La Empresa Nacional Forestal ha perdido su brújula

Así decimos los forestales cuando algo se sale de curso. A un lado han quedado sus objetos y tareas fundacionales (G.O. 39.436 de fecha 01/06/2010 y G.O. 39.742 de fecha 24/08/2011). Es perentorio que el camarada ministro de ecosocialismo, de quien duda no cabe de su compromiso político, experticia administrativa y capacidad gerencial, por haberlo demostrado en diversas funciones públicas que ha desempeñado siempre con éxito, proceda a revisar tal situación y a tomar los correctivos pertinentes. ENFORESTAL debe retomar su camino y ocupar el verdadero lugar que le corresponde en la batalla que nuestra patria libra por su real independencia y suficiencia.

La Empresa Nacional Forestal S.A. fue creada por y como órgano de apoyo al MINEC para la planificación conservación uso y manejo sustentable del patrimonio forestal del país, administrador delegado de nuestras reservas forestales y otros espacios similares, coordinador de los planes de ordenación y manejo forestal que se formulen dentro de las unidades de manejo en las reservas forestales, facilitador del empoderamiento y acompañante técnico de las comunidades locales y organizaciones sociales que quieran incorporarse al asunto forestal, desarrollador en todo el territorio nacional de proyectos de plantaciones, encargado de producir sustentablemente bienes y servicios forestales; todo bajo una visión socialista, en estrecha unión con las comunidades locales y las organizaciones sociales, pero también, sin duda, con la iniciativa particular, la empresa privada, promoviendo la creación y consolidación de redes productivas.

Lo que en sus manos tiene ENFORESTAL es nada más y nada menos que el patrimonio de las futuras generaciones del país, y una histórica responsabilidad para con la humanidad toda. No puede la empresa nacional forestal convertirse o conformarse con ser un simple facilitador y supervisor de los trabajos de explotación maderera que terceras empresas realizan, por lo cual recibe una alícuota. Entiendo que la ENF debe apertrecharse de recursos para existir y avanzar, pero esto no puede significar su confinamiento ni el abandono de los principios científicos y técnicos.

La ENF viene "simplificando" (por no decir, "desvirtuando") el bagaje técnico desarrollado por la misma ENF años atrás y por las universidades nuestras y del mundo, en su afán de lucro rápido, y camina en contra sentido de las orientaciones científicas del proyecto MINEC/FAO/GEF sobre Ordenación Forestal Sustentable y Conservación de Bosques en la perspectiva Ecosocial, conocido comúnmente como "Proyecto FAO" o "Proyecto Imataca".

Un viejo mal de nuestra dirigencia forestal nacional: las miras de los fusiles mal calibradas, apuntando por debajo de la diana. Dejamos de ver el bosque, hipnotizados por el árbol.

Creo que ENFORESTAL debe revisarse a tres niveles, en pro "ajustar" su mira.

Por "táctico" me refiero a lo que está en desarrollo actualmente y el lugar donde se realiza. A este nivel, es inquietante la manera en que están ejecutando los aprovechamientos madereros dentro de Imataca. No hay espacio acá para pasar a explicar, menos a detallar, los "por qué" de tal preocupación. La presidencia de ENF debería consultar con la Dirección General de Patrimonio Forestal, con el convenio FAO – MINEC, con nuestras universidades y con expertos independientes, sobre el manejo forestal que debe darse a Imataca, sobre cómo se vienen desarrollando los planes de manejo, los inventarios previos y las medidas compensatorias. Nadie puede olvidar que "no nos lo sabemos todo", en especial si se trata de un equipo profesional "nuevo o relativamente nuevo" y que, por encima de todo, la consulta permanente es siempre beneficiosa.

Resalto unas interrogantes sobre las actividades forestales que, bajo la responsabilidad de ENFORESTAL se vienen desarrollando en el eje Tumeremo – Bochinche de la reserva de Imataca:

¿Cuáles son las responsabilidades concretas de las empresas madereras alianzadas con ENF, para el aprovechamiento de esos bosques?

¿A quién corresponde ejecutar los programas y acciones forestales concebidos dentro de los planes de manejo autorizados, entiéndase, viveros y repoblación, recuperación de áreas degradadas, manejo de bosque intervenido, árboles padre, inventarios, investigación, vigilancia y control ambiental, ejecución de medidas ambientales?

Los beneficios a repartir de las alianzas comerciales establecidas, deben calcularse luego de descontar todos los gastos operacionales contemplados en los planes de manejo, es decir, una vez ejecutado "a satisfacción" el plan de manejo en su año correspondiente, se deben contabilizar y discriminar tales ejecutorías, procediendo entonces a devolver lo gastado, y luego repartiéndose el remanente (utilidad) entre el "alianzado" (empresa privada maderera contratada) y ENF según porcentajes acordados. Pero más allá del reparto de dividendos económicos, lo ineludible es que se apliquen los planes concebidos, en todos sus componentes, única manera de lograr un manejo "sustentable" del patrimonio forestal de la zona.

Otro asunto de suma importancia es el tema minero dentro de Imataca y más puntualmente dentro de las unidades de manejo asignadas. El eje Tumeremo – Bochinche es neurálgico en este sentido.

¿Qué dicen los Planes de Manejo de las unidades asignadas dentro de Imataca, sobre el tema minero y la recuperación de áreas degradadas?

Creo pertinente que la ENF, con apoyo de otras instituciones, establezca diálogos en pro de acuerdos para que los mineros asuman sus responsabilidades ambientales.

A nivel estratégico, la empresa debería voltear a ver también hacia otros "bienes forestales" y otras geografías: El Palmito, Las nueces, las "ramazones", los llamados "productos secundarios del bosque" en general; la recuperación de áreas degradas, las plantaciones, la investigación aplicada; San Pedro, El Delta, Guarapiche, Caparo y Ticoporo, entre otras locaciones, incluso dentro del mismo Imataca. Salir más allá del eje Tumeremo – Bochinche, dónde se ha enclaustrado la empresa.

Hago una apartado: Es oportuno brindar el reconocimiento, en especial a la Universidad de Los Andes, por su lucha permanente, sin nunca rendirse, a la FANB y al MINEC, por haber logrado sanear el Área Experimental Caparo de la ULA dentro de la R.F. de Caparo. Un crucial primer gran paso en pro de la salvación de lo que es patrimonio ambiental y científico del país y el mundo.

Estratégico es también la concreción de la red o redes productivas de la madera tropical, teniendo como objetivo final la exportación de productos aserrados. Esta tarea se ha buscado concretar por distintas vías sin éxito (una de ellas el llamado "Motor Forestal"). Creo que somos el único país del mundo tropical que, teniendo tal riqueza en bosques, no exporta sus maderas (o por lo menos no lo hace en la correspondencia debida). Las maderas tropicales son altamente apreciadas y valoradas en todo el mundo. ENFORESTAL puede aprovechar la oportunidad que significa la reactivación de la producción de madera en rolas proveniente de Imataca, para convocar a los actores, diseñar, formalizar y poner en práctica tal red productiva de la madera tropical; todavía quedan en el medio forestal venezolano, actores con fuerza e interés de conjugarse y lograr la generación de importantes divisas para nuestro país.

A nivel político, el compañero ministro de ecosocialismo debería revisar el rol de ENFORESTAL que delinea su decreto de creación (y acta constitutiva), en el marco de lo que señala la Ley de Bosques. Dicho decreto habla de atender el "patrimonio forestal, actuando "en todo el territorio nacional". Saltan algunas preguntas o reflexiones que deberían hacerse. Los capítulos I, II, III y IV del título V de la Ley de Bosques son muy explícitos y detallados cuando definen lo que ha de entenderse por patrimonio forestal, bosques, tierras forestales, productos forestales, manejo Sustentable, uso forestal, planes de manejo, fomento, mejoramiento y conservación del patrimonio, entre otros conceptos de interés.

¿La ENF fue creada solamente para atender los planes de manejo forestal dentro de las reservas forestales?

¿Tiene algo que ver la ENF sobre el patrimonio forestal existente fuera de las reservas forestales?

¿Qué hay de las "tierras forestales"? ¿Planes, proyectos sobre estas, por parte de ENF?

¿Le corresponde a la ENF participar (apoyar al MINEC) en lo concerniente a las plantaciones forestales existentes en el país, más allá de las reservas forestales?

Pero es que está evidente una interrogación mas:

¿Es el MINEC el órgano central al que debería estar adscrita ENFORESTAL?

Para mí, esta es una pregunta con respuesta. Un principio administrativo dice que si uno "ejecuta", otro es el que "fiscaliza". Hay quienes opinamos que un ente organización o institución que se dedique al aprovechamiento, uso o extracción de recursos naturales (componentes ecosistémicos) debería estar adscrito a ministerios que tienen que ver con la producción o la prestación de servicios, dejando al MINEC, ministerio que tiene el deber de velar por la conservación del patrimonio ambiental, la tarea de supervisar, fiscalizar, controlar y asegurar que dichos entes "productores" realicen sus labores de manera sustentable. Es un caso similar al de las hidrológicas, al de Maderas Del Orinoco S.A., al de Maderas Del Alba S.A., al de las mineras dentro del arco minero.

Pendiente están muchas cosas, no solo sobre la ENF o sobre el tema forestal venezolano, sino en todas las materias de nuestro acontecer nacional, y el tiempo va pasando inexorablemente. ¡Debemos apurar el paso!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 821 veces.



Inocencio Soto C.

Ingeniero Forestal

 ingenieroisoto@gmail.com

Visite el perfil de Inocencio Soto C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: