La Soberana 01 de Cuba. ¿Tenemos nosotros un enterovioformo o gritos "soberanos"?

"Soberana 01" es ya una victoria por partida doble frente la Covid-19 y ante el bloqueo de Estados Unidos"

Rubén G Abelanda

Chela, al ver a su Mamanta con la cara larga, supo que su mejor sueño, que siempre transcurre entre las cuatro y cinco de la mañana con el canto de la chiclías, pepes y los turpiales, el Carrao se lo había robado. Viéndola de mal humor, Chela comenzó luego justificar al guacharaco.

Esta mañana Mamanta, el guacharaco Carrao estuvo muy escandaloso. Parecía un radio loco gritando. El periodista Juancho Marcano, estuvo a punto de buscar su china de la infancia y salir muy dispuesto a darle un susto al Carrao. Ya cuando se había colocado su sombrero de cogollo y su tapaboca, Pipo lo contuvo.

El Carrao siguió soltando a los cuatros vientos su tropel: ¡Cuba Soberana! Así estuvo por muy largo rato.

Todo ese escándalo del Carrao Mamanta, era por la Soberana 01 de Cuba. Tronaba el Carrao, repitiendo muchas veces y en la madrugada: ¡Cuba Soberana!. En oportunidades, también soltaba en sus alocados y desafinados cantos: Así, así, así es como se gobierna.

Mira Mamanta, esto de Cuba es un ejercicio muy práctico y contundente de soberanía. Estando muy silenciosa y sin discursos escandalosos anti imperialistas, Cuba ahí va con su prueba de la Soberana 01. Siempre soberanamente, Cuba pujando y alguna lombriz suelta Mamanta. https://rebelion.org/soberana-01-la-vacuna-cubana-contra-la-covid-19-y-el-bloqueo-de-ee-uu/

Nuestra soberana prometió la paz y no sé si hay una cabeza en este país, en la cual quepa la idea de una paz con hambre. La paz no es falta de guarimba, la paz es barriga sin retortijones en las tripas a media noche con muchas pesadillas. La guarimba va por dentro Mamanta.

No me consta porque no he salido de estos conucos, pero no tengo porque tener dudas. Cuba tiene un SISTEMA de salud de calidad. Un SISTEMA Mamanta, como es un sistema en la realidad. No sé cómo, pero lo tiene y entre las situaciones que le han permitido a Cuba llegar a contar con un SISTEMA de salud de calidad, tiene que ver con el trabajo tenaz y creador. Cuba no vive lloriqueando el bloqueo. Lo pelea creando, trabajando y llevando solidaridad. Nosotros en cambio, hemos estado como el hijo de papito, que vive de la riqueza que la naturaleza nos ha dado.

Leí una vez un artículo Mamanta, en el cual se afirmaba, que Cuba ha inventado, producido o creado más de 300 fármacos para atacar a muchas enfermedades. Cuba no tiene petróleo y no ha tenido la suerte o mala suerte de Venezuela. No tuvo Dólares a montones ni tuvo un RECADI y luego un CADIVI. No hay mejor manera de ver los parecidos de la V con la IV, que detenerse y observar estas dos regaderas. Cada uno en su momento puso en práctica la misma repartidera para unos poquitos.

Mientras Cuba sin mucha bulla muestra al mundo una posibilidad para enfrentar el Covid-19 y el bloqueo; nosotros después de Jacinto Convit y unos pocos más, no tenemos mucho que ofrecerle al mundo en estos momentos de pandemia ni antes. Yo creo Mamanta, que en Venezuela en asunto de producción nacional de medicina, lograda con investigación, no ha podido con una versión o modalidad de aquella histórica pastillita que vendían en la bodegas de Venezuela para tratar la diarrea. No hemos podido Mamanta, ni tener una versión nacional de una enterovioformo para tratar la diarrea, ni de un cafenol para los dolores de cabeza.

Mira a Cuba con su soberana 01. Cuba ha sabido y aprendido a vivir con el bloqueo. Vive Mamanta y aprovecha las oportunidades. El bloqueo ha sido para Cuba oportunidades y para nosotros, el bloqueo nos permite seguir importando. Cada buque que llega a un puerto venezolano con gasolina, fertilizantes u otra vaina, es un triunfo de la revolución y da para tirar cohetes. Acumulamos un arrume de marchas que no le ponen queso a la tostada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: