Crítica ácida

Olla de presión injerencista del Gasparin no amistoso

La ira contra Venezuela prosigue por La Casa Blanca, el Secretario de Estado Mike Pompeo, fue a República Dominicana a certificar que el nuevo Gobierno en la isla caribeña a cargo del derechista presidente Luis Abinader se sume al grupo que sabotea constantemente la economía venezolana. El bloqueo criminal de Trump busca aliados y promete "mejorar" la calidad de vida de 30 millones de venezolanos, que él sabe sufren medidas porque él las ha ordenado y nos hacen la existencia casi imposible.

Mayor hipocresía también imposible, sufrimos sus decisiones amenazando a empresas internacionales que comercien con el gobierno venezolamo. La embajada estadounidense en Santo Domingo asegura habrá nuevas oportunidades para fortalecer vínculos entre USA y República Dominicana en el crecimiento económico, y el asesor de Seguridad Nacional de Trump, Robert O’Brien, dijo que el marco estratégico de una nueva política hacia Latinoamérica, establece una campaña de máxima presión contra Venezuela.

El objetivo es la transición tutelada y ahora a J. Guaidó ni lo nombran y nadie lo invita. El orbe conoce la falsedad política yanqui, en tanto analistas nacionales reclaman el cese de torturas a nuestras familias, los pobres de Venezuela son artificiosamente tildados de más pobres, (ocultando planes y misiones socialistas), agregan que no se acaba con la pobreza y el hambre tal como antes de 1999 y nuestros niños la padecen, razonan sobre posibilidad de tener hijos de bajo coeficiente intelectual, (mano de obra ZOMBIE para el empresario o el oligarca que lo explotará).

Las medidas son de capitalistas del salvajismo primitivo, y se las ingenian para hacer campañas electorales donde el pueblo vota por explotadores de derecha. En el caso de Republica Dominicana olvidando la invasión gringa de 1965 que derrocó al Profesor e intelectual Juan Bosh. En cuanto a Venezuela el fantasmita cobardón Gasparin (a) Trump, asustadizo correlón, que va perdiendo de calle su reelección el 3 de Noviembre próximo, amenaza con más sanciones.

Socialismo o barbarie está en la parrilla de ofertas trumpistas y la TV gringa del partido republicano la presenta electoralmente, pero la falsa imagen de "the way of life" fue sembrada con tal fuerza, que en el Siglo XXI a pesar del socialismo bolivariano antiimperialista venezolano, y gobiernos con beneficios a sectores populares encabezados por Lula, los Kirchner, Correa y Evo Morales, a la hora de votar los trampea o atropella la derecha.

Surgen golpes parlamentarios, deponen presidentes socialistas o ganan elecciones amañadas con apariencia legal, como ocurrió en Venezuela en sufragios decembrinos entre 1963 y 1993 cada cinco años, citas comiciales de imposiciones a empleados públicos y acta mata voto, quedando ungidos presidentes lacayos del imperialismo explotador.

Venezuela es alerta universal, las causas justas de atención a los sectores desposeídos y el socialismo ejemplar, nos acompañan, un vistazo a las promesas imperialistas y los resultados de sus gobiernos "representativos", dan la razón al socialismo siglo XXI que tenemos y mantenemos gracias al legado de Hugo Chávez, en la conducción hasta el 2025 del primero de sus hijos Nicolás Maduro Moros. Defendemos el modelo, viva el socialismo bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 535 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: