Bastó la insinuación de Diosdado sobre el pronunciamiento de la ACFIMAN

#aporrea18años.

¿Por qué será que en la derecha no hay sorpresas?. ¿Qué será que tienen, que se sabe por donde vienen?, si no asombran ni pasman, su puerto será siempre como macuto, algo así como, los estamos esperando, se sabía que aquí venían. Peor aún, y es a mi parecer lo más inaudito, esa falta de sorpresa se evidencia al hacerse una pregunta elemental en el estudio del poder, de las relaciones de fuerzas, de la estrategia o de la táctica, ¿por dónde se es incoherente en tal o cual situación estructural o coyuntural? y la respuesta pone en escena a la derecha, salen de inmediato, con la metáfora se abre el telón.

Cuando digo a la derecha, no me refiero sólo a las figuras de organización que pugnan como oficio por el ejercicio del poder político mediante los instrumentos o mecanismos que para los efectos, están concebidos en las estructuras de elección popular, no, abro más la esfera y la coloco a toda esa infraestructura de acopio de instituciones, medios, producción de opinión y otras, que articulan un modo de entender, de conducta y de ejecutar una concepción de vida que pasa por todos los planos de una unidad, pensamiento/ser.

Allí encontramos a las instituciones, que son esas formaciones al decir de Foucault; (1978) que remite a un tipo de discurso y ello permite desde la "formación discursiva" y "el orden del discurso" (dos nociones claves) comprender y asumir críticas a las relaciones de poder que suponen unas prácticas discursivas.

En Venezuela viene desarrollándose un proceso revolucionario (proyecto histórico bolivariano) que descompone, quizás acelerada o posiblemente con lentitud, (lo tengo para otra discusión), una institucionalidad heredada (estructura institucional) que no da cuenta del momento que vivimos y cuya presencia va quedando museística y como galería de un pasaje de precaria existencia, pues la fuerza arrolladora del sujeto de transformación expresada en las comunidades y sus organizaciones de bases, (Consejos comunales, colectivos culturales, mesas técnicas, ubch, clap y muchas otras, así como las unidades geohumanas expresadas en comunas) trituran todo aquello que permaneciendo en pie, desde una formación discursiva en retirada que sigue respondiendo a lógicas que se vienen superando no tiene condiciones de posibilidad.

Es aquí, en esta dialéctica que tensa las instituciones patrocinadas por marcas, transnacionales y embajadas que a sus anchas vivieron de la Venezuela entregada, arrodillada y desesperanzada y las que con todas las dificultades propias del parto revolucionario que se viene realizando pugnan en el campo del saber, de las técnicas, tecnología, ciencia y el conocimiento para territorializarse en el nuevo cuerpo social.

Por ello, bastó que el Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, ciudadano Diosdado Cabello Rondón, insinuara, insistiendo que era de él la insinuación y no de más nadie, que, habiendo leído el "documento" de la ACFIMAN, "los organismos del estado debían hacerle una visita".

Dicen en mi hermoso pueblo de San Antonio de Capayacuar, "bastó y sobró", para que, lo que no es sorpresa se desatara, UNA AMENAZA sobre la ciencia, sobre el conocimiento, la academia.¿ Cuál Academia?, ¿ cuál ciencia, ¿ cuál conocimiento?

Si sigo hilando desde Foucault, toda relación es una relación de poder, aquí lo que hay es relaciones de saber-poder. Las academias sirven para muchas cosas, pero su "núcleo duro de empeño", está para la relación saber poder, que la derecha olvide, ignore o se distraiga con esto, no es culpa de la sabiduría más orientadora que mueve con más fuerza el país hoy, que es la del pueblo, cónsono con su conciencia del proyecto histórico bolivariano.

No es intención de este artículo reseñar la historia de la academia, no obstante darle ubicación que contextualice de que se está hablando es necesario, pues La idea de academia ha tenido mutaciones importantes en el proceso histórico del cual ha formado parte, claro, serán las pretensiones, expectativas, demandas y exigencias fundamentalmente culturales y políticos, las que mostrarán algunos consensos en el seguimiento arqueológico de la palabra, que dará significado y por lo tanto se prestará para elogios a un tipo de razón y sensibilidad.

Hoy hay consenso en la investigación histórica para privilegiar a la Grecia de 400-300 años ante de nuestra era como el germen de la academia, teniendo en Platón su conspicuo referente, la mitología con el héroe Academo y el jardín de los academos, que era espacio para los estudios, y de allí se fue generalizando en una relación de diversos campos como los museos, liceos, escuelas, gimnasios y otros, que dieron fuerza a la institucionalización de esa formación.

Nuestras academias están profundamente tejidas curricularmente y en su modo de producción de conocimiento y saberes por toda la lógica de ese discurrir histórico que le da la formación discursiva de occidente, del capital con todas sus reminiscencias, es por ello, insisto, que en este momento que comienza a ser trastocada por voluntad de la articulación que se da entre conciencia del pueblo y proyecto histórico bolivariano, salen las viudas nostálgicas de la academia stricto sensu (sentido restringido/sentido estricto) buscando las auctoritas (tutelar) que ahora le pertenecen al pueblo.

Por ello, ante el comentario del Vicepresidente del Psuv en su programa de los miércoles, prendió la agenda que había que desarrollar en el mundo opinático vertido en portales, canales de televisión, prensa y "redes sociales", para variar, la derecha sin sorpresas, sin atisbo, decir lo que se sabe que van a decir, un monitoreo rápido refleja; "la dictadura es enemiga de la ciencia", "la dictadura castrocomunista va a perseguir a los académicos", "los académicos no son pranes", "los narcotraficantes son enemigos del conocimiento" y en esa línea se carcomieron como cigarras que mueren en su canto.

Me pareció interesante no encontrar titulares con el término madurista, ojalá aprendan que eso no existe, sino chavista, ahora bien. Todo eso es verdad, la dictadura es enemigo del conocimiento, de la ciencia, de los saberes, lo que pasa es la elementalidad de que el título no se corresponde con la trama argumentativa, esto es, son trabajos que se aplazan por sí solos, no necesitan examinador, lo que está debajo del título es la defensa de la dictadura, es un amparo a quienes en la historia han perseguido a los intelectuales orgánicos, han quemado bibliotecas, han allanado universidades, nuestra memoria no puede ser tan vulnerable, estamos hablando, para no irnos lejos, allá cuando los padres de la derecha religiosa política quemaban por blasfemos, herejías o brujos a quienes revolucionaban en el campo del conocimiento, está muy fresco en el recuerdo colectivo cómo quemaron vivo a un joven venezolano por parecer chavista así como la quema de la biblioteca de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerzas Armadas el 18 de marzo del 2014 por los idénticos grupos de la operación "la salida" de Maduro que hoy son los mismos de Gedeón y del enredo contractual del presidente fabulado.

A diferencia de lo que había antes de 1998 como política de Estado contra las universidades públicas de silenciamiento, privatización y aniquilamiento del conocimiento, no es, con todas las criticas que podamos hacer y que hay que hacerlas, una política de Estado en el proceso bolivariano.

Ahora bien, por qué se mueve la mediática ante el comentario de Diosdado, le enumero en síntesis tres: (Cada uno de estos numerales pueden ser desarrollados con datos y análisis)

  1. Quien está respondiendo no es la academia en sentido de cuerpo de conocimiento, sino el think tank (tanque de pensamiento) de Galletas Puig, Familia Carbonell, ANCE, CUYUNI, Empresas Polar, Universidad Metropolitana, UCAB, Universidad Central de Venezuela, Fundación Juan Alberto Olivares, Banco Caroní, Universidad Simón Bolívar, RCR, Radio Caracas Radio, que fungen como aliados. (Revisar su página)

  2. No hay manera de esconder, sabotear, encubrir, perjudicar el éxito comparativo hasta hoy logrado por la política que ha desarrollado el gobierno bolivariano ante la pandemia mundial del COVID-19. (resultados certificado por la Organización Mundial de la Salud)

  3. Es necesario mantener el relato de una dictadura que amenaza, porque sus sueños de ver una Venezuela atada a los Estados Unidos como hasta hace poco, es su supervivencia en el plano, como decía arriba, del "orden del discurso" y de la "formación discursiva".

La ACFIMAN no habla de comunicado ni informe sino, cual partido político, pronunciamiento y allí encontramos:

Sección de Pronunciamientos: 56 pronunciamientos, sobre el virus COVID-19 hallamos los siguientes;

  1. Declaración de la ACFIMAN en relación a la alimentación y el coronavirus Sars-CoV-2 con fecha 20 de marzo de 2020

  2. Comunicado de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales y la Academia Nacional de Medicinas sobre el virus causante de la COVID-19 y tratamientos caseros con fecha 27 de marzo de 2020

  3. Assesiment of potential impact of COVID.19 on the Venezuelan population con fecha de 02 de abril de 2020

  4. Estado actual de la epidemia de la COVID-19 en Venezuela y sus posibles trayectorias bajo varios escenarios con fecha del 8 de mayo de 2020

  5. Resumen acerca del documento actual de la epidemia de la COVID-19 en Venezuela y sus posibles trayectorias bajo varios escenarios con fecha del 13 de mayo de 2020.

Todos estos informes son del mundo de la doxa y no del episteme, (dijeran los griegos) del mundo opinático especulativo reflejo de una posición asumida y no de ninguna rigurosidad científica, ahora bien, esto no es ni bueno ni malo, es una posición, lo que es axiológicamente cuestionable es que quiera hacerse pasar como el faro del conocer al cual el gobierno se hace como la cantante colombiana Shakira: bruto,ciego, sordo- mudo, torpe, traste y testarudo

Había revisado el método utilizado por la ACFIMAN, y recordaba una frase de Engels que decía que "la definición tenía poco valor para la ciencia, lo que hay que buscar es el concepto" y esto implica la comprensión de la esencia del asunto, investigar la integración de las totalidades, pero esto no será posible como publicación del think tank que sirve al conglomerado arriba señalado, pues, es viable que se hayan estudiado, lo que no es factible políticamente es que se publiquen, porque incluso entraría en colisión epistemológica con los anteriores pronunciamientos de la misma academia, que ya había tomado partido, como pronunciamiento de la situación país-sanitaria de Venezuela.

Todos estos pronunciamientos en relación al COVID-19, tienen la misma motivación de los restantes 51 , llama la atención que el término que usa la sección es "pronunciamiento" con toda la carga semántica de una sinonimia referida a: alzamiento, rebelión, sublevación, insurrección, seducción, amotinamiento, levantamiento, motín.

Usted se va a otra Academia y su sección referida es comunicar e informar no son pronunciamientos, esto generalmente es de uso de partidos, movimientos sociales, instituciones militares. Para las academias son comunicados, boletines, informaciones, tics, etc. Pero esto no es un olvido ni una ingenuidad, es una política de una institución que ya no se corresponde con la dinámica que nuestros pueblos vienen construyendo.

¿Cuáles son los titulares de la academia que quiere pasar por conocimiento neutro, por ilustres del saber?, los enumero:

  1. Embajadora en Guatemala: "Maduro refuerza su apoyo a grupos terroristas"

  2. Diputado Antequera: "El coronavirus ha sido usado como control social por parte del régimen

  3. Kozak denunció que la dictadura reprime a periodista que informan sobre crisis del Covid_19 en Venezuela.

Considero evidente a qué responde, no hay ni pizca de disimulo, esa academia perdió su encanto, no se si la tuvo, no embelesa en el aspecto creativo, innovador y científico, así la academia como generalización de prácticas en el campo del saber científico tiene en nuestro país como todas las instituciones, procesos de desencuentros, porque ella refleja como texto del discurso saber-poder , un contexto que la forma, un peri entorno del saber, del conocer de ciertos signos de invención, de marcas emergentes sociológicamente hablando, que tienen en la noción pueblo su valoración, estimación y aprobación.

De manera que hay una academia heredada que podemos concebirla o entenderla como espacio del discurso oportunista, prepotente y elitista, que está hasta reñido con la rigurosidad metódica y la flexibilidad sensible en el sujeto de transformación y ella es una de las herencias con la cuales se entra en una de las contradicciones socioculturales a despuntar.

Coincido con el articulista o columnista Sant Roz (https://www-aporrea.cdn.org/c/s/www.aporrea.org/amp/actualidad/a290615.html)Otro frente de Gedeón: los horribles piratas de la Academia) al recomendar y referirse a la respuesta que da el profesor Luís Manuel Hernández a la ACFIMAN, donde el principio de "La falacia Petito Principii/ petición de principio" formó parte del informe/pronunciamiento, esto es, ya las conclusiones del informe/pronunciamiento serán una falacia (unión de mentiras con verdades), pues se va a probar lo que ya está en las premisas, lo que se busca es tener razón por lo que han venido construyendo en los pronunciamientos anteriores, que dar cuenta de verdades.

En dialéctica marxista esto es; no hacer la inmanencia al método y al contenido, y por ello se quedan en las determinaciones más abstractas y no llegan a las determinaciones más concretas y así baypasean la realidad histórica y entregaron un pronunciamiento más, con toda la carga que requiere la alimentación del discurso opositor, esto a mi parecer, no es un asunto para frases como, de que sea bueno o malo, correcto o incorrecto; considero que es una cuestión de ubicar, de tener claridad, de no ser ingenuos, de darle coordenadas de estructuración de cómo el saber se disfraza con la academia del prurito científico, cuando es un lugar de intereses extraños y ajenos a la rigurosidad y sensibilidad del pensamiento y el conocer.

Por ser este un artículo para un portal web de fresca lectura, no tengo ni tiempo ni espacio para enumerar el papel de ciertas academias metamorfoseadas en organismos de vitalidad partidistas o de grupos políticos, que sin severidad metodológica y mucho menos, sin sensibilidad de respuestas ante los anhelos socioeducativos, socio investigativos y de prácticas de innovación y creación de amplios sectores, lamentablemente, se ponen a la orden de un monopolio que trabaja denodadamente contra el proceso emancipatorio que en las redes socioculturales (dijera el maestro Luis Bigott) vienen constituyéndose como sujetos pedagógicos.

 

Postdata:

 

Agradezco al portal APORREA por permitirme formar parte de esta importante ventana de significativa luz de difusión y de buena ventilación en el debate abierto que permite entre aporreadores, que desde distintos ángulos de reflexión demos las argumentaciones para las posiciones asumidas.!!!! 18 años en el combate!!!!. JAMF.

REFERENCIAS:

Foucault Michel (1978) La arqueología del saber. Gedisa España.

Sant Roz (16 de mayo 2020)(leída en:(https://www-aporrea.cdn.org/c/s/www.aporrea.org/amp/actualidad/a290615.html Otro frente de Gedeón: los horribles piratas de la Academia.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4165 veces.



Jesús Alejandro Marcano Fernández

Profesor titular de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV. Doctor en Educación en Uiversidad Pedagógica Experimental Libertador.

 marcanofernandez@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Alejandro Marcano Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: