La Maldad de Hermanos y Vecinos

Quizás ya se haya escrito o alguien lo haya dicho, pero quiero reiterar, como sospecha, que los gobiernos de Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, entre otros, han utilizado y están utilizando el Covid-19, como arma letal, para infectar a los venezolanos/as, que intentan regresar a su país Venezuela, para diezmar a la población, así como para crear un clima de zozobra, miedo, espanto y malestar generalizado para desacreditar al gobierno bolivariano.

Según el Ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, 5 de cada 100 personas que regresan de América Latina, son portadoras del virus y constantemente va en aumento.

Es conocido el regreso de compatriotas venezolanos/as, por multitudes, de éstos países mencionados, es más hay denuncias contra Duque, quien propicia la infección de venezolanos que retornan a Venezuela. También es conocido que hay centenares de venezolanas/os retenidos en las fronteras de Ecuador, so pretexto de ayuda humanitaria, pero que están sometidos a situaciones fáciles para que contraigan el virus pandémico y enfilarlos hacia Venezuela.

Por supuesto, ellos saben que el gobierno venezolano, no los va a devolver, sino que más bien los acepta por ser ciudadanos/as de la Patria, y los está sometiendo a cuarentena. Pero ya sabemos, que cómo son cantidades grandes de personas, es posible que haya un rebrote de infectados que ingresan al país, y esto está ocurriendo en los últimos días, lo que ha motivado que el gobierno redoble las medidas sanitarias y agudice la cuarentena.

Por supuesto, esto es avalado por USA, quien ya sabemos que adelanta una guerra hibrida contra Venezuela, donde se combinan elementos militares, mediáticos, y como sospechamos utilizar el Covid-19 como arma para atacar al pueblo venezolano y desprestigiar al gobierno revolucionario.

No olvidemos que Trump señalo más de una vez que, no descartaba ninguna opción para provocar un cambio en Caracas.

No es entonces, descabellada la idea del compañero J. Pedroza en la red social Watssap al señalar que "debimos parar la migración desde hace rato, que nos devuelvan sanos a nuestros connacionales, hoy son un arma de guerra".

Tampoco es rematada la idea y acción de Juan Guaidó, al propiciar la salida a la calle de los opositores al gobierno bolivariano, para movilizarse y protestar, no importándole el Covid-19, señalando que "después veremos cómo evitar los contagios". Utilizando a sus propios seguidores como carne de cañón contaminada, para desencadenar un brote masivo entre los venezolanos.

A su vez, la iniciativa del gobierno norteamericano de prohibir y sancionar a los países que "contraten" a los médicos cubanos, para la asistencia contra el Coronavirus, también es de locura. Igualmente, para que la labor de detención del virus en muchos países, a través de las misiones médicas, se vea frustrada y minimizada.

Esta actitud de utilizar una pandemia como arma para acabar con poblaciones enteras, es de una maldad increíble y de una inhumanidad totalmente desconocida. Esta es la actitud de imperios que aman el poder y cometen cualquier tipo de fechorías por conservarlo, ya que este embrutece y lleva hasta niveles altos de locura voraz.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 714 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas