Crítica ácida

Insolidaridad = bestial rebrote de la enfermedad

La interrupción inoportuna de la cuarentena en países que den preferencia a la muerte antes que perder la economía mercantilista, es decisión contradictoria, y prueba lo equivocado e inhumano que ha sido y es, el muriente capitalismo salvaje. Los que aumentan productos empleando triquiñuelas, tienen dinero para donarlo en Venezuela al terrorismo durante intentos por derrocar al gobierno, y muy eficaces al aumentar los productos de la empresa privada. La pandemia los ha colocado al borde del abismo, piden auxilio del Estado en cualquier parte del mundo, incapaces de arriesgar su dinero, salvo excepciones que esperamos sean honorables por los firmantes industriales y empresarios, acordados con el gobierno venezolano en materia de precios.

Dan escalofrío y comprendo la desconfianza con la cual los ve el colectivo popular, esos modositos ricos que de un día para otro y antes de los más recientes anuncios de aumento salarial, cada año ordenan remarcaje de precios. Fui a comprar 10 panes que el sábado costaban 10 bolívares por unidad, y el domingo adquirí solo seis, porque le aumentaron a cada pan siete mil quinientos Bs., panes de igual tamaño al precio extravagante de 17 mil 500 cada uno. Gente en cola daba las gracias al super al mismo tiempo de hacer críticas diciendo "lo caro que está todo", pero gastando los realitos bien ganados o bien recibidos, en bastantes casos gracias a la "manía socialista" de ayudar a combatir depredadores salvajes, como los de ese supermercado que "todavía no se han ido de Venezuela", le oí decir a un bocazas de los que se cuelan en las colas, insultan al gobierno y miran desaforados hacia todos lados.

"No hay excusa para que ningún empresario, ningún agroindustrial especule con esos precios", manifestó el nuevo Ministro de Energía y Petróleo, Tareck El Aisami. Escribo en espera del costo en los 27 productos iniciales con precios acordados entre el Ejecutivo y empresarios privados, pensando las veces que hemos sido decepcionados en anteriores acuerdos chimbos. En este momento preocupante, hay salta talanqueras cobardes cívico militares, prestos a vender su conciencia a intervencionistas extranjeros, asustados de continuar el modelo socialista humanista participativo.

Los días inmediatos nos dirán si la razón y conciencia es de quienes gobiernan para el capital con su alma entregada al materialismo de ganancias mercantilistas, que dirigen naciones expuestas a un rebrote del Covid 19. Gobernantes que van quitando las medidas de confinamiento a la población y reducen el uso del tapa boca, lo que se traduce en el descuido en que incurren los gobiernos en EE UU, España, Italia y Francia, avergonzando a Europa por sus desaciertos, traducidos en el coronavirus, que les diezma con alto número de contagiados y muertos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 683 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas