COVID-19, ¿pandemia natural o herramienta de "limpieza" social y/o de longevidad?…

"Cuando la situación es buena, disfrútala; cuando la situación es mala, transfórmala; cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate."

VIKTOR FRANKL

"Camarita, camarita… el tiempo parece estar dándonos la razón" me dijo cabizbajo mi amigo Anacleto. "No puedo alegrarme por lo que está ocurriendo en Venezuela y el mundo, no es mi estilo y además, todos estamos expuestos. Lamentablemente los deseos de la vieja del FMI parecen estarse cumpliendo y, como la casualidad no existe, su «visión» nos deja mucha suspicacia que invocar. A pesar de las muchas versiones que existen sobre el origen del virus, una de las cuales usted expuso en uno de sus artículos, nadie tiene la verdad absoluta. Los gringos acusan a los chinos y los chinos a los gringos. Pero el virus está allí y aunque los chinos parecen haber controlado la epidemia en su territorio, ahora es que está al rojo vivo en EEUU donde los números hablan de más de ochocientos mil contagiados y unos treinta mil muertos y siguen contando. ¿Recuerda que decía la Sra. Lagarde sobre el envejecimiento y su alto costo económico? Pués vemos que la mayoría de los fallecidos en Italia y España son personas de la tercera edad, de cincuenta y pico en adelante, en porcentaje de casi el 80%. Los demás países, entre ellos EEUU, no han expuesto los datos de la edad promedio de sus fallecidos a causa de la pandemia. Sí, claro, también han fallecido uno que otro joven, pero da la ligera impresión, viajando al mundo de lo posible, que el COVID-19 haya sido preparado para atacar el organismo ya maduro, y con cualquier patología adicional, de personas de la tercera edad. Los jóvenes que mueren son parte de los «daños colaterales». Mire, camarita," me dijo con mucha seriedad, "¿Cree usted que el mundo entiende actitudes como la de Trump, que desafía la seriedad del COVID-19, cuando sólo en su país, en su territorio, ya hay más de OCHOCIENTOSMIL contagiados con su estela de muerte? Y a él se le suman los jaleti como Bolsonaro, Porky, Piñechet y otros, que piensan poner en riesgo a su pueblo para beneficiar la gula económica de la «clase privilegiada» que representan. La historia es implacable y nos muestra como en el pasado todos los imperios han quebrado y desaparecido, desde el imperio de Alejandro Magno, pasando por el romano y el mongol, el español y el británico, hasta llegar a nuestros días. ¿Por qué el de los gringos va a ser la excepción? Poco a poco el dólar va perdiendo terreno frente a las monedas china y rusa, porque como moneda fiat no tiene nada que lo sustente, que no sea su poder guerrerista, y éste también está siendo desplazado. Ah, y su economía va en picada gracias a la pandemia. Ahora lo debemos vigilar mejor porque un tigre herido se desespera y es más peligroso. Creo que les haría falta un John Mc Klein «joligudense» pa´que les salve el día porque, de haber planeado la diseminación del COVID-19 para lograr su deseada limpieza social, les salió el tiro por la culata".

No es fácil entender la actitud de quienes "gobiernan" los países "más desarrollados" del orbe. Tampoco es difícil comprender la reacción de quienes son amenazados día a día por oponerse a ellas. Por eso, hoy en día es tan importante tener un buen servicio de intérpretes como comprar mascarillas. Por ejemplo tenemos la amenaza del loco del norte a la Organización Mundial de la Salud, porque su director aseguró haber avisado con tiempo sobre los peligros de la pandemia y las medidas que DEBÍA adoptar, de eliminar su "colaboración" al ente, con el que por cierto tiene varios pagos atrasados, acusándolo de "parcializado hacia China" y otros países "comunistas". Trata así de tapar tanto la caída en picada de su apoyo popular, como la de la economía de su país y de utilizar sus bravuconadas como campaña de "candidato anti status" en su carrera a la reelección en Noviembre de este año. Mientras tanto, miles de estadounidenses aumentan el número de contagiados con su estela de muerte, tal cual una "limpieza social" de latinos, afroamericanos y especialmente de "viejos".

Lo más interesante de lo actual es que a ese imperio hegemón creador de tantos "súper héroes" joligudenses salvadores del mundo, creador y único en utilizar una bomba atómica para diezmar a un enemigo, creador y financista de tantos grupos terroristas para tumbar gobiernos "no amigables" alrededor del mundo, ladrón de las riquezas de países pequeños desprotegidos, lo está venciendo un minúsculo enemigo, microscópico, que además aniquila su supremacía económica en momentos en que se encuentra amenzada por el empuje del desarrollo chino. Eso parece ser lo único que le preocupa al loco norteño, porque el contagio y la mortandad parecen formar parte de su plan de "limpieza" al querer imponer su voluntad de finalizar la cuarentena con la excusa de la "necesidad" de reactivar su economía, economía que tardará mucho tiempo en medio recuperarse. Las economías del resto del mundo, excepto China, Rusia, Corea del Norte, India, entre otras, también están siendo muy, pero muy afectadas. Sólo los países más disciplinados, lo lograrán en un tiempo más corto.

No será el poderío bélico el que se imponga en la época post COVID-19, aunque no se debe obviar su importancia. Al llegar sus países a un punto de quiebre, la población mundial comienza a darse cuenta de que los "súper héroes americanos" de las tiras cómicas y de las películas sólo han sido inventos promovidos por Holliwood; películas son películas y nada más. Occidente ha tenido que reconocer y aceptar la ayuda que China, Rusia y Cuba les ha ofrecido en medio de esta pandemia. Especialmente, han tenido que reconocer la gran labor de los equipos de médicos cubanos por doquier. Bolsonaro los había expulsado por "comunistas"; ahora ruega que vuelvan. China se ha convertido en el proveedor de materiales y medicamentos con que lidiar el virus, mientras que países europeos y americanos se acusan entre sí de robarse los envíos de insumos médicos. ¿Por qué no revelan las estadísticas por edad de los muertos?

El mundo enfrenta, no sólo a una pandemia de salud, sino también a una catástrofe humanitaria global que requiere de medidas urgentes para remediarla. El director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, David Beasley, advirtió que se debe actuar con suma rapidez para evitar una "hambruna de proporciones bíblicas" y ayudar a los países que puedan resultar los más afectados por la crisis humanitaria. Agregó que de no tomarse las medidas pertinentes para evitar déficits de fondos e interrupciones en el comercio, se podrían enfrentar múltiples hambrunas en pocos meses. Los belicosos, como el loco del norte, se van quedando solos, más si en su desespero tratan de apoderarse de las riquezas de países que no ceden ante sus amenazas, como Venezuela. Nuestros aliados tienen sus ojos puestos en los nuevos intentos de agresión y han advertido al loco que no permitirán sus tropelías, en especial ahora que somos ejemplo ante el mundo por la forma en la que aquí se ha manejado la crisis del COVID-19.

Hoy un policía "blanco" puede matar por sospecha a cualquier hombre, mujer o niño negro, en el imperio, y no pasa nada, porque parecen estar viviendo en una gran plantación sureña, donde el "amo" es el dueño de sus "negros" y hace con ellos lo que quiera. Y a pesar de todas sus leyes, es la realidad. En Colombia, los soldados yanquis violan a las niñas y no pueden ser juzgados porque vendieron su soberanía y les clavaron nueve bases militares para proteger los cultivos de amapola. Ahora ambas naciones sufren del virus sin poderse ayudar entre sí. Ese es su karma, del que nadie escapa. A Venezuela también llegó el COVID-19 y la patria no está enferma, gracias a la resistencia, disciplina y solidaridad de sus habitantes. Gracias también a nuestros aliados China y Rusia y especialmente a nuestra hermana Cuba. Somos ejemplos para el mundo y eso no le gusta a los atorrantes del norte. Nosotros venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 876 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus