Crítica Ácida

A sus mercedes con cariño claridad histórica

La relación de hermandad entre Venezuela y Colombia, maltratada por la avaricia de personajes de la historia desde tiempos de Bolívar y Santander, exteriorizada por las ambiciones de Francisco de Paula con su entrega a los EE UU, y el perdón que le otrorgó Simón, obliga en nombre de los pueblos fraternos a mantener la paz, por encima de egoismos y envidias, en protección a la libertad e independencia soberanas de ambas naciones.

Dedico esta opinión a millones y millones de uniones entre hombres y mujeres nacidos en uno u otro lado de la extensa frontera: hijos, nietos, bisnietos, tataranietos, choznos, y toda la descendencia partiendo de nuestros libertadores hasta el presente, resumida por Alí Primera con extraordinario acierto en uno de los temas del revolucionario falconiano.

Nunca como en los últimos cuatro años se habían perdido tantas vidas venezolanas en territorio colombiano, duele porque quienes entusiasmaron a los nuestros a salir hacia una "mejor vida", les ocultaron la inseguridad personal en la vecina Colombia o las dificultades al ir más lejos. Se hicieron cómplices de los migrantes, mediante prensa, radio y TV, cultivando esos sueños a fin de hacerle oposición a Maduro y antes a Chávez, engatusando jóvenes no duchos en lo que es salir de la patria.

A los casi seis millones de colombianos que viven en Venezuela, ni por asomo se les ocurre devolverse a su tierra natal, saben que existen allá desplazados y condiciones de pobreza extrema, testimonian que pisaron esta tierra hospitalaria cuna de patriotas de aquella independencia liberadora, y habrán pasado tropiezos acá pero nunca habían recibido tantos reconocimientos como con la revolución socialista. El colombiano, trabajador por excelencia, repudia que en su país se comporten en forma xenófoba con venezolanos migrantes.

Cifras pavorosas de aumento exponencial. En 2017 fueron 189, en 2018 alcanzaron 579, un mil quince (1015) en 2019, y 278 de Enero a Abril 2020. Medicina Legal Colombia precisó que 661 muertos fueron por homicidio con armas de fuego, 257 con armas blancas, 81 crímenes en riñas, 334 muertes naturales, 330 en accidentes de tránsito, 301 violentas por otras causas, total 2 mil 44 fallecidos. En Colombia habitan más de 1 millón 800 mil venezolanos, estadística oficial muy por debajo a la que citaban cuando hablaron de millones de huídos, y entre ellos políticos prófugos de nuestra justicia.

Un informe noticioso da cuenta de una pareja de zulianos que luego de tener su primer niño en Bogotá, por una semana no han podido verlo, se lo niegan en el hospital con excusas en las que incluyen que no tienen trabajo ninguno de los dos. El padre afirmó que saben de casos similares en que se han perdido bebés, existe el temor al robo de recién nacidos y la venta de órganos a familias ricas y pacientes de transplantes en Colombia, EE UU y Europa.

Antipatrias de la oligarquía colombiana nunca entenderán la relación entre Irán y Venezuela, en la colaboración energética que acaba de suministrarnos gasolina, como lo hizo el Presidente Chávez al Presidente Mahmoud Ahmadineyab en la nación persa, no pueden enorgullecerse porque enajenaron Colombia a los USA, y ahora en sórdido proceder contagian autobuses que ofrecen a venezolanos a fin de llevarlos a la frontera, y contaminan los transportes para aumentar casos Covid 19 en Venezuela, denuncia del Presidente Maduro con pruebas, crimen del Presidente Chuqui Duque y su derechista equipo gubernamental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: