Crítica ácida

Léelos L S I y no seas J B

El titular es textual al mensaje que recibí de quien se identifica con dos nombres y dos apellidos, que no voy a revelar porque no se trata de darle promoción, en realidad pienso se trata de falsa identidad, me da la impresión por el estilo del escrito que es un caballero o dama que en anterior oportunidad fue soez. En mi respuesta entre ironías por las groserías que le acompañan, incluí sin palabrotas una interrogante ¿usted se atreve a decirle a sus hijos o nietos que le lean? seguro se avergonzarían del padre o madre, abuelo o abuela, por las vulgaridades empleadas.

He aclarado que no soy funcionario, mi edad es cercana a los 80, a escasos tres meses, no suelo contestar la insultocracia, la persona me dice hala mecate utilizando dos palabras iniciadas por las letras J y B, reclama mi apoyo a la Ley Antibloqueo, presumiendo no leí a Pascualina Curcio, María Alejandra Díaz y el Profesor Luis Britto García, tres figuras a quienes admiro tremendamente. Le envié una sencilla explicación de mi apoyo a la disposición legal, indicando que sí leí las opiniones que cita, y también las del Profesor Herman Escarrá, ¿las habrá sopesado el internauta que me insulta?

En todo caso se trata de la política socialista que emerge de la Venezuela atacada en forma salvaje, y la necesidad de hacer lo que esté a nuestro alcance socialista a fin de defender la patria atacada inmisericordemente, y de manera miserable los ataques externos por la politiquería barata de malvivientes de la política nacional, arribistas oportunistas capaces de venderle su alma al diablo, entregando la patria misma a potencias extranjeras o intereses foráneos por comodidad burguesa.

Les será muy difícil a revolucionarios y contrarrevolucionarios, comprender que debemos responder a una guerra asimétrica, urdida por los mismos que nos matan de hambre, dificultan el quehacer ciudadano normal, no condenan gobiernos obedientes a los intereses de EE UU y países europeos con gobiernos satélites, plagados de masacres y asesinatos selectivos, aplicando medidas totalmente antidemocráticas siempre y cuando las mismas no contradigan los designios que nos quiera imponer el coloso del norte, el mismo que nos esquilma y conforma un panorama antivenezolano a través de la prensa mundial.

Hemos aprendido en los últimos 22 años, ocho meses y dos semanas a partir del 2 de febrero 1999, a reconocer las diferentes fórmulas aplicadas por el capitalismo salvaje en contra de nuestro pueblo de menores ingresos, y el dominio ejercido entre 1959 y 1999 por los USA, en quinquenios complacientes, alcahuetes, celestinos y escasos de ideas soberanas, que le dieron la espalda a los conceptos, pensamientos y actitudes del padre de la patria Simón Bolívar junto a preclaros hombres y mujeres que lucharon por la independencia y soberanía, los primeros en expulsar el yugo imperial europeo en esta parte del mundo desde la llegada de los conquistadores, a Venezuela en 1498.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 421 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas