en la construcción de un Estado de bienestar y justicia social, desentenderse de las acciones más elementales, que por su sencillez parecen no tener relevancia ni trascendencia noticiosa, pero; que sumadas al accionar contra la acción de gobierno, atentan, buscan confluir en la inestabilidad política, económica y social de la Nación:

Comunicaciones; más de uno, como nos enseñó Chávez y las ‘derrotas’ del 4 de Febrero y el 11 de Abril. Bolívar, ‘hombre de mil proclamas y mil historias’, desde cuya sabiduría nace el periodismo y la necesidad de comunicación venezolana, americana de entonces, como ‘arma ideológica de la gesta libertaria’, con Cantv y sus ‘fallidas’ conexiones, la ineficiencia en los medios o maneras de recarga a través de las diversas plataformas, incluido el sistema Patria, hasta ahora, ¡no hay manera de recargar eficientemente el prepago de Movilnet ni el pago de la factura telefónica residencial! Lo propio ocurre con el pago de agua potable, en oriente Hidrocaribe, ni a través de Patria.org. En el sistema de farmacias FarmaPatria o antiguas FarmaComunal (Cumaná) no hay sistema biopago, en Farmaarorro, ¡no les da la gana a la ‘señora encargada’, de vender medicamentos con el uso de las ayudas gubernamentales a través de este sistema biométrico. En Margarita –no me costa, la buena o mala intención de la denuncia– ‘las FarmaPatria solo aceptan dinero en efectivo’. Del sistema bancario, ni se diga la interconexión y tardanza de transferencias entre Patria y Banco de Venezuela, o la ineficacia de la plataforma de este banco... Caso particular Banesco, ¡horrible! ‘¡Dos tres años, peor aún durante este último de confinamiento por estado pandémico, sin poder actualizar datos, que desbloqueen cuentas de ahorros o tarjetas, hasta que; ‘le de la gana al empleado de turno’ de aceptarte o negante tal o cual requisito físico… ¡Así, paulatinamente, vamos perdiendo la vida, el tiempo que de ella nos queda, y tan necesario para construir una Patria. ¡La Patria Soñada de Carabobo!

La universidad y su reconstrucción, abandonados y desvalijados los Campus –como el de Cumaná de la Universidad de Oriente–, más allá de la inversión –incuantificable para estos tiempos– debe prevalecer la razón, la luz y entender que: ‘¡Nada de lo que se meta por inversión del Estado, prevalecerá, si no hay una acción política del Estado, del gobierno, en su preservación y sobre todo, en la atención estructural, social, contra la miseria, marginalidad, exclusión, delincuencia organizada, que afecta a la sociedad toda, particularmente a las aledañas a estos centros de educación!’. A decir de las autoridades universitarias y oposición política, interesada en la creación del estado-nación fallido, ha sido esta acción vandálica auspiciada por el gobierno, quien ha llevado a tal condición de inexistencia a los recintos universitarios. En ese sentido, mire que la reciente ‘Ley sobre uso y exportación de chatarra’ abre las puertas y ventanas para toda acción vandálica contra la propia estructura del Estado-Nación, ‘¡ya veo a los compradores y exportadores de chatarra, frotándose las maños, ante el desmantelamiento de toda infraestructura existente!’…

¡Cuidado…, en esas cosas, acciones y decisiones pequeñas, se va la vida, la idea de patria buena, grande, soberana, libre e independiente! ¡Se va la historia victoriosa de Carabobo!

¡Vista y pendiente, Nicolás!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 858 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: