La guerra y el burocratismo

Hemos venido haciendo esfuerzos por ver en el alto gobierno y los niveles nacionales de dirección de los partidos del Polo Patriótico se toman un tiempo para analizar y tomar medidas sobre los ingentes problemas que golpean al estado Bolívar.

Esta región ha tenido en este proceso hasta hoy tres gobernadores. Si jurungamos le Memoria y Cuenta de los ejercicios de gobierno corremos el riego de desaprobarlos. Hoy por ejemplo perdimos hasta el diputado que elegimos para la Asamblea Nacional. El Consejo Legislativo es un elefante blanco ganados solo para consumir presupuesto. A esto unimos esa caterva de funcionarios cuyas funciones desdicen de su condición patriótica, revolucionaria y chavista; individuos que activan bajo los lineamientos de los corruptores. Si a alguien del gobierno se le ocurre preguntar por ejemplo por la empresa Friosa, la situación del transporte, la CVG, por el funcionamientos de los hospitales Uyapar y Guiparo, donde ingresan después de muerto los pacientes luego de haber permanecido por horas en las puertas de estas instituciones; como sucedió con un camarada recientemente. El Estado Mayor de los Servicios Públicos que salto a la luz pública recientemente, tiene la titánica responsabilidad de orientar el accionar del gobierno en el estado Bolívar. Recomendamos que quienes vengan de la capital a cumplir una función gubernamental no se dejen llevar de la mano a pasear por el parque de a Llovizna y el desayuno en el hotel Intercontinental o a observar las caídas del rio Caroni frente al Cachamay.

La agresión de Trump al pueblo venezolano tiene un aliado circunstancial en Guayana, conformado por funcionarios ineficientes dependientes del Ministerio de la Vivienda, del Ministerio de las Industrias Básicas, de la CANTV, de los mercados municipales convertidos en centros de la especulación, donde actúan en todas sus anchas, violando los más elementales normas sanitarias, donde la basura y las manadas de zamuros pululan por todas partes en el mercado de Unare.

Si nos adentramos por los senderos de la llamada hambre del oro, encontramos dantescos cuadros de muertes de supuestos mineros; que a veces nadie informa; pero palpitan en las entrañas de estas regiones; lo que si sabemos por informaciones de estos pobladores de estas zonas que los funcionarios que se adentran en estos municipios mineros; ya no los envía la Reina Isabel, vienen por el hambre del oro, que si a eso vamos las bóvedas del Banco Central estarían abarrotadas del oro de Guayana.

La dirección nacional de PSUV y partidos aliados deben tomar medidas urgentes que impidan el descalabro electoral en esta región política – organizativa. En este estado estamos a tiempo si verdaderamente somos defensores del chavismo; leales siempre, traidores nunca.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 351 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luís Roa

Luís Roa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a287068.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO