Cisnes blancos y otras vacunas contra las amenazas a la salud de la patria…

"Los que desean una Venezuela débil, dividida, disgregada, convertida en territorio anárquico que no pueda defenderse se quedarán con los crespos hechos."

COMENTARIO POPULAR

"Carajo, camarada…, lo que está sucediendo en Venezuela es pa´cogé palco", - dijo Anacleto, con una sonrisa desentrañable en el rostro. "Muchos pensaron que la patria no le aguantaría ni un round al imperio hegemón y resulta que el muchacho no le salió llorón sino rebelde, comprometido y resistente. ¿Desde hace cuantos años venimos conversando sobre las estrategias, guiones y tipos de guerras que nos han venido aplicando inmisericordemente desde que el Gigante ganó las elecciones? Cada cierto tiempo inventan algo que aplicarnos con la esperanza de «por fin tener éxito». Pero siguen sin dar pie con bola y aquello de que «todas las opciones están sobre la mesa» se ha vuelto la comidilla de los intrigantes. Lo último que inventaron" - me dijo en forma pausada - "eso de la «operación antinarcóticos gringa en el Caribe», que no era más que un intento de distracción para tratar de desviar la atención del mundo del desastre que tienen con el COVID-19, se les acabó con la llegada a Venezuela de dos bellos «cisnes blancos», que es como llaman a los bombarderos supersónicos Tupolev (TU-160), con capacidad para portar armas nucleares, demostrando el apoyo de la Federación Rusa hacia Venezuela. Ya hay varios barcos de última generación, de guerra, tanto rusos como chinos e iraníes rumbo a Venezuela, para acabar de una vez por todas, el pretendido cerco que EEUU quiere poner a nuestra patria. Hay quienes comentan, camarita, que ante la pandemia mundial, la marina yanqui se acercó al Caribe a recoger el lote de droga que Colombia produce y que EEUU consume mensualmente, para transportarla de forma segura debido a la dificultad de que la DEA lo hiciera. Además, usted sabe que avioneta con droga que sobrevuele nuestro territorio, avioneta derribada. Por eso la rabia de Porky y sus acusaciones contra Nico llamándolo «narcodictador» a pesar de ser notoria y pública su relación, y la de su jefe, Don Varito, con los capos de la droga en Polombia, desde Escobar Gaviria, el Ñeñe, pasando por los Rastrojos Costeños, el Clan del Golfo, el Clan del Norte del Valle, Los Caparrapos, y cuanta banda narcotraficante como Los Calabazos o Los 40 Negritos. Sin embargo, a pesar de tanto fracaso por tumbar a Nico, los EEUU siguen empeñados en financiar cualquier actividad que les ofrezcan, para intentarlo y por eso financian tantas aventuras de todo tipo y el entrenamiento en la arrodillada Polombia, de grupos terroristas para tal fin. ¿Qué pasó con Clíver? ¿Qué dijo Clíver en el video que publicó por Twitter? Ya estaban infiltrados y ya todo se sabía. Más bien salió barato, porque inmediatamente sus jefes de la CIA lo mandaron a buscar para que no se le fuera el yoyo, y anda muy tranquilo en las calles de Gringolandia. Vea, camarita… nuestro sistema de defensa aérea, y nuestros SU-30, constituyen la mejor vacuna contra las amenazas de los que atentan contra la salud de nuestro país. Lo que falte lo hacemos los que estamos en pie resistiendo estoicamente".

Para entender lo que ocurre hoy en día tenemos que conocer nuestro pasado reciente y sus actores. Tenemos que haber internalizado que lamentablemente, tal y como profetizó el Padre de la Patria, EEUU quiere hacernos creer que tiene buenas intenciones para con nuestra nación y no la ya conocida gran avidez por nuestros recursos naturales. A la cabeza de sus planes tiene a Gina Haspel, experta en operaciones encubiertas, y a Elliot Abrams, condenado por sus acciones criminales en el escandaloso caso Irán-Contra pero indultado por George Bush. Ambos han intentado quebrar la unidad y voluntad de nuestra gloriosa FANB y para ello se han valido de traidores a la patria para organizar, entrenar y alimentar un ejército faccioso en Colombia, para desde allá, y con el apoyo y la venia del pseudo presidente Duque, agredir Venezuela. Para tener éxito en sus planes, necesitan una Venezuela anarquizada, debilucha, disgregada, que no pueda defenderse. De ahí que a diario traten de infiltrar sus paramilitares para que les abonen el terreno. La vacuna contra esto ya la conocemos: la unión cívico-militar.

No voy a entrar en detalles en lo de Clíver Alcalá. Además los venezolanos conocemos al personaje. Pero su catastrófico fracaso provocó las declaraciones de William Brownfield, ex-embajador yanqui en Venezuela, (sic): "no cuente la oposición venezolana que los Estados Unidos u otros países entrará a solucionarles el problema que tienen". Es decir, no habrá invasión a corto plazo y la aventura conocida como "operación antidrogas" en el Caribe, según la revista Newsweek, es una distracción para tratar de tapar el desastre que tienen con el COVID-19. El cuento de que la Casa Blanca y la Unión Europea tenían un plan para secuestrar a Maduro y a Diosdado, tal como hicieron en Haití con Aristide y en Honduras con Zelaya, o con Noriega en Panamá, rodaba por las redes sociales viralmente hasta que salió a la luz pública una información de que el Pentágono se opuso de manera firme a su realización, por considerarlo "inoportuno en tiempos de pandemia". La verdad es que el pentágono sí está informado sobre el alcance de nuestro armamento de defensa y poder aéreo, sobretodo, el equipamiento tecnológico de nuestros cazas rusos SU-30Mk2.

En otro artículo les hablé del sistema multifuncional de guerra electrónica Jibiny y hasta les mencioné lo ocurrido al destructor estadounidense Donald Cook en el Mar Negro. Jibiny, el sistema ruso de guerra electrónica habría 'apagado' las pantallas de radares del avanzado destructor, dejándolo indefenso. Además proporciona a las aeronaves una protección individual contra ataques de misiles lanzados por cazas enemigos y sistemas de defensa aérea con base en tierra, creando alrededor de la aeronave un campo radioeléctrico que los vuelve prácticamente invisible para las armas de precisión del enemigo. Por eso los expertos y asesores en el Pentágono han aclarado al gobierno de EEUU que una invasión no sería un paseo. Saben que tenemos S-300VM Antey 2500 con misiles 9M82M/ME y 9M83M/ME; sistema de misiles superficie-aire ruso utilizado para defensa antiaérea S-125 Neva/Pechora; sistema de defensa antiaérea BUK M2E. Todo un sistema de defensa antiaérea que pondría en aprietos a la aviación más moderna. Además, somos los únicos que lo poseen en Latinoamérica. Otra de nuestras vacunas.

También disponemos del Igla-S, lanzamisiles portátil individual y 2500 expertos en su uso; del cañón automático antiaéreo doble remolcado ZSU-23-2; de fusiles de francotirador Dragunov y personal capacitado para su uso; misiles Bulk S-300 y S-400. También he dicho que la superioridad en cantidad armamentista de EEUU es innegable. Pero no creo que sea muy fácil para ellos vencernos y hasta se exponen a una derrota pues nunca han participado en una guerra cerca de sus fronteras. Por otro lado, si nuestros Su-30 están en 11 minutos en Bogotá, imagínense cuanto tardarían en destruir los siete puentes sobre el Río Magdalena que divide a Colombia en dos, a pesar de las bases gringas en suelo colombiano. Sí, la guerra se llevaría a cabo en territorio neogranadino y nos permitiría recuperar todo el territorio que, a lo largo de la historia, nos han robado.

Todo esto ocurre mientras el mundo atraviesa por el desastre que causa del COVID-19, con su estela de muerte, similar a la de asesinato de líderes sociales en Colombia. Pero a quien tenemos que fregar es a Maduro por "narrrrco dictador". Los pobres escuálidos han sido de nuevo engañados; no hay cese de la usurpación, gobierno de transición, elección presidencial, golpe de estado, invasión yanqui, ni tampoco estela de muerte por COVID-19 en Venezuela. Ah, y los "cisnes blancos" aterrizaron en Maiquetía, no en La Carlota, como para que el mundo vea el apoyo Ruso a Venezuela. Antes 142 países en la ONU reconocían a Maduro como presidente legítimo de Venezuela. Hoy son más, por la forma tan correcta y llena de solidaridad humana con la que ha llevado las riendas del país en estos tiempos tan difíciles. La patria no está enferma, gracias a la resistencia, disciplina y solidaridad de sus habitantes. Somos ejemplos para el mundo y eso no le gusta a los atorrantes del norte. Nosotros venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 678 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus