Aventis

Cardiológico y proyectos chavistas paralizados por obstruccionistas y monetaristas

Ganamos muchas batallas, pero la caballería del centro que llevaba la vanguardia se atascaba por el miedo y, por lo general, el cuerpo de tropa sentía temor en los flancos. Nos dieron fuerte, hemos perdido un capital en la historia de nuestro país. Hay que salir para concentrar esfuerzos y renovar la república. Venezuela es hoy contenida por un gran poder militar, toda la fuerza militar de la nación esta aferrada a dos o tres hombres y, todo el Estado se encuentra centrado en ese poder militar.

En el mundo, las barracas y campamentos al aire libre, es lo más fácil para albergar a las tropas, estamos entrando a una nueva campaña, es el proceso electoral y, por ende, todas las cosas deben prepararse ante una pandemia que exige precaución porque no hay cura para su sintomatología.

Es difícil conducir una guerra, el comandante Hugo Rafael Chávez Frías, gano todas las guerras presentada en su frente guerrerista, pero, su único revés fue proporcionada por sus camaradas, lo traicionaron vilmente para llevar al archivo todos sus programas de desarrollo social.

Ahora la estocada final, viene una nueva izquierda, cuando la misma se renueva por sí sola y marca el rumbo hacia un nuevo perfil geopolítico. Es dejar atrás a Chávez y su Libro Azul.

Ahora, en este tiempo, por igual, desean olvidarse de Rusia, ven a China por su creciente penetración económica y comercial hacia América Latina y esto, constituye un asonar para Washington que recoge sus tropas en el Medio Oriente y Alemania para trasladarla a las bases mecanizadas del Cono Sur. Entre EEUU y Rusia hay circunstancias menores, ya que el enfoque bursátil es otro y el gobierno chino galopa sobre el dólar para facilitar su visión sobre el petróleo y oro venezolano y busca con afán controlar algunas islas caribeñas para hacerlas depender de su economía.

China, desea tener un gran impacto en América Latina, pero, su acción con el coronavirus la pone al descubierto y la declaración de la viróloga de Hong Kong, residente en Wuhan pone a esta nación en entredicho y sus afirmaciones es aprovechada por el fundamentalismo protestante que conoce de la selva tropical amazónica porque ya Alas del Socorro y La Misión Rio Orinoco ha estado sirviéndole al Señor en el Escudo Guayanés y, fue suspendida de sus actividades por el presidente bolivariano, comandante Hugo Rafael Chávez Frías en el ejercicio de su poder.

Para Estados Unidos de Norteamérica es fundamental asegurar las rutas del petróleo y migrar su alta tecnología de Europa hacia Brasil y Uruguay- Paraguay, donde se encuentra el acuífero más grande de la tierra.

USA, todavía tiene el control sobre las telecomunicaciones y el poderío militar- atómico. Su dinámica social se encuentra anclada en los padres fundadores del mundo de las ideas, lo que conocemos como ideología, teniendo una representación en John Locke y Virginia Tech, que, en su tiempo observaron con preocupación como decenas de seres humanos murieron absurdamente por efectos de las pandemias y el fácil acceso a la compra de armas por parte de desequilibrados mentales.

Recordemos que la paranoia más excitante para los norteamericanos y extrema, fue la resultante del 11 de septiembre, donde se inscribieron varias organizaciones políticas y religiosas para hacer papeles de brujas de Salem hasta llegar al macartismo, lo que origino una sensación que el enemigo acecha.

Así lo señaló, Herman Melville: "Nosotros los americanos, somos el pueblo escogido, el Israel de nuestro tiempo. Somos los portadores del Arca de las Libertades del mundo". A los chinos, no se le hace fácil retomar el camino en el tiempo de la teoría darwinista. Se equivocaron de doctrina al acordar con ineptos la mejor vía para llegar a La Paz y Cochabamba para destronar a Evo del poder, jugaron al triple juego para llegar más rápido que los norteamericanos a controlar el litio y la hoja de coca. El juego a la religión no fue un buen detonante y esa oportunidad fue aprovechada por los países islámicos para colocar en Caracas un megamercado en símbolo de la libertad, como génesis de la idiosincrasia nacional.

Evo, debió seguir el ejemplo de Manuel López Obrador al concertar con Donald Trump y la Casa del Tesoro el enrumbamiento de su economía con la nueva firma del Tratado de Libre Comercio, pero reflejada en nuevas reformas de aceptación para el desarrollo de los trabajadores mexicanos que viene simbolizado en un mejor salario y darle al dólar, su justo precio. De todas maneras, los comunistas de este tiempo, lo dejaron solo después de la muerte de Chávez, al igual que a Raúl Castro le convenia más su amistad con Nicolás Maduro que con el comandante Chávez, quien poseía todo un organigrama de trabajo para América Latina en los próximos diez o quince años. Este proyecto de trabajo, tanto político- ideológico y desarrollista fue paralizado, con ello el metro, el gasoducto Sur- Norte de Argentina a Anzoátegui- Zulia. La traída de agua potable del Orinoco hacia las costas orientales para sembrar arroz y cereales, el tren y diez nuevos hospitales que se completaría con el cardiológico de Montalbán.

Bueno, nos llegó la pandemia y no tiene cura, los virus no se curan, se calman y con ello, la necesidad de reprogramar los asuntos financieros, los países más pobres colapsaran y no se puede jugar con candelita y nuestro presidente Maduro se detuvo en aplicar la ley ante la actuación de algunos funcionarios públicos que no respondieron a la siembra y al cumplimiento de las obras programadas.Las dudas, a nivel internacional permitieron que la Organización Mundial de Comercio- antigua GATT- asumieran las negociaciones internacionales influenciadas por su eje rector y los bloqueos e inversiones se hicieron sentir. Un error de Cristina y Lula trajo nefastas consecuencias para el Continente Sureño y ojalá el Foro de Sao Paulo, revise sus actuaciones y rectifique para darle credibilidad a los proyectos de descolonización a nivel mundial. Lo del potro, es para agarrar palco, más allá esta la ignorancia, vaya a enseñarle pelota a los niños y asesorar a los coach para llevarse nuestros valores deportivos al norte, porque, a China nunca irán, las razones son claras y la ignorancia es muy acumulada en estos funcionarios bolivarianos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 579 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: