Y hablando de nuestra hermosa venezuela…

Una buena amiga me manda un video de esos que pululan por las redes. En él un joven africano, en muy buen español, con un ligero acento por supuesto, se dirige a un público joven netamente europeo, casi completamente femenino. El rostro más oscuro tiene el color de gasparin el fantasma.

Nos cuenta el jovencito que en su tribu los jóvenes tienen que emigrar para buscar un futuro inexistente en sus tierras. Atravesar el terrible desierto, las muertes en el mediterráneo, los bebés que desaparecen. Se queja nuestro héroe de que los gobiernos dan millones de euros pero que eso no soluciona nada, que lo que se necesita es educar a la gente. Se emociona contándonos como con 12000 euros –no nos dice cómo los consiguió- regresó a su país y montó una escuela de informática donde, según él, ya ha educado a 15000 personas. No deben, nos dice, seguir los gobiernos entregando millones en "ayuda humanitaria" que nunca termina de sacar a los pueblos de la pobreza. Se debe invertir en educación. No explica cómo lograr eso en medio de la guerra y el terrorismo ni si la educación que se promueve es esa educación eurocéntrica que solo sirve para crear esclavos para las multinacionales.

Bueno, tampoco nos dice nada nuestro amigo sobre las verdaderas causas de la tragedia de la madre África. Una tragedia muy parecida a la de hemos padecido durante 500 largos años en NuestrAmérica.

Años de colonialismo brutal y explotación salvaje llevadas adelante por la avaricia infinita de los gobiernos colonialistas del norte y sus corporaciones. Gobiernos que hoy invierten más en impedir que los migrantes lleguen a sus países que en la tan cacareada "ayuda humanitaria" que siempre termina siendo mucho más pequeña que lo que año tras años extraen estos gobiernos saqueando las riquezas de los países africanos y del sur en general.

Junto con la devastación de la naturaleza, la casi total destrucción de las culturas ancestrales de los pueblos africanos. Guerras por territorio y por recursos impulsadas siempre por las elites colonialistas y sus lacayos locales. Misteriosas epidemias que diezman a las poblaciones y a sus animales. Las crecientes sequías a causa del desastre climático causado por un sistema que impulsa el desarrollo infinito de un planeta finito cuyos delicados ecosistemas están siendo sistemáticamente destruidos.

Muy bien colocados en ambos lados de la pantalla, los logos de los "patrocinantes": uno de los bancos más corruptos de Europa y un periódico que al igual que El Nacional en nuestro país, alguna vez fueron referentes culturales y medios veraces de información, pero que hoy se han convertido en reproductores de la mala cultura hegemónica y en voceros encarnizados de la derecha más recalcitrante.

Y hablando de nuestra hermosa Venezuela, un país que desde hace más de 20 años ha sufrido los ataques constantes de esas mismas élites que destruyen al África y al medio oriente con sus guerras y grupos paramilitares y que ahora sin disimulo están tratando de desatar el caos en nuestras tierras latinoamericanas. Una nación que desde la más que sospechosa muerte del comandante Chávez viene siendo ilegalmente sancionada, acorralada y saqueada por las huestes imperialistas, sus lacayos en las oligarquías locales y unos cuantos traidores vende patria que han entregado su honor y su moral para poder ser aceptados por las clases gobernantes eurocéntricas. Una nación cuyo gobierno se ve forzado a hacer todo tipo de acrobacias y piruetas para tratar de salvar a la revolución bolivariana, piruetas y acrobacias que a veces muchos no terminamos de entender. Un Gobierno asediado por una de las más feroces guerras mediáticas de la historia contemporánea, un gobierno revolucionario que se ve obligado a funcionar desde una estructura netamente burguesa y capitalista creada hace décadas para perpetuar la corrupción y el nepotismo. Cualquier intento de acabar o transformar esas viejas y corruptas estructuras es inmediatamente atacado y saboteado -desde afuera y desde adentro- por las viejas y nuevas elites y por funcionarios demasiado amañados a sus cargos políticos.

Nuestra hermosa Venezuela…su aguerrido pueblo lleno de contradicciones, un pueblo arrecho y dicharachero, un pueblo sabio y valiente al que el comandante Chávez le abrió los ojos y que no va a volver a dejarse engañar. Un pueblo bolivariano que fue el primero en rebelarse contra las políticas neoliberales del consenso de Washington aquel terrible y glorioso 27 de febrero del 89 y que definitivamente no va a dejarse llevar otra vez a ese infierno neoliberal ni va a entregar su soberanía a ningún gobierno extranjero. Un pueblo pacífico pero candela a la hora de arrecharse, un pueblo que es muy difícil de manejar por las buenas pero que por las malas le haría la vida imposible a cualquiera que tratara de imponerse.

La América toda hoy atraviesa tiempos difíciles, el mundo está en crisis y NuestrAmérica está en medio de una disputa. El imperio necesita de los inmensos recursos de nuestra patria grande para mantener su hegemonía global, mientras las nuevas y poderosas potencias de oriente vienen trabajando en la creación de un mundo pluripolar y multicéntrico, tal como lo soñó nuestro comandante Chávez, que indudablemente acabaría con la hegemonía imperial de los Estados Unidos y sus socios europeos.

Ya está claro que el ataque a nuestro país no es para sacar del poder a un "tirano y acabar con un modelo fracasado" como predican los sesudos idiotas de la derecha. Evo demostró lo que puede hacer un gobierno progresista para cuidar de su pueblo y hacer crecer la economía, pero los supremacistas gringos y la oligarquía racista boliviana no podían permitir que un "Indio" gobernara a Bolivia y mucho menos un indio cocalero y pa más vaina socialista, cuyas acertadas políticas económicas convirtieron al país más pobre de América en una de las naciones con el mayor crecimiento económico de la región. Hoy en la hija predilecta del libertador, una pseudo evangelista, racista y asesina, biblia en mano se auto declara -como lo hiciera aquí el ladrón de Guaido- presidenta, dándole libertad a las fuerzas del orden para masacrar a su pueblo y quemar la multicolor Whipala para tratar de destruir el estado plurinacional. El gobierno democrático "de facto" –vaya contradicción- llama a elecciones "libres" pero sin el "indio" Evo morales. Al igual que en Brasil un gobierno Golpista condenó sin pruebas al presidente obrero Lula para sacarlo de la carrera electoral. ¡Tremenda libertad democrática!

Sin duda estamos ante una nueva operación Cóndor repotenciada, el imperio está usando absolutamente todas sus más bajas y brutales artimañas para impedir que los pueblos de NuestrAmérica se independicen por fin del yugo imperial y emprendan su propio camino sin injerencias y con soberanía. Trataran otra vez de imponer sus dictaduras neoliberales, pero si de algo estoy seguro es que los pueblos del sur amantes de la libertad y apegados al pensamiento bolivariano esta vez no se lo vamos a permitir. Sobre todo nuestro bravo pueblo en nuestra hermosa y soberana patria venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 569 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor