Trump y sus secuases, la peste más peligrosa actual

Vislumbrar en los momentos actuales, la agonía que atraviesa actualmente América Latina y el Caribe, primero tenemos que comprender lo que pasa en el mundo su alrededor y la integración con la globalización y el capitalismo, entendiendo esto y partiendo desde la perspectiva los acontecimientos histórico ocurridos mucho tiempo atrás, y posicionándolos en los tiempos actuales, no es nada nuevo, sino entenderlo desde la configuración geopolítica internacional.

Antes de referirme a la pandemia CORAVID-19, que actualmente está azotando a al mundo y, es verdaderamente preocupante por los estragos que ha causado y en lo cual estamos todos comprometidos para evitar su propagación, voy a referirme a otra pandemia más peligrosa aún diría mortal, horrorosa, espantosa y criminal, como son en los actuales momentos lo que ocupan la casa blanca, Trump y su grupo de criminales y asesinos, incluyendo a la Unión Europea y países satélites que giran a su alrededor, circunscribiendo a los países de America Latina que sirven como vasallos para sus perversos intereses.

En primer lugar quiero describir a groso modo la crisis actual que han pasado países enteros por parte de la administración actual de Donal Trump, y que han reducidos a cenizas, y conducido a millones de seres humanos incluidos niños, niñas, ancianos, mujeres en estado de gestación a la más horrible y humillante desesperación de deambular por las calles, de una esperanza, inclusive de migrar a otros países buscando de esa ilusión que se les niega en sus propios países por culpa de un grupo de sanguinarios, inquilinos actuales de la casa blanca que los han sometidos a una crisis humanitaria sin salida, propio del sistema capitalismos salvaje y depredador que los saquea, demuele los derechos sociales de los pueblos, de una forma u otra solo con la finalidad de obtener ganancias para sus empresas y sus lacayos. Sin ir muy lejos tenemos algunos países que a través de la guerra, invasiones y el saqueo desproporcionado de sus riquezas los han sometidos a las más barbarie y espantosa pobreza, solo por nombrar algunos tenemos, Afganistán, Irak, Yemen, Siria, Somalia, Libia, Níger, Sudan del Sur, y pare usted de contar. Los cuales están sumisos a una enorme crisis humanitaria sin retorno.

En Segundo lugar pasamos en la actualidad por una tremenda crisis dimensional, diría más bien catastrófica y gigantesca como es la crisis ambiental, cuyo aspecto es más dramático y ha llevado a la destrucción masiva a la naturaleza, con la puesta en marcha de las industrias que siempre han operado sin ningún control, y ha causado la depredación del modo de producción capitalista, con en el objetivo más irracional en la búsqueda de obtener dinero, pasando por encima de la misma naturaleza, del pueblo, y las comunidades. Y esto podemos llamarlo crisis del capitalismo más despiadado, el cual no tiene ni la mínima ventaja de salir del fondo del barranco en el cual sus dueños la han ido sometiendo, y a la larga jamás de los jamases tendrá salida alguna, me refiero fundamentalmente a la destrucción actual del ambiente global.

En tercer lugar la crisis de la economía. Sin pensarlo mucho, tiene sus claras locuciones en la política implantada por las grandes corporaciones estadounidenses y los bancos que tienen a sus disposición, quienes son los que determinan a quien o a quienes y depende de las reservas naturales que tiene los países a los cuales entre comillas se les ayuda, siempre representado en el sistema de políticas norteamericano, el cual es el epicentro del capitalismo mundial. Siempre con el norte de apoderarse precisamente de esa economía o reserva de los pueblos. Y sabemos de antemano que los gobiernos de derecha neoliberales, apoyados por el imperialismo norteamericano no tienen problemas, pues saben bien de qué lado están, por lo que sus programas atacan directamente los derechos fundamentales de convivencia entre los pueblos que se niegan a morir, pero siempre habrá quienes defienden el capitalismo en su crisis agónica.

En tercer lugar tenemos la crisis de la comunicación o descomunicación tradicional de los medios de información, los cuales han tomado una extrema conflagración extrema en pro y favor de las grandes cadenas informativas manejadas desde dentro de los grandes centros de poder, en un claro desbordamiento de sus funciones comunicativas e informativas, y torciendo a su vez la imagen a desinformar la realidad, caso presente, la clara y flagrante visión que tuvieron cuando el golpe de estado en Venezuela dado al comandante de la revolución Hugo Chávez en el año 2002, y no es para menos esta agresión informativa llevados al mundo con una realidad palpable, cual verdad pareciera por parte de los canales de televisión venezolana, solo por nombrar la Venezuela revolucionaria, y sin adentrarnos en América Latina y otras latitudes del mundo, caso específico lo sucedido en Ruanda por culpa de la desinformación de la radio que dejo más de 800.000 mil muerto.

Y en gran medida estos son los roles asumidos por esos medios de comunicación masivos, concebidos en un ataque desmedido contra las políticas implementadas por los gobiernos progresistas en América Latina en los últimos tiempos, y estos procesos se irán definiendo bajo un profundo análisis en favor de las clases más desposeída, teniendo presente que la actitud asumida por las grandes corporaciones de comunicación son en favor de los seguimientos neoliberales, impuestos desde los grandes polos de poder, salvando a su vez los pocos que quedan con dignidad y firmeza en favor de los pueblos.

En cuarto lugar la crisis de la globalización neoliberal, se puede decir sin ningún titubeo que la entrada del nuevo siglo en América Latina, tuvo un giro inesperado, es decir cambio su rumbo en el tratamiento de la cuestión social. Sin dejar de pensar que las dificultades financiera desatadas a partir del año 2007, trajo como consecuencia una estela de pobreza y un descontrol en los mercados internacionales, aun actualmente debido a los bajos precios de las materias primas, ha desembocado en una crisis, es decir en serios problemas para avanzar por el sendero de desarrollo y alcanzar a su vez niveles de independencia del mercado mundial, lo que se debe afrontar o tener presente como nuevos desafíos para la región es evitar esas reformas económicas impuestas desde el norte, inducidas por los grandes medios que solo buscan el beneficio para unas pocas personas en detrimento de la gran mayoría.

Debemos de tener presente que la gran alternativa que vive actualmente América Latina es concreta e irreversible, o se rompe fundamentalmente con esa burguesía depravada llámese de otro modo capitalismo salvaje y depravador o nos atenemos a una crisis sin salida. Teniendo siempre presente que enfrentar con éxito la crisis del método neoliberal, no es otro que la reconstrucción de verdaderas políticas centradas en recuperar los cimientos dejados atrás y enfrentar verdaderamente esta crisis globalizadora con verdaderas ideas revolucionarias, que comprendan que la verdadera esencia de la dificultad está en un sistema de clases llamado capitalismo, y que la única salida es transitar hacia una sociedad sin explotadores, abusadores, sanguijuelas, donde la prosperidad de los seres humanos sea el objetivo y no el enriquecimiento de unos pocos.

En otro orden de ideas la cualidad asumida por Trump y sus secuaces contra la República bolivariana de Venezuela no es nada sorprendente, amenazas constante de invasión, robos en formas descaradas de los activos que tiene Venezuela en el exterior en conchumpancia con sus lacayos, de afuera y de los pocos que aquí quedan, los cuales gritan a viva voz por todos los medios de comunicación, (redes sociales), pidiendo invasiones, saqueos, muerte en medio de esta pandemia que azota de manera trágica al mundo. Que gracias a Dios Jehová Rey del Universo, se ha mantenido controlada por el único gobierno constitucional y verdadero que ha dirigido de manera magistral nuestro presidente Nicolás Maduro Moros.

Todo esto tiene un Nombre: El Presidente de los Estados Unidos de Norte America Donald Trump, y sus Secuaces.
De esta manera concluyo diciendo, Traidores Nunca, Leales Siempre, el Sol Nace en el Esequibo, hasta la victoria Siempre.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 687 veces.



Víctor José Guerrero

Abogado. Maestrante de Derecho Internacional Público

 guerrerovictorj@hotmail.com

Visite el perfil de Víctor José Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: