Venezuela: urgencia de optimizar la efectividad diplomática

Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos

Gabriel García Márquez, 100 Años de Soledad.

La presencia en Bolivia en mayo de 2019 del Secretario General de la OEA, Sr. Luis Almagro (uruguayo) para apoyar a Evo Morales en querer reelegirse y defender su reelección demostró que quien apoya tus errores no es tu partidario o tu amigo; es tu enemigo.

El amigo es quien te advierte y señala los errores que cometes o te gustaría cometer. Almagro probó que la obsecuencia es la antesala de la traición, recordemos el caso más flagrante, el del General Pinochet con respecto a su Presidente Salvador Allende (1970-1973), posteriormente asesinado.

Teorías de la ineptitud

Hace unos 30 años estaban de moda dos doctrinas sobre la ineptitud para el liderazgo y el comportamiento organizativo: la Ley de Parkinson y el Principio Peter. La Ley de Parkinson dice que el dirigente mediocre elige invariablemente colaboradores más mediocres que él, porque quiere sentirse cómodo y superior. El Principio de Peter dice que toda persona asciende en sus funciones hasta que alcanza su nivel de incompetencia. Quien observe con objetividad, encontrará que estos dos hallazgos de las ciencias de la administración son obedecidos simultáneamente y de modo acentuado en los gobiernos y organizaciones políticas.

Que estas lecturas me vuelvan a la memoria, resulta de lo que pude observar durante 20 años la actividad diplomática de Venezuela ante los organismos multilaterales con sede en Ginebra. Presencié un consistente desfile de la combinación de ambos males en la Representación diplomática de la Venezuela bolivariana ante los 9 organismos multilaterales en Ginebra. Son lamentables recuerdos de una constante intriga interna y de obvia ineptitud técnica. Aquellos malos recuerdos volvieron a la memoria, por el contraste, cuando vi el video de una excelente y esclarecedora entrevista al Prof. Iván Gatón.

El Prof. Gatón es un experto dominicano en relaciones internacionales, que tiene una visión cosmogónica muy acertada y visionaria del acontecer político internacional. También estudia a los autores norteamericanos que orientan la política exterior de EEUU, nuestro voluntarioso adversario en las relaciones internacionales. La comprensión e ideas que orientan la política mundial de EEUU ayuda discernir y a anticipar sus objetivos diplomáticos estadounidenses. Eso es algo que para la diplomacia venezolana debiera ser un asunto vital.

Objetivos del contraataque del imperio

Como Gatón es dominicano, sus certeros conocimientos en geopolítica son casi inútiles para la diplomacia de su país, como no sea por el aspecto cultural y técnico, porque la Republica Dominicana no está sometida a embargos de sus cuentas en el exterior y amenazas externas de EEUU, como es el caso de Venezuela. Por otra parte, la República Dominicana, desde que adhirió al CAFTA, es un vasallo económico de EEUU, como lo son todos los otros países que firmaron dicho acuerdo, o cualquier otro acuerdo de libre comercio, ya sea con Estados Unidos o con la Unión Europea.

Esos acuerdos son un condicionamiento muy asimétrico que limita la soberanía en política económica y políticas de desarrollo. Es como involucionar al régimen colonial de los virreinatos españoles y al otorgamientode monopolios del comercio. Esos acuerdos obligan implícitamente a la adopción de los sofismas dogmáticos de la teología neoliberal que predican en los países anglosajones desde todos los púlpitos, incluso los académicos, tratando de hacer pasar este dogmatismo teórico por ciencia económica a pesar de una evidencia social contraria comprobable. Desde la época en que David Ricardo escribió sus Principios de Economía Política e Impuestos (1817) su doctrina liberal ha llevado a la concentración de la riqueza, tal como muy pronto denunciara Jean Charles Sismondi en su obra Nuevos Principios de Economía Política (1819). En esos acuerdos de Libre Comercio, el capítulo sobre inversión extranjera prohíbe de facto cualquier intervención económica del Estado que las recibe que pueda reducir la ganancia del inversionista extranjero. Es una abdicación de la política económica y de política exterior.

El economista Milton Friedman y los otros fariseos del neoliberalismo son contrarios a la mera existencia de servicios públicos del Estado. Sin haberse tomado la molestia de apoyar esto con evidencia científica, dijo que estos servicios deben privatizarse. Esta teología invariablemente conduce a la concentración de la riqueza en un pequeño grupo de la población, que controla al resto por su control de servicios básicos que la población necesita. Especialmente en sectores estratégicos, como cuando en 1913, un consorcio de bancos, actuando bajo la etiqueta de Reserva Federal, usurpó la facultad de emitir dinero en EEUU. Para que haya concentración de riqueza, es necesario controlar sus fuentes, entre ellas las abundancia petrolera de Venezuela.

El mundo es más amplio que el Palacio de Miraflores.

Volvamos al tema de la diplomacia. Para todos los países que no se doblegan al Consenso de Washington, que a pesar de que es arcaico sigue vigente para el FMI, el BID los organismos financieros controlados por Estados Unidos.Por ello los organismos multilaterales son de vital importancia para los países que disienten, porque de ellos parte el camino que lleva a un mundo multipolar que neutralice y equilibre la prepotencia de un mundo unipolar.

Mientras las realidades militares, económicas y geopolíticas evolucionan hacia un mundo multipolar, ese cambio liberador sólo puede apoyarse a partir de los organismos multilaterales. Porque son foros de diálogo y de legitimidad política que limitan la confrontación al campo diplomático. Es sólo en los organismos multilaterales donde una hábil diplomacia puede contrapesar con coaliciones numerosas la hegemonía de EEUU, como lo demuestra el reciente acceso de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos.

Venezuela no es un país cualquiera. Después del reciente golpe en Bolivia contra su Presidente Evo Morales por los "delincuentes de Noviembre" y la vil traición en Ecuador del Presidente Lenin Moreno a la política delPresidente Rafael Correa (2007-2017), Venezuela es el único país importante enteramente soberano de América Latina, porque, a diferencia de Cuba, no depende en su logística de EEUU.

Venezuela ha sido declarada oficialmente por Washington como el país candidato a un cambio de gobierno forzado. Por ahora, la agresividad se ha limitado a una simulación teatral con la comedia montada por un elenco de vasallos de Washington de reconocer un Presidente Interino que no preside ni controla nada dentro del país. Juan Guadió, es un Presidente Imaginario, que revive una triste parodia de la divertida obra de Moliére, el Enfermo Imaginario.

El sainete de Guaidó le da a Venezuela un respiro para maniobrar hacia un re-equilibrio diplomático que impida llegar el peor de los males: la destrucción del país con una intervención militar de EEUU sus aliados. como ya hizo en Afganistán e Irak y con Francia en Libia. Por ello, es importante tener el sentido de la oportunidad y aprovechar la situación con una gestión diplomática eficiente antes de que Leviatán del norte desencadene su Armagedón. Acabo de leer que el Wall Street Journal reconoció que la estrategia de proclamar a Guaido Presidente Interino había fracasado; eso está lejos de significar que Estados Unidos se resigna a tratar con una Venezuela soberana, eso es señal de que intentaran cambiar su gobierno de otra manera de tal modo que hay que estar alerta y bien informados.

En la futura perspectiva diplomática de toda América Latina, Venezuela sólo podría tener el fraterno apoyo de la Argentina del Presidente Fernández a partir del 10 de diciembre para impedir una intervención militar en Venezuela de Mr.Trump.. El resto de América Latina, salvo México y Uruguay, ya mostró sus colores con el ridículo reconocimiento de Guaido como Presidente interino. Incurriendo así en un peligroso precedente que viola principios básicos del derecho internacional en materia de reconocimiento de gobiernos. Guadio no tiene en su país control alguno, ni de la baldosa que pisa.

La audacia del sentido común y la aptitud.

Como la creación de un descontento masivo que estalle en revueltas es indispensable como pretexto para los cambios de régimen orquestados desde Washington, es importante que el gobierno venezolano mejore el nivel de vida de todos los venezolanos. Para ello, como en 20 años no ha podido hacerlo con cuadros bolivarianos y esa solución es urgente, se pudiera contratar un asesor politicamente afin y competente en política económica social de una probada solvencia técnica e impecable éxito social. Me refiero a Luis Alberto Arce, el brillante ex Ministro de Economía y Finanzas de Bolivia quien, probablemente, está disponible al no tener otra cosa en qué entretenerse luego del golpe de Estado en su país.

Arce elevó el nivel de vida de millones de bolivianos sin distinción de clases, con un efecto político tan favorable al gobierno de Evo que el MAS ganó aún en regiones tradicionalmente opositoras, como la llamada Media Luna que tiene como eje central la rica e hiper- reaccionaria Provincia de Santa Cruz de la Sierra. Hay que reconocer,, sin mezquindad, al equipo económico de Maduro el mérito de haber logrado algo inédito en las ciencias económicas: crear¡escasez de dinero e inflación al mismo tiempo!

Como es urgente una ofensiva diplomática venezolana que rompa el aislamiento y expanda amistades para dificultar y anticipar más cualquier agresión por Washington, es imperativo señalar ineficiencias y sugerir modos de mejorarlas, porque la actual situación de extrema gravedad.

Una sería ampliar y actualizar la perspectiva de nuestros diplomáticos invitando al Prof. Ivan Gatón a dar unas charlas interactivas sobre geopolítica en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela. Eso ayudaría a tener una mirada realista, separada de las usuales anteojeras dogmáticas, que suelen distorsionar la percepción venezolana de las realidades políticas. Esas anteojeras parecen filtrar a especialistas venezolanos competentes que bien pueden compartir objetivos políticos en cuanto a nuestra soberanía venezolana y el rechazo de la teoría neoliberal. A este absurdo filtro dogmático, se une a la equivocada percepción de que la diplomacia es algo así como sinecuras turísticas. Para premiar a los amigos, en general incompetentes, o la miseria humana de desconectar a políticos incómodos. Venezuela necesita ya mismo hábiles y expertos diplomáticos, porque parafraseando a Carl von Clausewitz, la diplomacia es la guerra con otros medios.

En los organismos multilaterales, es probable que los potenciales aliados hablen en un idioma distinto al castellano, generalmente usan el inglés. Hay muchas razones por las que es un grave disparate tener, como ha sido por años, a un Director de Asuntos Multilaterales que no conozca bien el inglés. Primero, porque en diplomacia la anticipación es esencial para el éxito. Como casi todas las propuestas son presentadas primero en inglés, si se espera la versión traducida, la autoridad en Caracas pierde un tiempo precioso, apara tomar una posición adecuada. ¡En política, especialmente en política exterior, es imperdonable llegar tarde!

Otro argumento por el que conviene exigir a los funcionarios jerárquicos el dominio del inglés es por el Caribe anglófono, espacio donde Venezuela tiene la ubicación geográfica y los medios para ejercer influencia, como ya se ha demostrado en tiempos del entonces Presidente Hugo Chávez. ,¡ Si viera cómo está la situación de Venezuela hoy!

Esta recomendación la hago, porque los organismos multilaterales son la ruta inmediata hacia el mundo multipolar. Al tomar en cuenta la variedad de temas técnicos que se tratan allí. Pueden clasificarse en dos grupos: a) los organismos relacionados con asuntos económicos (OMC, UNCTAD, OMPI, ITC, UPU, b) los relacionados a temas políticos y sociales: derechos humanos, OIT, OMS, Migraciones y ONU.N.Y.. Cada una de esas dos secciones debiera tener un director propio con experiencia en esos temas y dominio de idiomas.

He Mirado durante años el operar de la diplomacia de Venezuela en Ginebra, Ningún Embajador o funcionario de rango bolivariano hablaba otro idioma que el español;por ello tengo la impresión de que hay en Venezuela un prejuicio contra las personas políglotas y cosmopolitas, que son mal vistas por su independencia de criterio, casi como potenciales traidores. Esa estupidez viene de funcionarios intrigantes, sumamente mediocres, que temen ser desplazados por personas más competentes. El oscurantismo dogmático y sus consiguientes miserias humanas están muy fuera de lugar, cuando podría aprovecharse el enorme potencial de Venezuela como actor importante en las relaciones internacionales desplegadas en el tablero mundial.

El garrote de Washington

Sin embargo, no parece haber en el Gobierno venezolano una percepción de la imperiosa urgencia en remediar la peligrosísima situación de aislamiento internacional en que se encuentra Venezuela, especialmente en su América Latina, en momentos en que este tradicional patio trasero de EEUU, lamentablemente, parece haber ascendido en las prioridades de Washington. Y no será para repartir bienestar, como con la Alianza para el Progreso del Presidente John Kennedy (1961-1963, asesinado), o para impedir las violaciones de derechos humanos, como con el Presidente Jimmy Carter (1977-1981), sino que para repartir palos. El lector puede preguntarle al Presidente Bolsonaro de Brasil o el todavía Presidente Macri de Argentina (hasta el 10/12/19) que, a pesar de dejarse amancebar por el Presidente Trump, éste les ha aplicado ilegales aranceles adicionales a las importaciones de acero y de aluminio de ambos países. O sea, recordando a los dichos de Fidel, de nada sirve ser lamebotas. Apropiado regalo de despedida para el Presidente Macri.

Lo que apremia aquí y ahora es la clara agresión económica y política de EEUU contra Venezuela, con el riesgo una intervención militar devastadora con bombas cayendo en todos los hogares, saqueo y matanza de venezolanos, con millones de muertos e inválidos. En tal espantoso escenario, el Presidente Maduro y su entorno, incluidos los comandantes del ejército venezolano, terminarían asesinados como Saddam Hussein o Muammar Khadafi, pero el daño mayor será para todos los venezolanos, sean o no chavistas. Es un momento tan crítico, en que no se puede continuar con la chapucería diplomática, porque está en riesgo la soberanía y libertad. De la República de Venezuela, que no debe permanecer encerrada en un cuarto esperando que pasee el huracán, como Aureliano en 100 Años de Soledad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 556 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor