¡Orden en la pea!, señora abogada

El derecho positivo, sin una fuerza efectiva que lo aplique, sin instituciones reales que obliguen a su ejecución, sin un pueblo que lo reclame (si no es natural), es pura paja. La abogada se pregunta ¿Es creíble o será eficaz contra el bloqueo internacional crear una ley para favorecer al capital privado interno y extranjero?https://www.aporrea.org/imprime/a295918.html Yo le respondo: No es creíble, y no es eficaz. Sobre todo cuando (sabemos que) NO existe… ni un pueblo, ni un gobierno, que sea capaz de impedir que una Nación Imperial, hegemónica, dueña de sus propias leyes (es decir, que le resulta "natural" hacer con ellas lo que sea); de SU economía y la nuestra por imitación, la cual se rige por las normas del mercado capitalista y del sistema de producción capitalista; con SU moneda, no la nuestra; con todo el respaldado comunicacional, el cual controla nuestras mentes y nuestras medios de información y programas mañaneros, incluidos los de VTV; y que cuenta con poder de fuego mortal. NO HAY MANERA QUE EN MEDIO DE ESTE DESASTRE SOCIAL Y ECONÓMICO PODAMOS EVITAR EL BLOQUEO, NO HAY LEY QUE SIRVA PARA ESO, ¡NO ABOGADA, NO LA HAY!

El problema que señala Luis Britto García, a mi manera de ver, es de orden lógico y político. Es decir, ¿Cómo un gobierno que se dice socialista y soberano sanciona una ley que contradice LO socialista y soberano hecho hasta ahora por la revolución? No se trata de tecnicismos estúpidos de la ley, se trata de la voluntad de quienes tienen que hacer que se cumpla. Ya tenemos todo lo necesario en leyes para evitar el famoso bloqueo, ESO ES LO QUE BRITTO NOS ESTÁ DICIENDO, lo que falta es la voluntad política para aplicarlo, para desarrollarlo en acciones prácticas consecuentes con la revolución socialista.

Lo único que puede contrarrestar el bloqueo y resistirle al imperio es el socialismo y la voluntad de UN PUEBLO UNIDO MORALMENTE en torno suyo, hacer las cosas de forma contraria a esos intereses hegemónicos, con más revolución y con más socialismo. Con la Venezuela que tenemos, con un pueblo diluido en necesidades y hambre, buscando dónde y cómo puede resolver el día, dejado a merced de los tiburones del capitalismo criollo (y la burguesía revolucionaria), esclavo de los mercachifles y banqueros, de cuanto bicho especulador hay por ahí, con una Venezuela de papel no hay ley, por mágica o "astuta" que sea, que pueda contra el imperio. Una vez se redactó una constitución que le prometía independencia y justicia, y ahora vive a expensas del capitalismo nacional ¿Va ese pueblo a creer en una inútil ley antibloqueo que propone lo mismo que nos ofrece el imperio?

La abogada dice "Las fallas del aparato burocrático del Estado, no se deben a la aplicación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, por el contrario, es la falta de aplicación de la misma, a sus desviaciones lo que ha ocasionado el estado de cosas interno y caos que impera." – Es decir abogada, eso que usted describe como falta de aplicación de la constitución es una carencia política, la falla no es técnica, es política. Me explico: cuando nuestros líderes dejan de ser líderes, el chiripero queda de su cuenta. Si no hay modelos éticos y políticos, gente convencida y clara de cuáles son las prioridades de la revolución socialista (en la aplicación de sus principios), no hay revolución socialista. La única ley que gobierna en una revolución socialista es la LEY DE LA REVOLUCIÓN. Ni siquiera la constitución, la cual siempre sería susceptible de ser modificada. Y esta ley sagrada gobierna en virtud de la esfuerzo de sus líderes y del pueblo que los respalda. ¡Esto es lo que piensa un tira piedras!... En el gobierno central, en las regiones, dentro de los ministerios; si todo se resolviera con sólo aplicar técnicas de organización y sistemas, no tendríamos tanto bicho haciendo trampas… ¡…si se aplicara la ley!… Bien, la ley la aplican las personas, y funciona de forma más sencilla cuando creen en ella. Si el gobierno central no cree en la constitución como arma política ESTAMOS FRITOS, amiga abogada.

Lo que pasa es que (el gobierno) se ha dedicado a manipular la LEY tanto, a abusar de los tecnicismos legales, hacer trampitas con son lógica, que – no solo el Estado, la fiscalía, el TSJ, la AN –, ya la misma Asamblea Nacional Constituyente, donde residiría nuestra soberanía, se venció, ¡así mismo!, caducó, como la leche líquida; no representa nada ni a nadie que no sea al gobierno central, el cual hace rato que perdió autoridad, mucho menos al SOBERANO. Son realidades, no formas abstractas del llamado derecho positivo, que de positivo solo le quedan las ganas de serlo.

Nada de esto se resuelve en el mundo de las ideas y menos en el mundo del deseo. EL gobierno está resuelto a terminar con el socialismo y con Chávez, y su pequeña lógica y sus buenos deseos, abogada, no lo va hacer desistir. Así como una ley hecha por ellos no va a cambiar la política de Estado del imperio. Se trata de una confrontación de fuerzas, físicas y de fuerza moral, como aquella que le dio la victoria a Cuba y a Vietnam (imagínense a Fidel decretando la victoria de Bahía de Cochinos con una ley ejecutiva, a al Vietcong alzando una resolución de la UNO para echar a los gringos).

Entre los técnicos (los abogados) y los políticos socialistas (dentro de los cuales hay abogados) hay una diferencia de percepción. Los primeros tienden a fabricar su propia realidad a conveniencia, a sus necesidades, para ganar juicios, los segundos deben obedecer a la realidad para obtener victorias. Los primeros no creen en ideales, solo los usan para sus casos, a los otros los mueven esos ideales.

¡NO A LA LEY ANTIBLOQUEO! ¡VIVA CHÁVEZ! ¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2298 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas