¿Qué están esperando para dolarizar los salarios?

En las economías capitalistas…el capital es el fuerte y los salarios son los débiles…

Cada vez que se decreta un aumento nominal del salario mínimo e ingresos mínimos, por lo menos en Venezuela, se han dado unos perversos y maquiavélicos debates, sobre las posibles ventajas y los probables inconvenientes que ese tipo de medida generan, cuando se toman como una política pública de índole social, pero que de una manera u otra, impacta a la economía interna o domestica de un país…desde la perspectiva gubernamental, los argumentos van desde que es una medida de justicia social, que es una manera de restituir el poder adquisitivo de las inmensas mayorías, constituida por una masa asalariada, que desea "cubrir" con su salario, por lo menos la canasta básica alimentaria, que es una respuesta a un momento en donde reina la especulación y viene el grito más lamentable que puede decir un trabajador:¡ el salario no me alcanza para comprar nada!...y que se refuerza con los argumentos de cierto enfoque economicista, cuando consideran que ayuda a mejorar la demanda y la capacidad de compras, por lo tanto contribuye a estimular el aparato productivo del país…y por cierto, ¿Qué sucede con el artículo 91 constitucional, sobre un salario suficiente y digno?...

Por otro lado, existe otro enfoque economicista que cae en un eterno circulo vicioso, cuando aseguran que los aumentos generales de sueldos, que no estén acompañados de otras medidas complementarias que protejan a la inversión y la productividad, no valen la pena, y aseguran que lejos de resolver un problema económico, lo que hace es estimular la inflación y encarecer los costos de producción…que mantienen que hay una singular ecuación: aumento de sueldo es igual a aumento de los productos de primera necesidad y que "la indexación perfecta" de los salarios es una utopía, cuando dicen que mientras "los sueldos van subiendo por las escaleras, los precios van por el ascensor"…

y cuando nos preguntamos, ¿Qué se puede hacer en un ambiente de hiperinflación, con un sector comercio altamente especulativo y con una economía dolarizada?...el lunes 27de abril del 2020, se llegaron a ciertos acuerdos entre un sector empresarial y el sector gubernamental, con la curiosa ausencia del sector laboral…presentaron y firmaron una lista de precios acordados para 27 productos, con una particularidad : colocaron los precios en dólares con su equivalente en bolívares, y las personas se preguntan: ¿no es un reconocimiento a que tenemos una economía dolarizada?...

Por cierto, hasta ahora el sector comercio no está respetando esa lista de precios, "hasta verlo publicado en gaceta oficial"…eso significa que esa lista de precios se va "a mover hacia arriba", cada vez que se necesiten más bolívares para comprar un dólar, ya que prácticamente todos los productos tienen su marcaje referencial en base al dólar…generando una triada reflexiva estratégica : 1.- si toda la economía nacional esta dolarizada, ¿Por qué será que lo único que no está dolarizado son los salarios?...2.- ¿será suficiente con dolarizar los salarios, para mejorar el poder adquisitivo de las y los trabajadores?...3.- en el caso de dolarizar los salarios, ¿Qué pasaría con el artículo 318 constitucional, que expresa "La unidad monetaria de la República Bolivariana de Venezuela es el bolívar"?...

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 891 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor