Déjate derrocar, Chávez

Si algo no le perdonan a Chávez los grandes medios de comunicación es el hecho, a todas luces incomprensible, de no dejarse derrocar. Un grupo de propietarios mediáticos puso sus mejores empeños en este propósito desde 2002. Con la terquedad que lo caracteriza, el jefe del Estado les ha llevado la contraria. El hombre no se deja sacar de la silla por los loables atajos inconstitucionales.

En el afán de liberar a Venezuela del Presidente que el pueblo venezolano se dio, RCTV ha jugado un papel esplendente, estelar. Esto no se le puede negar. La planta de Quinta Crespo siempre ha estado a la vanguardia de la causa para salir del zambo, si nos permiten emplear el epíteto más suave que le endilgan al Presidente reelecto con más de 7 millones 300 mil votos.

A las acciones abiertamente conspirativas, se suman otras más sutiles, menos evidentes, más soterradas, menos descaradas, más subliminales, menos directas. Los anclas deben evitar llamar Presidente de la República al Presidente de la República. No se trata de un simple arrebato semántico o semiótico. Al grado de teniente coronel hay que darle una entonación entre despectiva y burlesca, que es una forma de decirle al aludido: “no te reconozco como Presidente constitucional”.

Este desconocimiento queda evidenciado cuando el vocero mayor de la planta, en entrevista a final de año, repitió varias veces: “el presidente según el CNE” o “según los resultados del CNE”. Como quien dice: “para mí, no lo eres”, aunque el mundo entero haya reconocido la voluntad libérrima del pueblo venezolano, con un porcentaje -63% - jamás registrado en la historia política del país. ¡Cómo duele!

También es orden del canal usar y masticar la expresión “el inquilino de Miraflores”, en una mezcla de ridiculez y falta de respeto. Se busca posicionar la imagen de un joven y aindiado campesino de Sabaneta que, un sábado cualquiera, llegó a Caracas en busca de pensión donde pasar la noche; pasó frente a Miraflores, entró y alquiló una habitación. ¡Pero mañana con la luz del sol se va. O lo sacamos!

Para que a la gente no le parezca difícil la acción de sacarlo como sea, hay meterle en la cabeza que se trata de un inquilino, no de un Presidente, por lo demás victorioso en once procesos electorales. Y victorioso también, en los procesos no electorales auspiciados desde esa planta. Revienta, por supuesto, que el inquilino haya permanecido ya demasiado tiempo en la posada. Y que el dueño de la pensión, el pueblo, sin pararle al deseo de los medios, le haya renovado el contrato por seis años más.

El canal de Bárcenas paga su rabieta violando la ley de responsabilidad social en radio y televisión. Anuncia sus postulados con un estribillo burlesco y ridículo, como quien dice: “me hago en esta ley”. Finalmente, el Presidente de la República decidió proceder. ¡Se alzó el inquilino!, han berreado en la planta de Quinta Crespo y han puesto la carrera en la OEA. Hugo Chávez puede ganar todas las elecciones que quiera, pero los jerarcas de RCTV jamás lo reconocerán. Sin embargo, le dejan una opción: que se deje derrocar. Y Chávez, terco, no parece dispuesto a hacerles esa concesión. Ni a renovarle la otra, que viene a ser lo mismo.

earlejh@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 5626 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor