Crítica ácida

Apátridas inducen tristeza maledicente

Numerosos estudios psicológicos dan cuenta del grave problema que viene presentándose por la ausencia de padres en la educación familiar venezolana, viajan al exterior supuestamente "en busca de mejores oportunidades de vida", y la falta de mamá y papá origina huellas indeseadas en sus hijos a cargo de abuelas y abuelos, tíos, hermanas, o familiares y hasta de vecinos, mientras los viajeros "se resuelven", porque les convencen que es el modelo socialista comunista castrista chavista, el culpable.

Bien prefabricado el cuento, lo aprovechan opositores que guiados por circunstancias creadas, a fin de hacer chillar la economía (así fue con Allende en Chile), y les parece lógico expulsar al gobierno para "regresar a la población la estabilidad de la democtacia representativa". De esa manera vuelvan las administraciones bajo reglas washingtonianas que justifican la conducta de los gobiernos de Bush jr., Obama y Trump, condenando a Venezuela desde el año 2009, renovación que acaban de firmar igual a cada Marzo, con el decreto gringo de considerar a la nación bolivariana "amenaza inusual y extraordinaria para los Estados Unidos de Norteamérica".

Vivimos luciendo baja de peso en habitantes de todos los rincones de la patria, y de cualquier estrato social, situación que a la hora de futuros análisis y desclasificaciones del poder gringo, sería otra de las siembras de desazón y muerte al adversario, que EE UU induce en cualquier lugar del mundo, para "demostrar" que donde haya gobiernos independientes del capitalismo, serán castigados por atreverse a ejercer su soberanía, ser soberanos.

Con bloqueos financieros, medidas coercitivas, amenazas, o matar de hambre a los habitantes para facilitar intervenciones y bombardeos de causa justa, "reconstruir la libertad democrática" acudiendo a embargarnos bajo préstamos que son deuda eterna con el Fondo Monetario Internacional FMI.

No escapo de la tristeza nacional inducida por maledicentes que jefaturan la oposición, vendidos a intereses extranjeros, solo que la mía es en primer lugar una preocupación inevitable por la ignorancia acerca de la estrategia con la cual una vez más ensayan falsos y pedantes altivos gobernantes de naciones capitalistas bestiales, en actitudes cobardes.

Tristeza e indignación suprema porque existan compatriotas que rinden su libertad e independencia a los "reconstructores" extranjeros, que con tal de convencer al mundo sobre su papel de policías internacionales buenos y demócratas, nos involucran nos asesinan con el acoso y la asfixia financiera más letal que los misiles, a los que tienen listos para aplastarnos, según lo han confesado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 966 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: