La patria enferma

El problema que tenemos en esta PATRIA, no es solo el gobierno: es el sistema mundial capitalista, que que está colapsando y en su afán de mantener un mundo que se hizo insustentable; incentiva a la delincuencia de tal forma que desarrolla métodos de subsistencia, de acuerdo a las debilidades que le plantea la inconsistencia de los gobernantes de turno de cada región, con sus contradicciones y la falta de claridad para no reconocer de una vez por todas: que con las armas melladas del capitalismo, no se puede desarrollar un sistema para buscar la mayor suma de felicidad posible.

Los delincuentes se presentan de acuerdo a la debilidad que le permite el sistema imperante y se desarrollan de tal manera que compiten con las mismas armas de sus gobernantes y en la mayoría de los países del sur, están en combate.

Los gobiernos en vez de estar ocupado en solucionar los problemas del pueblo: gasta la mayor parte del tiempo creando estrategias, que le permitan mantener el poder, pero con el mismo sistema.

Los destructores se desarrollan con tanta facilidad que no dan descanso ni tiempo para organizar defensa.

En el caso de nuestra PATRIA: los delincuentes en los últimos años han dedicado el tiempo a desarrollar marramucias y violentar el sistema creado que permanece: entre las que se cuentan: manipular el dólar, que de forma criminal traspasó toda barrera calculada por economía alguna en el planeta; proyectando la extinción del cono monetario en en corto tiempo.

Otra desviación "ligera" que no permite atender lo necesario: es la debilidad para enfrentar los desmanes de un delincuente: que ha violado todo los códigos de su genero, incluyendo la de una asamblea, también delincuencial; para robarse hasta una empresa petrolera y rematarla como si fuera un teléfono celular robado en la estación del metro por un ratero y violentando todas las normas; las autoridades no encuentran una forma para detenerlo y evitar que siga gastando el tiempo que pierde la revolución ocupándose de semejante caricatura de malandro, pero que tiene al PUEBLO con las manos atadas y no lo mete preso de una vez, para utilizar ese mal gastado tiempo; solucionando necesidades que ayuden para fortalecer la revolución.

Y los últimos que surgieron, con tentáculos gigantesco, son las zavandija de la gasolina; que crearon una mafia que ahora se niega a ser rendidos y anda buscando formas para seguir y no quieren perder esa macolla que en este tiempo de pandemia mostró la forma más criminal de estafar: por un lado al PUEBLO y por otro al estado; ahora se ven indefensos buscando nuevas formas para obstaculizar y seguir delinquiendo.

Estás prácticas no podrán detenerse mientras no se haga un plan de formación con instrucciones revolucionarias para defender la PATRIA, donde el fundamento principal sea la construcción de un nuevo ser, con valores marcados; que cepa y entienda de que se trata lo que está planteado en el sistema, sin ambigüedad de querer ser, lo que no se está siendo.

Si ésto no se logra; el ser que estamos construyendo se mutará cada día para encontrar forma de subsistir de acuerdo a la formación que recibe y no es otra que la de sobreviviente de un sistema pronto a desaparecer: porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 651 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor