Machismo y feminismo

El machismo y el feminismo, formas límbica imbrica fluctuantes fronteras de la forma ser y noser de la literatura védica upanisha sánscrita de la modernidad ilustrada originaria de la nueva orientación einsteiniana, ha de tener tercio incluso aristotélico profundo, al que tienden y del que trascienden los casos límite contradictorios, de equilibrio dinámico dialéctico dialógico difuso, en lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang, y, en similaricadencia tautológica repetitiva platónica, y, que no de otra suerte tanto como el contradictorio borroso 69 cojedeño, asina asín así, el machismo y el feminismo, tanto como lo cóncavo y lo convexo, en que el punto "G" femenino, todo lo contiene.

El machismo y el feminismo, formas límbica imbrica fluctuantes fronteras de la forma ser y noser de la literatura védica upanisha sánscrita, y, todo deviene de la página web, de la publicación publicada el 18 de enero de 2020 11:23 GMT, https://actualidad.rt.com/programas/entrevista/340265-zeney-alonso-grupo-musical-cuba-toques-rio-machismo-feminismo: "Zeney Alonso, director del grupo musical cubano Toques del Río: "No estamos de acuerdo con el machismo, tampoco estamos de acuerdo con el feminismo". Criticar es normal, pero hay que tratar de entender a la otra persona: es la base de todo lo que podamos defender en nuestras canciones", opina Zeney Alonso, director general de Toques del Río, sobre la proyección que tienen como artistas respeto a cuestiones sociales como la diversidad sexual y los temas de género." Esta manifestación del director del grupo musical cubano Toque del Río, Zeney Alonzo, dice que existe un forzoso impulso irresistible, tanto entre machismo y feminismo, como entre exceso y defecto de La Gran Moral Aristotélica, que afírmase la necesidad de un medio, entre aspectos límbico antagónicos, contra lo dicho por el mismísimo Aristóteles del principio del tercio excluso en su lógica elemental estagirita, y, sobre esta inescrutable precisión aristotélica, ya se ha dicho y es razón averiguada, que mantúvose mas y más de 3000 mil años oculta, hasta la voladura de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001, con el parlamento repugnante georgebushiano excluyente del principio del tercio excluso aristotélico, del o estás conmigo o estás con mi enemigo, tipicidad del machismo imperial contra la atipicidad del feminismo comunal.

El machismo y el feminismo, formas límbica imbrica fluctuantes fronteras de la forma ser y noser de la literatura védica upanisha sánscrita, de la modernidad ilustrada originaria de la nueva orientación einsteiniana, ha de tener tercio incluso aristotélico profundo, este punto crucial decisivo, faltóle al científico alemán para completar su teoría holística unificada, ese punto inflexivo topológico contradictorio difuso, hémoslo denotado con el nombre de centro universal unificado reflexivo teilhardiano tanto como teoría holística unificada einsteiniana entre las perspectivas límbica imbrica paradójicas, universo en expansión y universo en contracción, ahí, sí, ahí, en el centro universal unificado reflexivo, de poder adquirido por la conciencia, científica avanzada y religiosa progresista, en que han de resolverse todas las paradojas, hasta la de la puente y el ahorcado, Quijote (II, 51), asina asín así, el principio de incertidumbre heisenbergiano, pues tanto es la verdad como la mentira, tanto es es la posición como la velocidad, o sea, la misma medida para ambas magnitudes, ambos aspectos, y, en el punto crucial decisivo, la fe cáscara amarga hebrea, que es la aceptación de la paradójica absurdidad richardsoniana. De modo que las mismas consideraciones del universo en expansión y del universo en contracción, de partículas y de ondas, con sus puntos inflexivos topológico cruciales decisivos difusos, asina asín así, han de tenerse con los casos límite contradictorios, machismo y feminismo, en torno y entorno, sábana y sabana, redoma del mango sancarleña, y, de centro universal unificado reflexivo teilhardiano einsteiniano, de circulación de cargados vehículos pareados universos macrocósmicos y de pareados cargados vehículos ondículos microcósmicos. Todo lo cual unificado permite hablar de machismo y feminismo, de la filosofía y de la ironía, que hale faltado a la política de Pepe Mujica, ha de ser equilibrio dinámico dialéctico dialógico difuso, entre la ciencia y la moral estética religiosa, asina asín así, el entendimiento y la ética estética espiritual, en equilibrio dinámico dialéctico dialógico difuso, y, si faltare una "E", no es filosofía irónica quijotesca cervantina, sino guachafita pepemujicaiana inesperada, y, no, del machismo y del feminismo, de palabras pareadas parteadas paridas paradójicas zeneyalonsoianas del director del grupo musical cubano Toques del Río.

El machismo y el feminismo, formas límbica imbrica fluctuantes fronteras de la forma ser y noser de la literatura védica upanisha sánscrita, de la modernidad ilustrada originaria de la nueva orientación einsteiniana, asina asín así, en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, sí, aquí, por primer vez, plantéase lo de las palabras pareadas parteadas paridas paradójicas zeneyalonsoianas del director del grupo musical cubano Toques del Río, en que lo adverbial contradictorio espacio temporal, sostiénense en reciprocidad conjugada inclusiva en los valores jerarquizados borrosos oscarwildeianos, a saber, "El hombre es en cada momento de su vida, todo lo que ha sido y todo lo que será." A lo que Hugo Chávez, ¡revolucionario y feminista por excelencia!, llévanos a la página web, http://www.vicepresidencia.gob.ve/hugo-chavez-revolucionario-y-feminista-por-excelencia/: "Soy feminista y lucho porque la mujer Bolivariana ocupe el lugar que le corresponde… No puede haber Revolución sin la participación de las mujeres de la Patria. Sin la verdadera liberación de la mujer, sería imposible la liberación plena de los pueblos y soy un convencido de que un auténtico socialista debe ser también un auténtico feminista… El socialismo del siglo XXI es anti-machista. Admiro a la mujer y su lucha y su batalla, y llamo a los hombres de Venezuela a que desterremos para siempre el machismo de esta tierra, para que algún día declaremos a Venezuela territorio libre de machismo… En el marco del sistema capitalista es imposible derrotar la exclusión y el atropello a la mujer, porque el sistema capitalista tiene su base en los antivalores de la exclusión, el machismo, la violencia, la degradación de los valores y particularmente de la mujer." Ahora en la CRBV, ha de aparecer los casos límite contradictorios, lo femenino y lo masculino, la mujer y el hombre, todas y todos, la niña y el niño, la adolescente y el adolescente, la trabajadora y el trabajador, el género femenino y el género masculino, la sexualidad diversa, sin la exclusión plural y sin la exclusión singular. La paridad de las palabras pareadas paradójicas luisalbertomachadoianas, sí, sin tercio excluso estagirita preponderante. Sí, el tercio excluso y tercio incluso, en equilibrio dinámico dialéctico dialógico difuso, el macho y la hembra, en sostenida igualdad sin preponderancia de figurados aspectos significativos, en el tercio incluso aristotélico profundo, anticapitalista y antiimperialista, pese a que nació del fatídico derrumbe capitalista de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001, helo ahí, el golpe de estado al comandante Chávez en abril de 2002, nacido del discurso excluyente aristotélico georgebushiano: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", y, las consecuenciales decisiones nefandas imperialistas barakobamaianas y donaldtrumpianas, del Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano, violatorio del Derecho Usual Ordinario Romano, y, de la descomunal guerra económica contra la Revolución Bolivariana Venezolana, cercada y bloqueada con mayor rigor que a la Revolución Cubana, solo y sólo, que la Cuba de Fidel, en mas y más de sesenta años de revolución, ha habido un desarrollado político económico social distinto a la Venezuela de Chávez, mas y más, en veinte años de la Revolución Bolivariana Venezolana, hemos avanzado en lo político en lo social, mas y más, tenemos la renquera y la arrechera de ranchera en la economía, a lo que el imperio gringo go home, témele, ¡SÍ!, chorréase con el petro, que viene por las barandas jodiendo y arrumbando al saquillo dolor al bolsillo que provoca el dólar y la inflación, superada ésta, a buen seguro trascenderíamos, y, que otro gallo rojo rojito fino comunitario cantaría en el patio del rancho de la calle Alegría de la vieja Rosa María ¡pa’su alegría y pa’su alegría!

Si el machismo y el feminismo, formas límbica imbrica fluctuantes fronteras de la forma ser y noser de la literatura védica upanisha sánscrita, de la modernidad ilustrada originaria de la nueva orientación einsteiniana, asina asín así, en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. Entonces sea dicho que plantéase lo de las palabras pareadas parteadas paridas paradójicas zeneyalonsoianas del director del grupo musical cubano Toques del Río. Ergo vergo sea dicho que lo adverbial contradictorio espacio temporal, sostiénense en reciprocidad conjugada inclusiva en los valores jerarquizados borrosos oscarwildeianos. Ergo vergo sea dicho que con el comandante Chávez: "No puede haber Revolución sin la participación de las mujeres de la Patria. Sin la verdadera liberación de la mujer, sería imposible la liberación plena de los pueblos. Un auténtico socialista debe ser también un auténtico feminista. El socialismo del siglo XXI es antimachista." Ergo vergo sea dicho que tanto las formas límbica imbrica fluctuantes fronteras, el machismo y el feminismo, como el dicho y el hecho, el hecho y el Derecho, han de tener igualdad y equilibrio en el tercio incluso aristotélico profundo del trecho estrecho arrecho. Ergo vergo sea dicho que la igualdad, la paridad y el equilibrio, entre lo femenino y lo masculino, y, sin la discriminación excluyente aristotélica de género, es lo planteado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de la que emánase la Ley Contra la Violencia a la Mujer y a la Ciudadanía.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 569 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor