En tres palabras

Primero lo político

A quienes murieron y arriesgaron su vida el 4F de 1992, por intentar hacer un cambio político, para poder lograr, como lo hemos intentado, hacer un cambio y una transformación económica.

Los poderes mundiales del imperio sionista estadounidense-israelí y sus lacayos internos han utilizado su poderío político-militar e incluso su poder económico y financiero para evitar que lo logremos.

No han podido, hasta ahora, ni podrán. Al menos que desistamos en perseverar en la lucha y, por el contrario, persistamos en nuestras fallas, errores y desaciertos.

GUERRA ECONÓMICA VS GUERRA POLÍTICA: ¿QUÉ FUE PRIMERO EL HUEVO O LA GALLINA?

"En el sistema antieconómico, el productor es víctima del consumidor, y ambos lo vienen a ser de el capitalista especulador, cada uno para sí y Dios para todos es su máxima sin advertir que el Dios para todos social quiere decir, que cada uno piense en todos, si quiere que todos piensen en él… una revolución política pide una revolución económica". (1)

Simón Rodríguez

Mi humilde interpretación del pensamiento del Maestro de El Libertador, Simón Bolívar, es que una vez hecha la revolución política o paralelamente a ella se demandará inmediatamente una revolución económica. Así se ha hecho en la mayoría de los países del mundo, sobre todo de la órbita socialista. Por supuesto, durante el proceso y mientras se espera hacer la revolución económica hay que buscar proveerse de recursos económicos que financien y den soporte al proceso de la revolución política.

RESPUESTA A MI HERMANO JUAN MARTORANO

En un artículo publicado en Aporrea, a finales del pasado año, nuestro apreciado y respetado hermano, de luchas y de combate, Juan Martorano expresó unas ideas y he estado pendiente por responderlas. Sea propicia esta oportunidad para hacerlo muy brevemente. Dijo Juan:

"Señalamos en el artículo precedente, que para poder ganar la guerra política, hay que ganar primero la guerra económica… Hay que señalar esto, porque hay algunos analistas por ahí, a los que en lo personal respeto, pero que difiero en su planteamiento cuando expresan que para lograr la estabilidad económica, primero hay que lograr la estabilidad política. Con estos ejemplos, se demuestra que es totalmente a la inversa. (2)

Por eso mi apreciado y estimado compatriota, Juan Martorano, quien como otros escribidores sostienen que hay que estabilizar y ganar primero la guerra económica, déjenme decirles que eso es muy relativo hermanos. Sólo hago una pregunta: ¿Acaso Evo Morales no comenzó a estabilizar y derrotar la guerra económica en Bolivia, y la iba ganando, y le acaban de dar un Golpe de Estado?

O la voy a preguntar de otra manera: ¿El no haberle permitido a Evo Morales y a quienes le acompañaban, a culminar su revolución política no tendrá, en el futuro, repercusiones en la revolución económica que se había trazado? Ambas están muy íntimamente relacionadas. Es más, tendrá repercusiones sociales y hasta ambientales.

Tal vez, me atrevería a decir, en forma general: Los capitalistas, en el proceso histórico, hicieron primero la revolución económica a través de la revolución industrial y a partir de allí comenzaron a hacer su revolución política y superaron al Feudalismo. A nosotr@s nos queda hacer lo contrario: Derrotarlos en el terreno político y militar e incluso ideológico, para poder construir una nueva realidad económica que garantice justicia y equidad social ¿No te parece hermano?

Creo que podemos confundirnos cuando no logramos diferenciar que los Bolcheviques, el Ejército del Pueblo de Mao o de Kim Il Sung e incluso el de Bolívar, como señalas en tu artículo, necesitaron ser financiados y autofinanciados y otra cosa muy distinta - aunque estén relacionadas - es ganar una guerra económica y hacer una revolución económica a favor de las grandes mayorías necesitadas, antes de ganar la guerra política.

Estamos en medio de una guerra económica y política que tiene sus repercusiones sociales e incluso ambientales: no hay dudas. Las incertidumbres que tenemos es: ¿Cuál guerra hay que ganar primero? ¿O debemos librarlas ambas simultáneamente? No hay dudas que venimos ganando la guerra política, tanto en el plano electoral como en el plano militar. No se han atrevido a invadirnos, aunque lo pudieran intentar en cualquier momento. Y, tampoco hay dudas, que tienen temor a medirse electoralmente porque pudieran ser arrasados, a pesar de las difíciles circunstancias que vivimos. Tenemos el control de los principales estamentos del Estado, incluyendo, por lo visto, a las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, al menos eso percibimos. Tenemos, además, el "control": de la Presidencia, de la mayoría de las gobernaciones, de las Alcaldías y Concejos Municipales y nada más y nada menos que de la Asamblea Nacional Constituyente, que es nuestro escudo protector ¿Queremos más? Pues, es muy probable, que retomemos la Asamblea Nacional. Lo que hay es que exigirle ahora a esos poderes políticos constituidos que se pongan las pilas, sean disciplinados, responsables, eficientes y eviten la malversación de fondos y el cáncer de la corrupción y se pongan a trabajar en sintonía y alineados a las orientaciones del señor presidente Nicolás Maduro, para que podamos enfrentar y ganar, con éxito, la guerra económica. Y más nada.

Por eso, inteligentemente, el Presidente Maduro, sin descuidar la batalla económica, en un adecuado aunque duro, doloroso y difícil, INTERCAMBIO DE PROBLEMAS, ha priorizado LO POLÍTICO.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

(1) "Simón Rodríguez y la economía" por Mirna Sojo

https://www.aporrea.org/actualidad/a175938.html

(2) "No señor Presidente Maduro. La dolarización no es la alternativa para resolver la actual coyuntura del país" ´por Juan Martorano.

https://www.aporrea.org/economia/a284505.html



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 766 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: