La Medicina Pública como Negocio y Ascenso Social

La Lucha de Clases en la Venezuela del Siglo XXI: Sector Salud. (II)

En nuestra primera entrega afirmamos que la prestación del Servicio de Salud era el gran negocio del siglo y que se perdían de vista las posibilidades para los que estaban aprendiendo, como para los que estaban ejerciendo. Para ambos sectores ya tienen un mercado, unos financistas y unos proveedores seguros y cautivos, estos son: Los pobres que son la inmensa mayoría de las población y El Estado proveedor de Bienes y recursos económicos. O sea "que "no hay pa’ pierde con nadie.

Vamos a comenzar por los que están aprendiendo, los que, según ellos, se están quemando las pestañas por las horas de sueños invertidas en estudiar, los que se sacrifican haciendo guardias en los hospitales públicos, pasantías en zonas rurales y los que sacrifican a sus familias cuando les dan becas de estudios para el exterior. La mayoría de ellos ya actúan como Obreros Asalariados. A todos ellos les dedico esta segunda entrega.

Yo puedo afirmar con toda seguridad que el 90% de los que estudiaron y estudian medicina lo que más les motivó y motiva es que los llamen "Doctor si es hombre y Doctora si es mujer". Si me equivoqué por favor corríjanme el porcentaje, no sea que es al 100%. Para la familia venezolana en general, tener un hijo e hija Doctor es un orgullo y les da prestigio en la comunidad Eso forma parte de la escala de valores en la cual nos desenvolvemos como sociedad clasista y no entra en la categoría clasificatoria de que esto sea bueno o malo. Tener un hijo o hija Doctor eleva la autoestima familiar y le hace subir al menos una escala en la pirámide social.

En Venezuela estudiar medicina es la más económica opción de estudio, (blasfemia dirán algunos) pues El Estado y los Pobres pagan todo. El Estado pone las edificaciones, instalaciones, equipos, los profesores, las bibliotecas y laboratorios; financia las practicas, da las becas, suministra alimentos, transporte y además ahora les dan tabletas y los envía al exterior a especializarse becados con todos los gastos pagos. ¿Y que ponen Los Pobres?: Nada más y nada menos que sus cuerpos para que practiquen con ellos y además, ahora, por la crisis económica, les piden hasta que lleven los insumos necesarios. Si exagero, por favor discúlpenme, pues creo que las batas blancas tienen que comprarlas los padres de los estudiantes y los cuadernos y lápices para tomar los apuntes durante las clases.

Siendo estas las motivaciones y además con el título de Doctor, no es de extrañar que ante la crisis política y la guerra económica que sufrimos, hayan sido los médicos y personal especializado de la salud, quienes primero hayan salido en estampida hacia el exterior en calidad de emigrantes, buscando mejorar su calidad de vida en otros países donde piensan obtendrán mayores ingresos económicos para vivir en mejores condiciones que en Venezuela donde les están pagando salarios no acordes al título de Doctor por ellos obtenidos. Aquí el sentido de pertenencia a una Patria, a una población que necesita ser atendida y a una deuda que tienen con el país que les pagó para que estudiaran y les facilitó todo, no entra en ninguna consideración a tomar en cuenta.

Ya, ya,… me van decir que no son todos y que digo todo eso porque soy un resentido social o alguien que quería estudiar y no pudo. Eso lo he oído muchas veces cada vez que toco el tema. En verdad he encontrado verdaderos Servidores Públicos en el Sector Salud, a gente con vocación, no son muchos, pero las hay. Sobre todo, aquellos galenos que se graduaron hace más de 30 años y se especializaron para enseñar y transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones. Lo cierto es que cuando uno oye a estos estudiantes de medicina de esta era hablar de su futuro entre ellos y escuchar que apenas apostillen el título se van o que escogieron tal especialidad porque esa es la que dá más plata, a mí me produce una profunda tristeza.

Siendo la profesión médica considerada desde el punto de vista económico lucrativa y que abre las posibilidades de ganar dinero sin mucho esfuerzo es un factor motivante para estudiarla, de allí que todas las facultades de medicina ponen tantas trabas para ingresar a ellas, pues siguiendo las leyes del mercado capitalista puede colapsar la Demanda si la Oferta es demasiada. La única manera que esto no sea así, es cuando ejercicio de la sea una profesión solamente pública y no privada.

En la próxima entrega tocaremos a los que ya viven del ejercicio profesional y la responsabilidad que han tenido para ayudar a podrir y corromper el Sistema de Salud Público, que hoy por hoy parece que no tiene salvación.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 714 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: