Crítica ácida

Afros, latinos, árabes y blancos metieron a Trump en el PEOC

Aleccionadora la humillación al arrogante cuando es señal universal de un poder por encima del mando del ser humano. El desastre que viven los habitantes de los USA -United States of América- que a eso responden las tres letras, no ha tenido escape informativo pese a la influencia disimulócrata por ocultar tan graves protestas, a las que descalifica incontenible el ogro gruñón presidente, sumido en el mayor desprecio en la historia de quienes han sido electos primeros mandatarios de los mal llamados estados unidos de norteamérica.

Norteamericanos son también canadienses y mejicanos, pero los nacidos en el territorio de la Unión gringa, en su no disimulado anhelo de apropiarse de todo el continente nos han imbuido la creencia en que son supremacistas con derecho a amedrentarnos si no hacemos caso a sus gobiernos. Realidad es la miseria de millones de estadounidenses viviendo en calles de ciudades, y la inacabable persecusión de los hombres y mujeres de raza negra, se está volviendo en 2020 inicio del final de su racismo asqueroso.

Al PEOC fue a parar el presidente, apagaron las luces del frontis de La Casa Blanca en Washington en la contención a los airados manifestantes, metieron apresuradamente a su Presidente soberbio y pretencioso, en el búnker subterráneo PEOC, por sus siglas en inglés Centro Presidencial de Emergencias. La emergencia mental del desaforado personaje ruin no se le cura ni porque vaya a una iglesia bautista cercana donde se exhibió fúrico con una biblia en la mano, con cara de malandro.

Con una noticia que involucra a Venezuela nada más y nada menos que en las decisiones del Secretario General de la ONU, el portugués Antonio Guterres, culmino esta opinión pensando si acaso el desquiciado jefe de la nación poderosa embarcada en el peor despropósito de las democracias siglo XXI, irá a pedirle la renuncia al lusitano Guterres, o le dejarán de colaborar económicamente como hizo con la Organización Mundial de la Salud, porque al magnate orate todo le parece comunista.

Guterres, máxima autoridad de la Organización de Naciones Unidas señaló que, “la ONU reconoce y aplaude el acuerdo firmado por el gobierno de Venezuela y diputados de la Asamblea Nacional, para la solicitud de recursos al organismo internacional, y seguir combatiendo la pandemia ocasionada universalmente por el Covid 19. Otro triunfo de la legalidad nacional única, derrotando a la oposición con dirigencia distraída y disparatada, jefaturada por líderes de la nada.

Medios arrodillados a la corporatocracia yanqui, asistida por gobernantes demócrata representativos incondicionales a la hegemonía capitalista salvaje con prensa impresa, estaciones de radio, el cine y la poderosa TV. En un canal extranjero y dos venezolanos aprecie en menos de 10 minutos llamar “manifestantes pacíficos” a indignados ciudadanos y manipular videos del horror represivo en EE UU, por quienes ratifican multitudinariamente su desafío al racismo que sufren, y repudian los asesinatos selectivos sin que la “justicia blanca” responda.

Dramático y turbador que la empresa Chevron se vea “chavista-madurista”, sancionada por violar las medidas coercitivas de EE UU contra Venezuela, mentira de quienes afirmaron que “solo serían afectados funcionarios del dictador Maduro”, la noticia contra la estadounidense Chevron indica que, el productor petrolero que opera en Venezuela confirmó haber sido sancionado debido a que uno de sus buques tanqueros habría violado restricciones que prohíben negocios con Venezuela, según la agencia británica Reuters.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 661 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: