Soliloquio sobre el azúcar

Hace unos cuantos años, comenzando el proceso político bolivariano, por estos predios del eje oriental de Carabobo, se presentaron unos funcionarios, "agrícolas", quiénes con abundantes argumentos técnicos y políticos consideraban inadecuados los cultivos de caña de azúcar en estas tierras, señalando la alta incidencia en el deterioro de la capa vegetal de estas plantaciones, en este valle ubicado en las riberas del lago de Valencia y abonadas de manera natural durante siglos por las montañas de la Cordillera de la Costa (Parque Henry Pittier, en consecuencia se hacía necesario reconsiderar su uso.

Este fértil valle decían los "expertos" con mucha convicción; que el contexto político que vivía la república, demandaba una nueva economía, que atendiese a las necesidades alimentarias de las comunidades, de tal modo la urgencia de un uso distinto en la producción, a ello agregaban que, además estos cultivos tradicionales de este rubro, a quienes beneficiaban realmente, era a las empresas productoras de gaseosas y nunca al pueblo. Estas ideas de organización y equilibrio económico, cargadas de justicia y humanismo, entusiasmaron a muchos de nosotros (nuestra credulidad e ignorancia es del tamaño de la Cordillera de la Costa). Se tomaron medidas, y surgieron los decretos expropiadores, de ello han pasado los años…y,… ni azúcar para la industria de las gaseosas… ni alimentos para la población. Seguramente las empresas de refrescos importarán su materia prima, y, la población también consumiremos azúcar, pero de otros países que cancelaremos en divisas. En estos días compré azúcar "Itamarati" de origen brasileiro. (Dólar y tanto )

Mocundo, la inmensa hacienda del Marqués del Toro, fue en la colonia y en la República, una próspera productora de caña de Azúcar, ocupó una parte importante de las riberas del Lago de Tacarigua y las adyacencias de Guacara. Por allí estuvo Humboldt en 1800, y le llamó la atención el uso de camellos en las faenas de acarreo de la caña.

En el año de 1868, bajo el gobierno del Mariscal Falcón (Liberalismo Amarillo) recorrió parte de este país, el viajero y observador económico alemán: Friedrich Gerstacker; en los valles de Aragua, se alojó en casa de los Vollmer, importante familia de hacendados y ganaderos, de ancestros alemanes. Entre los cultivos desarrollados por esta familia está la caña de azúcar, cultivo este, explotado al parecer, con mucho éxito, con productos de alto prestigio nacional e internacional como el ron. Seguramente los expertos en caña de azúcar sabrán como han hecho estos ciudadanos, para conservar esas tierras aptas y productivas, después de tantos años de explotación.

La caña de azúcar, es un temazo, comenzando la década del 60, Jean Paul Sartre, visitó a la Cuba revolucionaria, y escribió: "Huracán sobre el Azúcar", aquel texto-reportaje, presenta un retrato muy agudo en lo histórico, político, social y económico, que a seis décadas de su publicación permanece vivo, como ejemplo de las acciones y habilidades del capitalismo-financiero-estadounidense, en la Mayor de las Antillas.

Refiriéndose a la primera visita a Cuba en la época pre-revolucionaria, Sartre, apuntaba:

"Los partidos de oposición seguían hablando; se creían guardianes de las libertades democráticas y todos, hasta el Partido Comunista, reclamaban una consulta electoral. Pero su voz bajaba de año en año y el país no los escuchaba la primera visita. (…)La Isla vivía del Azúcar, pero un día advirtió que moría de ella".

Los expertos que han participado en la Planificación de la economía venezolana, en el período bolivariano, y particularmente en lo referido a la agricultura, por razones de responsabilidad histórica y de conciencia social; tendrán que hablar de sus experiencias gubernamentales;(estén o no en funciones) explicar a la comunidad venezolana los resultados reales de la producción en estas dos décadas de este proceso político. Esto implica una severa autocritica.

Recordemos que durante muchos años, la izquierda en sus variadas posiciones rechazó la "Agricultura de Puertos"; sobre ello, mientras haya razones siempre será necesaria la reflexión: en la normalidad mono productora petrolera, la Nación podía darse el lujo de vivir de la importación de alimentos, y otros rubros, ¡panas del imperio!, ¡proveedores seguros!, con sus vaivenes, pero allí estaban las divisas. Para traer contenedores full. Pero los tiempos cambian, ahora con la debilidad de "la gallina de los huevos de oro"(PDVSA), posiblemente no tengamos ¡Clap, pá tirá p’rriba!, ¿Qué hacemos? ¡Ah! Apelamos al Oro, Diamantes y el Coltán, y además contamos con la riqueza potencial-virtual del subsuelo.!Tá listo!

¡No vale!, la cosa es más complicada, no queda sujeta a la corta visión personal y a soluciones políticas maltrechas e individuales; tampoco se trata de montarse en un autobús, tomar un avión e irse del país, O, soy un burócrata en cualquiera de sus escalas y ¡estoy hecho! O soy un empresario, comerciante, y especulo y especulo hasta la usura; y después de mí el diluvio. Sabemos que la realidad real, es que la Nación está en apuros. Nos estamos jugando a Rosalinda, y corremos el riesgo que no seamos buenos en la mesa de dados.

Entre San Joaquín y Guacara, al lado de la carretera panamericana, hace también unos cuantos años, se construyeron unas costosas instalaciones para "Cultivos protegidos", había una nómina que integraban más de 50 trabajadores y los respectivos jefes; nadie recuerda que se cultivaba allí, aquello era un misterio, luego eso fue intervenido y se instalaron los militares, continuamos sin saber que se produce, antes veíamos el verde de los militares, ahora ni siquiera eso; lo que si estamos observando es O un desmantelamiento O una simple vandalización de esas instalaciones que le costaron mucho dinero a los venezolanos(¿A quién le compete actuar?) ¿Algún organismo público sabe y podría informar lo que ocurre allí?. En este territorio, hay concejales, diputados regionales, diputado constituyente, Alcaldes, Gobernador;(mayoría aplastante bolivariana) es decir hay gobernantes y hay gobernados, estos últimos con derecho a opinión, cosa que hacemos en la conversación cotidiana, en el transporte público, en las reuniones y, a veces en algún medio como Aporrea, pero sabemos, que no es suficiente, hay muchos funcionarios sordos y ciegos y otros comprando kerosén.

Sin embargo, pensando en términos constitucionales y ciudadanos, no dudamos que los gobernantes cualquiera sea el lugar que ocupen en el poder, están obligados a informar sobre su acción y responsabilidad pública; ellos deben actuar y elevar las expectativas de credibilidad en la gobernanza como valor fundamental en la preservación de lo que convencionalmente denominamos "Democracia"

No ignoramos que hay imperialismo, y que es interventor inescrupuloso, ya Martí lo había caracterizado en sus escritos, a finales del Siglo XIX, señalando su peligro para "Nuestra América", igualmente Lenín, cinco lustros después en Zurich (1916)* lo precisó conceptualmente con datos históricos y estadísticos, dejando claro, que el mundo de la política y la economía en el Siglo XX, entraba en una fase que requería la mayor atención de los pueblos y fundamentalmente de las vanguardias y sus líderes. ¡Al parecer no hay sorpresas imperiales!.

En estos días hemos visto en la autopista regional del centro dirección oeste-este, acarreo de caña de azúcar, seguramente hacia alguna molienda en Aragua, quien lo esté haciendo ¡bienvenido sea!

Recordando a: José Julián Martí Pérez (JOSE MARTI)

LA REVOLUCION ES CULTURAL

(*) Soliloquio, con ayuda bibliográfica

(*) El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 896 veces.



Rafael Castro

Especializado en Gestión Cultural. Colaborador y Fundador de Instituciones de la Cultura, en el Sector Público y Privado.

 racasce@gmail.com      @racas42

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: