Alguién póngale orden a la pea

No se quién ni cómo, se podrá frenar la anómala situación que se plantea en el País con motivo de la presidencia paralela de la Asamblea Nacional, que el diputado Juan Guaidó pretende imponer a troche y moche luego de su teatral acto del domingo 05 de enero, cuando luego de no entrar por propia decisión a la sesión Inaugural del Parlamento para el período 2020, según criterio generalizado porque no quería ser derrotado por sus propios seguidores de la fracción oposicionista; igualmente todos vimos los videos donde empujado por las nalgas se le trataba de subir a la verja que rodea el Capitolio Federal, y como luego de alcanzar el tope, y continuar su ingreso saltando dentro de los jardines del recinto, hizo lo que tenía pensado desde el principio, no asistir a la sesión inaugural porque se sabia derrotado y se empujó hacia atrás, a las manos de sus seguidores que lo recibieron cargado.

Luego de este episodio digno del Hollywood clásico, se inventó realizar una sesión paralela fuera del recinto del hemiciclo, en un local sospechosamente preparado con antelación en el del diario El Nacional; obviando la falta de quorum, el intento de sesión no podía tener validez, por este sólo hecho, ya que conforme a lo dispuesto por el Reglamento Interior y de Debates se establece como único sitio válido para efectuar la Sesión Inaugural: el Hemiciclo del Capitolio Federal; no obstante en su terca y disparatada visión de los hechos, con un grupo insuficiente de seguidores, resolvió para tratar de engañar a la comunidad y proporcionar material de desinformación a la Prensa, especialmente la Internacional, que por razones obvias desconoce la mecánica, y disposiciones que reglamentan la Sesión Anual Inaugural y los pormenores legales para la designación de la Directiva de la Asamblea Nacional, realizó la a todas luces irrita sesión donde "resulto electo presidente", prestó el juramento correspondiente y se volvió a auto juramentar como presidente de Venezuela, suponemos que por 1 año más luego de concluido el absolutamente inconstitucional primer año de interinato, que se asignó vencidos los 30 días, lapso establecido en el artículo 233 de la Constitución vigente para la nueva elección presidencial, bajo el supuesto negado de que Maduro no fuera realmente el Presidente Constitucional de Venezuela para el período 2019-2025.

Después de concluido este primer acto de su obra teatral, el "Steven Spielberg", venezolano, productor y director en la escena de la política nacional, guardó el 2º acto de su guion para la sesión ordinaria convocada para el 07 de enero, a la cual casi con seguridad intencionadamente no asistió con su grupo, para luego, volviendo al cine de aventura policial, ingresó por la fuerza a la cabeza de su grupo, al local donde ya había concluido la sesión ordinaria previamente convocada, atropellando a los custodios, quizá buscando una reacción de éstos ante la agresión de que eran objeto, para preparar su 3er capítulo y gritar que habían sido irrespetados, pero, los custodios no pisaron el peine.

Como puede pensarse un ejecutivo paralelo con el "presidente" Guaidó a la cabeza y ahora un Parlamento paralelo con el mismo "presidente" Guaidó de director de orquesta, muestra un gran desorden institucional, porque estaríamos en presencia de prácticamente dos administraciones paralelas dentro del territorio nacional, anómala situación que ha creado grandes pérdidas a la Nación, no sólo en lo moral ante la comunidad internacional, sino grandes perjuicios económicos con el manejo autoritario sin control de ninguna especie, de bienes nacionales que por interferencia del el gobierno de Donald Trump han sido manejados fuera de toda norma, en beneficio de grupos antipatria venezolanos y los aprovechados tanto de Estados Unidos que se adueñaron de Citgo y sus disponibilidades financieras como de parte de nuestras reservas depositadas en bancos de ese país; igual que Colombia que se apropió de la empresa Monómeros 100% venezolana, como de la Unión Europea que hasta ahora mantiene congelados fondos de reserva en divisas por miles de millones de dólares y euros en bancos de la región. También parecen estar en vía de apropiarse de nuestras reservas en oro, como están haciendo bancos de Alemania y el "honorable" banco de Inglaterra.

Me devano el cerebro tratando de pensar en una solución razonable en busca de la regularización administrativa, tanto en lo referente al Poder Ejecutivo con dos presidente uno real, Nicolás Maduro y otro virtual, etéreo, inexistente en la realidad internacional según la Asamblea General de la ONU, pero que con sus acciones anti venezolanas auspiciadas por la Casa Blanca, maltratan la economía nacional y atropellan al pueblo con su embargo comercial y financiero para la adquisición de los alimentos que no producimos y las medicinas y materias primas para producirlas en el país. Y por otra parte el "surgimiento" con el ilegal y absolutamente injerencista, apoyo con amenaza de intervención militar incluida, para la consolidación de un poder Legislativo paralelo con la Asamblea Nacional en desacato, línea en la cual el auto proclamado ya ha dado los primeros pasos como recién describimos y como fuerza creadora de inestabilidad que sirva de base a sus pretendidas ansias de su gobierno sigüí constituyendo la plataforma para la agresión bélica.

Ciertamente si el multi presidente insiste en sus pretensiones de mantener el pseudo poder presidencial que el intervencionismo norteamericano le ha otorgado en el pasado y que la Administración Maduro, seguramente que para evitar una intervención militar y males mayores, sólo ha mirado de soslayo, actitud que se está volviendo insostenible, porque se percibe que las circunstancias nos están arrinconando, que estas condiciones de gobiernos paralelos, que pudieran conducir a un caos administrativo si continúan, pudieran surgir disidencias que autónomamente ante la indiferencia real o aparente del Gobierno Nacional, puesta en evidencia por la inacción contra el autoproclamado, lo que a mi juicio puede hacerlo creer que se trata de un super hombre, un super funcionario protegido por los cañones de USA y la OTÁN colombiana, un intocable y que en consecuencia puede hacer lo que bien le venga en gana. bajo la mirada timorata por sobradas razones del Gobierno Nacional.

Pienso que no se puede seguir permitiendo que ese "cancer" que la administración Trump y sus agresivas amenazas de intervención militar aunadas, a la actitud que el auto proclamado ha venido alimentado, continúe creciendo y erosionando la credibilidad del Gobierno, mientras se deteriorarían las esperanzas y realidades nacionales, que parecían comenzarían a mejorar con un año 2020 de progreso y recuperación, pero no será así, si se permite que prospere una nueva agresión a la constitucionalidad, ahora desde la Asamblea y con el cogobierno parlamentario, Parra-Guaidó, regresaremos al 2018 cuando el auto proclamado con el apoyo yanqui realizó cualquier cantidad de estropicios político-económicos, mientras contemplábamos entre sorprendidos e inermes, como un individuo sin ninguna legalidad acorralaba la administración Maduro, parapeteado detrás de la todopoderosa maquinaria militar del imperio del Norte.

Muchos piensan, quizá imprudentemente como yo, que ha llegado el momento jugarse a "Rosalinda, para recuperar nuestros corotos" enjuiciando a Juan Guaidó por los presuntos y numerosos delitos cometidos, porque aunque pretendan pensar lo contrario, la comunidad internacional conoce, como la ONU reconoce la legitimidad del Gobierno Maduro y dada la circunstancia de intranquilidad prebélica que se vive en el Medido Oriente a causa del asesinato del General Iraní Soleimani y la respuesta violenta e inesperada del gobierno del Ayatola Alí Hamenei, pareciera que no estarían dispuestos a una agresión militar contra Venezuela sin justificación alguna por un devaluado Interino, que ha sido la causa de su fracaso en sus intenciones sobre nuestro País; además de que no debemos hacernos falsas esperanzas de que el Imperio cesará en su empeño de imponer un gobierno a su medida a como dé lugar y de que para atacarnos sino ha conseguido vencernos por hambre, no necesitarán una excusa tan baladí como resultaría el que hemos sometido a juicio a un connacional delincuente

El pretender pasar desapercibido en la actual circunstancia hará crecer al autoproclamado en egocentrismo basado en la fuerza proporcionada por USA, por lo que cada vez exigirá más participación hasta alcanzar su meta: la Presidencia de la República.lguamente debemos pensar también que, quizá no faltará alguien que en algún estado de País fronterizo con alguna otra nación (Colombia y Brasil) o con costa marina, se sienta tentado ante las manifiestas muestras de debilidad en la aplicación de la Constitución y las Leyes, y aupado por algún país interesado en secesión de parte del territorio, especialmente Colombia en los estados fronterizos de Zulia y Falcón, por las razones que se argumenten en el momento , exigiría autonomía del Gobierno Central, pudiendo iniciar una anarquía territorial de grupos de oposición aun en estados bajo control del gobierno Central, que envalentonados por los "éxitos"del auto proclamado ahora Presidente de la República y de la Asamblea crean factible que les ha llegado el momento de actuar y aunque probablemente no consigan su cometido proporcionarán facilidades y razones para que se fomente un caos, con el consecuente perjuicio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 601 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: