Atipicidades de una campaña electoral

"En la conducta electoral universal, ha prevalecido lo emocional sobre lo racional"…

Nadie niega, (hasta los abstencionistas) el importantísimo y clave proceso electoral que tendremos en Venezuela el domingo 6 de diciembre del presente año 2020, cuando elijamos a una nueva Asamblea Nacional, para los próximos cinco años que corresponde al período parlamentario, entre el 5 de enero del 2021 hasta el 4 de enero del 2026…en la que podemos mencionar algunas especificidades muy tangibles y concretas: 1.- la designación de un nuevo CNE o arbitro electoral (3 – 2) dialogado y negociado entre las partes políticas que van a participar en el proceso electoral, 2.- hay todo un cronograma electoral aprobado, 3.- existen 105 organizaciones con fines políticos que van a inscribir sus candidaturas, y alrededor del 60 % son partidos políticos y grupo de electores de oposición, 4.- aumentó el número de diputadas y diputados a elegir, al pasar de 167 a 277, que va a permitir el acceso de las minorías a tener representatividad parlamentaria, 5.- un cambio en el porcentaje del voto nominal con respecto al voto lista, hasta las elecciones del 2015 era de 70 / 30 y ahora en el 2020, será de 48 / 52...

Considero de sumo interés destacar que estaremos en presencia de una campaña electoral "muy atípica", tomando en cuenta las probabilidades de que se mantenga la pandemia del Coronavirus, y por lo tanto sigamos con la cuarentena social…debemos comenzar por señalar que siendo así, ya no tendríamos "las clásicas campañas electorales" que se han caracterizado por las llamadas "actividades de calle", tales como: las marchas, las grandes concentraciones, los mítines, las caravanas, los recorridos casa por casa, en que las candidatas y candidatos buscan "enganchar el voto", por medio de la simpatía y carisma que puedan proyectar a través de un apretón de mano, los abrazos, los besos… y una sonrisa que con el uso del tapabocas no se verá…

Durante 15 días, entre el 21 de noviembre y el 5 de diciembre, las y los aspirantes a parlamentarios tendrán que ser muy creativos con el uso de las redes sociales y las mensajerías de textos para hacer llegar su mensaje político y mostrar su programa de acción parlamentaria…es decir, una campaña con un mayor énfasis en las ideas y en los planes (la racionalidad)…por encima de las clásicas campañas electorales, que están basadas en las simpatías, y que lamentablemente son vacías de contenidos (la emocionalidad)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 349 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: