Crítica ácida

Lejos de acabar. Mensaje a Carlita and company

La máxima autoridad de la OMS -Organización Mundial de la Salud-, advirtió tajantemente "ESTO ESTA LEJOS DE ACABAR", referencia a la letalidad del Covid 19, y el aumento de contagios en todo el planeta. Si en Venezuela a DIOS gracias y la previsión oficial, las cifras son bajísimas, basta una mirada a Colombia, donde 48 horas después de lo expresado por la OMS que ocurrió el 15 de Julio, vivieron los colombianos un viernes letal, la pandemia registró 8 mil 934 contagios nuevos y 256 muertes, máximo para esa nación en una jornada.

Para el sábado 18 de Julio ascendió aceleradamente la cifra total desde que se confirmó el primer caso el 6 de marzo, datos del Ministerio de Salud colombiano. El martes 21 de Julio pasó de 200 mil la estadística de contagiados, sin contar los que nos mandan desde territorio colombiano por las trochas que venían enfermos, remitidos unas veces hasta la frontera en autobuses contaminados, y víctimas de xenofobia más cobros ilegales por policías y militares de esa nación. Las muertes en Colombia pasaron de SIETE MIL el 21 de Julio.

Si en la tragedia vamos a Guayaquil, Ecuador, que la corporatocracia mediática trató y trata de ocultarla, prueba de la falsedad capitalista brutal fue palpable en la mujer policía muerta sin atención, frente a un hospital donde le impidieron el ingreso urgente, no atendida a tiempo igual que muchos ecuatorianos fallecidos, traicionados por su presidente renegado ex izquierdista de nombre Lenín, con cuentas pendientes ante el pueblo del Ecuador, indigno como jefe de estado.

Si pasamos a Perú la palabra es horrorosa para describir la situación, y si se trata de Bolivia luego de la acción de militares, policías y parlamentarios para expulsar al Presidente Evo Morales, tienen elevada cantidad de diagnosticados con el SARS-CoV-2 incrementada exponencialmente. El gobierno de facto reconoció "que el pico está aún por llegar" y lo estiman entre finales de agosto y comienzos de septiembre. Bolivia al momento de esta opinión, va inmersa en más de 53 mil casos confirmados, y cerca de dos mil decesos, contundente evidencia de las carencias de capacidad en los gobernantes títeres que impuso el capitalismo bestial, en la patria consentida de El Libertador.

Retorno a los ataques de guerra asimétrica contra Venezuela socialista, y expongo otro punto de matriz de opinión internacional con maldad, la explotación del oro. Un titular de desestabilización indica "Trabajadores en el Arco Minero del Orinoco sometidos a graves abusos y violencia por el gobierno", medios de oposición notician acerca de 149 muertes desde 2016, en informe enviado sin sustentación seria al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, para el período 44 de Sesiones transcurrido del 15-06 al 3-07-2020, que fue escenario de más mentiras acerca de Venezuela.

El tema lo expuso Michelle Bachelet, que trabaja para la ONU como "alta comisionada" y no investiga nada en otras partes sino contra Venezuela, avala notas de prensa según las cuales "mineros están atrapados en la explotación laboral y niveles de violencia por grupos criminales que controlan las minas, apodados "sindicatos", (ataque por mampuesto al sindicalista Maduro Moros), y añaden que eso es "a pesar de la considerable presencia de fuerzas militares y de seguridad a fin de abordar la actividad criminal".

Tan insustancial y sospechoso informe que admite la presencia venezolana en el combate a la criminalidad áurea, forma parte de las contradicciones de la Bachelet, que por cierto, se parecen a las opiniones desbocadas de la periodista Carla Angola, adulante periodista en EE UU y profundamente descuidada al transmitir. Dio efusivas felicitaciones a EE UU en medidas de combate al coronavirus, aunque meses atrás a ese mismo tipo de medidas adelantadas en Venezuela, Angola las acribilló y habló del error de Nicolás Maduro.

Qué le pasa a Carlita, tan bonita y tan bochornosamente descuidadita, le sería recomendable descansar, ver y oír sus grabaciones de escaso criterio serio, y darse cuenta de sus rebrotes de contagio odiócrata, absolutamente reñidos con la actividad del periodismo profesional. Y como ella ¿cuántos? Entretanto Venezuela sale adelante con ayuda externa e investigaciones por mujeres y hombres profesionales de la salud al servicio del IVIC, -Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 519 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas