En absoluto

Después del 4F

Es inevitable hablar de Hugo Chávez y no hablar de los orígenes de este proyecto de revolución puesto en marcha desde el 3F de 1992, lo que vino luego ya es parte de la historia política de nuestro país y su incidencia en Latinoamérica fue a tal magnitud, que generó un proceso de transformación electoral en muchos países. Brasil, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Honduras, Uruguay, Argentina, en fin, una llamarada de amor y cambios necesarios para la tranquilidad de los pueblos. Era perentorio. Una vez electo por voluntad popular el Comandante Hugo Chávez, lo primero que urgía era el adecentamiento institucional por lo que una reforma a la constitución convoco a una ANC. En lo sucesivo, comenzó la reconstrucción social de la dignidad de nuestro pueblo con obras que marcaron un antes y un después en cuanto a infraestructura se refiere, aunque a algunos les genere escozor, allá ellos.

Después del 4F vinieron obras que se convirtieron en amor: el complejo deportivo bolivariano en Cojedes, los CDI, SRI y los CAT, centros de especialidades médicas, el Cabletren en san Agustín, el metro de valencia, el metro de Maracaibo, metro de los Teques, la recuperación del boulevard de Sabana grande, el segundo puente sobre el rio Orinoco, clínicas populares en cada parroquia, el complejo ferial en Lara y en Ciudad Bolívar, la penitenciaria de coro, estadios deportivos como el CTE Cachamay y la villa olímpica, la priorización a la cultura como un derecho social y político y de ahí la gran cantidad de culturologos que estaban escondidos, el despertar de la conciencia política y comunal de nuestra gente, el gran apoyo al sistema de orquestas, las pensiones y la atención integral a nuestros adultos mayores y en Guayana una sede del adulto mayor. Chávez llego a cerrar la brecha tecnológica que existía y por supuesto la gran cantidad de viviendas entregadas en cada rincón de este país. No es poca cosa lo ocurrido después del 4F.

La creación de empresas productivas para desarrollar elementos estratégicos como el granito y la arcilla, mundo de sonrisa, escuelas, CEI, avenidas, (por cierto que la Leofling en Guayana es obra de Chávez) distribuidores, (la intersección semaforizada y las banderas en Heres, son obras de Chávez), son obras que la Revolución de Hugo Chávez han dejado como huellas en el país.

Lamentablemente, un plan conspirativo, logra que muchos olviden cada cosa que se ha ejecutado luego del 4F. Problemas inducidos como el del combustible, el económico o en su defecto, el tema del agua o la electricidad, hacen que algunos olviden la grandeza del proyecto que Hugo Chávez presento a nuestro pueblo. Bonanza, prosperidad y conciencia para todos. Eso quería el comandante.

La situación es crítica, es cierto, estamos en guerra, pero luego de 21 años, de revolución, debemos estar satisfechos por los logros que hemos alcanzado, con problemas inducidos, pero cada 4F estamos obligados a ser leales a Hugo Chávez.

A LO INTERNO: Te conozco Chamariapa, eres 4F


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 709 veces.



Horacio Alarcón Basabe

Dirigente del PSUV

 alarconbasabe@gmail.com

Visite el perfil de Horacio Alarcón Basabe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Alarcón Basabe

Horacio Alarcón Basabe

Más artículos de este autor