El detalle que impide que Trump nos invada y un pacto de mafias colombianas

1-. Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Unos 450 influenciadores de Colombia y el mundo, entre los que me cuento, estamos en peligro de muerte. Según una lista que revela el diario El Espectador de Colombia, fuimos monitoreados en Twitter por el gobierno del subpresidente Iván Duque, a través de la firma Du Brands. Y hablamos de un gobierno narcoparamilitar, criminal, que actualmente mantiene una matanza de campesinos en los sectores rurales neogranadinos. En las dos primeras columnas de la lista, estamos registrados con el nombre y la cuenta, luego, en las otras siete, estamos categorizados por "positivo", "negativo", "neutro" y "N/A", durante los meses junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre, posiblemente de 2019. Sin duda, estos bandidos se quieren mantener en el poder a través del terror, matando gente, asesinando denunciantes.

* Hice una propuesta que no imaginé causara tanto escozor en la oposición, porque se basa en las acciones gringas y, para la oposición, si es gringo es bueno. En realidad, no comparto este tipo de medidas criminales, pero si los genocidas del norte les pusieron precio a las cabezas del presidente Nicolás Maduro, de Diosdado Cabello, no veo porqué nosotros no le podemos poner precio a las cabezas de Julio Borges, Tomás Guanipa y a la de todo ese grupo de golpistas fugitivos, que viven en Colombia con el dinero que roban de Monómeros. Además, son cómplices del subpresidente santandereano, Iván Duque, en las acciones desestabilizadoras contra Venezuela.

* Uno de los golpistas que reaccionó, porque sugerí que le pusieran precio a su cabeza fue Tomás Guanipa, golpista, apátrida, vendido al imperio gringo; hermano de Juan Pablo Guanipa quien, en todas las campañas municipales, le vendía las candidaturas de la Alcaldía de Maracaibo al exconvicto Manuel Rosales, y enseguida montaba un restaurante llamado Té con Té. Tomás Guanipa le apoyó a su hermano la matanza de inocentes, que protagonizó en Maracaibo con Eveling de Rosales en las guarimbas. Ah, pero ellos quieren pasar lisos. No pagar cárcel.

* El golpista Juan Pablo Guanipa le tuvo miedo al Zulia y a su gente. No solo es un ladrón que también chupa de Citgo y Monómeros, sino un cobarde a quien no le dieron los pantalones para asumir el compromiso que significa trabajar por los zulianos; apenas recibió la orden del imperio norteamericano, corrió como un cobarde. Y eso lo mantendrá marcado para toda la vida. Como muchos opositores golpistas, un violento sin personalidad ni criterio que pretende ser político. Y no solo vendía sus candidaturas a la Alcaldía de Maracaibo, sino que él y los hermanos, entre ellos Tomás Guanipa, recibían obras con sobreprecio del exconvicto Manuel Rosales y Eveling de Rosales.

* Vea en detalle el dinero (4.600 millones de dólares) de Venezuela que el ladrón Juan Guaidó tiene cocinando en los bancos del exterior, para robárselo en complicidad con los gobiernos de esos países. Novo Banco: $1.547.322.175,89, Banco de Inglaterra: $1.323.228.162,57, Clearstream: $517.088.580, 00, Citibank: $458.415.178, 49, Sumitomo: $507.506.853, 37, Unión Bank: $230.024.462, 00. Por eso chavistas y opositores lo desprecian tanto. Por eso, nunca llegará a Miraflores. Esos son los recursos de las medicinas y los alimentos del pueblo.

* La venganza de un criminal. Lo advertí y está ocurriendo. Después que el narcoparaco Alvaro Uribe Vélez publicó una foto de él con cara de angelito envejecido, se redobló la matanza de líderes sociales en Colombia. Según el diario El Tiempo de Bogotá, de esos días para acá, se han registrado 11 masacres que han dejado unas 30 víctimas. Mientras Uribe siga gobernando Colombia -porque ese es el verdadero presidente de Colombia, no Iván Duque-, continuará el exterminio de campesinos.

* Luego que reventara el escándalo de Jeffrey Epstein, jefe de una banda de pedófilos que suministraba niñas de 11 y 13 años a poderosos en el mundo, entre los que destaca Donald Trump, pareciera que hay pederastas aprovechando la situación para promover la normalidad y la legalización de esa aberración. Hasta Netflix publicó en cartelera una película con niñas incitando al desfloramiento, como metaforizó ese gran escritor, Miguel Otero Silva, en su obra: "La Piedra que era cristo". Alerta ante esa perversión. He visto mucho rechazo, pero también a degenerados que van acomodando con sigilo sus argumentos uno detrás de otro para justificar tal barbaridad.

* Los gringos y el gobierno de facto de Bolivia acusan a Evo Morales de tener un romance con una niña de 14 años. La joven, ahora con 19 años, lo desmintió y denunció acoso por parte de las autoridades bolivianas para que sostuviera la denuncia. Sin embargo, los gringos ocultan en la medida de lo posible, que el depravado sexual Donald Trump se convirtió en cliente número uno de la banda pedófila del degenerado Jeffrey Spteind, a pesar de las denuncias de las víctimas, actualmente mujeres en su contra. No hallan como minar la popularidad de Evo en Bolivia.

* Déjenme recordar estas palabras del comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), Remigio Ceballos, porque el subpresidente santandereano, Iván Duque, a veces parece decidido a tentar al diablo: "Los órganos internacionales de inteligencia aliados a Venezuela, nos informan que Colombia prepara una agresión y la FANB responderá con fuerza y contundencia cualquier acción contra la soberanía y la independencia de Venezuela, bajo el mando de nuestro Comandante en Jefe Nicolás Maduro Moros".

2-. Un pacto de mafias colombianas… Entre las mafias hay pactos que contemplan acuerdos, códigos, palabra de honor. No crean que eso es cuestión de novelas, de series televisivas o de cine. Los capos en la vida real hacen sus negocios, se reparten el dinero, celebran; sin embargo, están sujetos a enfrentarse en cualquier circunstancia, a sacrificar gente clave de sus propias filas, incluso, eso puede estar entre los tratos, la palabra empeñada, las normas establecidas. Ante una situación inesperada, cada quien asume sus consecuencias. Nadie se ha visto. Nadie expone el pellejo por nadie. Y eso ocurre en Colombia, con la particularidad de que el grupo mafioso más poderoso opera desde el Palacio de Nariño, y el otro está internado en la frontera colombo-venezolana. Les explico. Hay vínculos evidentes entre los oligarcas que están al frente del Gobierno santandereano y el grupo paramilitar Los Rastrojos, brazo ejecutor de líderes sociales en Colombia. Esa relación se ha hecho demasiado evidente desde que llegó a la presidencia Iván Duque, con votos comprados por narcotraficantes a instancias del criminal Alvaro Uribe Vélez. Ya eso no lo pueden esconder ni en Colombia ni en el mundo. De allí, que la Corte Suprema de ese país, se las ingenió para dictar una sentencia que se viera como un acto de justicia, pero, en el fondo salvar a este criminal de verdaderos delitos, como la masacre a líderes sociales, los falsos positivos, las fosas comunes y el narcotráfico; paralelamente, las autoridades capturaron al delincuente Andrés Felipe Berríos Rúa (a) "Brayan", el tercer cabecilla en la línea de mando de la banda Los Rastrojos, quien, según la prensa colombiana, llevaba doce años al servicio de ese grupo paramilitar y estaba al frente de 50 criminales; también apresó a su hermano, Carlos Berríos Rúa (a) "Piraña", quien tenía bajo su cargo a 35 asesinos más. Pero eso no se trata de ningún combate al paramilitarismo, como la prensa colombiana al servicio del narcogobierno santandereano quiere hacer ver, eso se trata del pacto de mafiosos del que les hablo, en este caso entre la oligarquía colombiana y Los Rastrojos. Tienen sus negocios en el narcotráfico y la eliminación de campesinos, no obstante, las circunstancias los hizo enfrentar. Los bandidos del Gobierno, al verse acorralados ante los señalamientos de los adversarios, del pueblo y la opinión pública en general, tuvieron que actuar, ahora las fuerzas públicas de Colombia los buscan y ellos (los paramilitares) se esconden, pero repito, eso forma parte de las particularidades de los pactos entre mafiosos. Ambos bandos están conscientes de tal situación. Cada quien aseme ahora como puede su defensa y protección.

3-. El detalle que impide que Trump nos invada… Desde un principio vi el contagio del covid-19 en Venezuela como un arma de ataque en contra nuestra. Y así lo pueden leer en mis columnas anteriores: https://www.aporrea.org/actualidad/a291707.html, https://www.aporrea.org/actualidad/a291181.html, https://www.elregional.info.ve/el-entierro-de-munecos-infectados-por-covid-19/... Ciertamente nada más eran presunciones de mi parte, pero no tenía ninguna duda y poco después, el presidente Nicolás Maduro Moros, develó que, en una acción deliberada, el gobierno del subpresidente de Colombia, Iván Duque, montaba en un mismo autobús de regreso a Venezuela a contaminados y sanos, con el fin de que se contagiaran todos y se propagara el coronavirus en la Patria de Bolívar. Luego, se detectó una avalancha de migrantes venezolanos hacia nuestro país por las "trochas". Y los mismos "trocheros" delataron una campaña en Colombia en la que les advertían que, si tomaban la vía legal de retorno a Venezuela, serían confinados en la frontera sin ninguna asistencia, e irremediablemente se contagiarían con el peligroso virus; así les cobraban entre 100 y 150 dólares para trasladarlos por los también llamados caminos verdes… Ahora, nuestro embajador en la ONU, Samuel Moncada, en una serie de tuits, sustentados con fotos, de documentos firmados, de reuniones, desmonta paso a paso todo el plan criminal. Resulta que la jugada del anticristo Donald Trump era promover el contagio en Venezuela que, sumida en una crisis económica, traería como consecuencia el desborde de compatriotas enfermos hacia los países vecinos que, al verse colapsados, procederían en contra de nuestro país, pero se encontraron con el detalle de que el gobierno de Maduro resultó ejemplo en el mundo por su labor de prevención contra la pandemia, y quedaron sin excusa para atacar. El embajador Moncada dice en sus certeros trinos que: "¡Es un experimento genocida que nuestra Nación nunca había enfrentado…!" … "En primera fase, Venezuela sería desbordada por contagios y los venezolanos desesperados colapsarían los servicios de salud de Colombia y Brasil" … "Segunda fase: Colombia y Brasil desesperados por la amenaza pandémica de Venezuela pedirían la intervención de organismos internacionales sin obtener respuesta. Entonces "se verían obligados por auto-preservación" a actuar contra Venezuela … "Tercera fase: Los ataques contra Venezuela serían antes de las elecciones presidenciales de EEUU…".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5940 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: