Pascualina Curcio, desmontando el socialismo de Maduro con Chela la ñeca

Chela, según me contó Ñango, es una burrita que un día se plantó en la puerta de su conuco, como pidiendo una ayuda humanitaria, que el conuquero se apuró en atender positivamente. Chela llegó con una patica rota y desde entonces, los conuqueros del portachuelo pa ´bajo le han cargado de afectos y le colocaron este nombre con apellido y todo: Chela la ñeca.

Chela no es como Pipo ni como el Carrao. Ella, según cuenta Ñango, es muy introvertida y tímida. Generalmente ­–dice Ñango- se le ve sola. Socializa poco. Desde la óptica del conuquero Ñango, el perfil psicológico de la burrita está dominado por el maltrato recibido desde que estaba en la panza de su madre burra. La terapia de afectos que le dan los 10 conuqueros reunidos en la República de Tacarigua (RT), la han venido sacando de ese trauma y este jueves muy de mañana, Chela dio un una clara demostración de ese cambio que comienza a experimentar. Teodoro Petkoff, si estuviera vivo y conociera la historia de Chela diría: Está mal, pero viene bien.

Ayer todo los conuqueros, pero más Pipo y el Carrao, se les tornaron los ojos como una flor de auyama al ver que Chela la ñeca, caminaba indecisa pero apurando el paso hacia la reunión que estaba dándose en ese justo momento. Pipo lo entendió rápidamente y dijo “esto de venir indecisa y rápida, es porque no quiere arrepentirse de la decisión que tomó de integrarse a una de las tendencias políticas que hacen vida en la RT”.

Aquí estoy dijo Chela. Les confieso camaradas, que el trecho entre la mata algarrobo donde descansaba y esta mata de mamey me pareció como una travesía en alguno de los ferry. Larga y calurosa. Así resumió la burrita Chela los pasos que la llevaron hasta el sitio de la reunión. Le oí decir a la camarada Amaranta, que unas bolas de toro que le traía al Esteban Rojas para mejorar su problema con la testosterona, se le dañaron porque el ferry donde se vino a Margarita, salió tarde y demoró mucho en la trayectoria, producto de ese percance tan normal, las bolas se dañaron por falta de frío.

Dele Chela decía el Carrao. Pipo no dejaba de picarle el ojo a Juancho. Suponía Pipo, que la decisión de Chela agudizaría la lucha por el liderazgo en la RT. Pipo hacía este cálculo porque era de la idea, que las tímidas y las calladitas son como una cuaima plus. Esto pensaba Pipo para sus adentro y le tiró una mirada al Carrao, como diciéndole: ¡mosca!

En el momento que hizo su entrada Chela estaba en el uso de la palabra Pachico, que es el secretario de profesionales y técnicos en la RT e informaba del acto que prepara la RT para homenajear a Millo por su defensa militante a las matas y por su lucha de procurarse sus tres golpes, sembrando en su conuco. Millo invierte, sembrando la jugosa pensión que se gana como jubilado del SENIAT.

Chela interrumpió nuevamente a Pachico y pidió la palabra. Su orejas se esgonzaron un poco y Pipo la animó, diciéndole vamos Chela, tu si puedes. Chela lo vio y se movió un poco, como buscando más sombra. Camaradas debo confesarle que me encuentro muy confundida. Siempre he estado muy confundida. Vean camaradas, si uno oye a un “empresario” venezolano, notamos desde sus primeras palabras, las quejas. Si leemos cualquiera declaración de un directivo de FEDECAMARAS, notaremos sin ser muy avezado en el arte de la economía, que definitivamente no parece ser una ciencia, porque los datos, sobre los que se sustenta los economistas sirven para explicar una vaina de dos maneras, se darán cuenta que cualquier directivo de FEDECAMAS, se queja igual de la situación de Venezuela y se colocan como emprendedores que el Estado y el socialismo han arruinados.

Si uno gasta su tiempo viendo el programa de “Con el Mazo Dando” y el programa “La Hojilla”, deduce sin ningún argumento, que el socialismo en Venezuela avanza. Deduce además, que no se ha avanzado más por la guerra económica y la injerencia cierta del imperialismo. Hasta aquí la vaina es confusa pero me era entendible. Veo que cada uno arrima la brasa para su sardina

Pero fíjense camaradas, que en este dilema interior que tenía de participar en la RT y no estar como una convidada de piedra, me llevó un día jurungarle el mapire a Mamanta para ver que escondía y me encuentro camaradas, que la susodicha, tiene varios artículos de la Camarada Pascualina Curcio y comienzo a leer. Entiendo entonces, que desde que Pascualina pronosticó que el socialismo de Maduro, lo tumbo él, desde que decidió sincerar el contubernio o concubinato que tenía con la élite “empresarial”, privatizando más la renta, no llego a entender camarada, dónde comienza el socialismo y donde el capitalismo. Esto no es como el encuentro entre el río Caroní y el Orinoco que se ve con facilidad a uno y otro cuando se cruzan.

Se quejan los empresarios y han tenido un sistema tributario en socialismo que no le cobra ni quita nada. Se quejan de un socialismo que los han tenido bien papeados. Esto sucede, mientras del lado de los que dicen estar en un socialismo pero con guerra económica, las cuentas y datos no les cuadran porque el capitalismo, según los datos que ellos mismos exponen, se ve rozagante, próspero y lleno de vida. Claro, yo dentro de mi burrada –seguía explicando Chela-, creo que esto es un capitalismo meramente comercial. Compran con lo que nos quitan y luego no quitan más, cuando nos venden. Un negocio bien redondo.

Pascualina ha repetido ya muchas veces en sus artículos, que los empresarios que viven quejándose por este socialismo han recibido, desde 1970 hasta el 2018, la suma de 695.026 millones de dólares y a tasa preferencial. Como si eso fuera poco, Pascualina, que curiosamente es la que más ha machacado esto de la guerra económica en sus artículos, nos coloca el dato (sin ciencia) que entre 1999 y el 2018, lapso que alcanza a la Venezuela socialista y sometida a una guerra económica, el Estado Comunal y Socialista, le regala nada más y nada menos que 426.488 millones de dólares a los “emprendedores” privados que suelen llamarse empresarios y calificarse como arruinados por el Estado

Chela se paró en seco y todos creyeron que se le había acabado el carburo. Vio hacia el cerro del Tamoco y tomó su aire fresco, pero antes de continuar con su discurso, le pidió a Pipo que le aplicara una regla de tres simple a estos datos para verle mejor la cara al socialismo y a la guerra económica, pero Chela quería observar con el viento fresco del Tamoco, la supuesta ruina de los emprendedores empresarios venezolanos. Pipo que estaba como dormido, pegó un brinco e instintivamente preguntó: cómo es la vaina.

Espero Chela que Pipo calculara la regla de tres para establecer qué % es, 426.488 de 695.026. Pipo, transcurridos unos minutos, se quedó viendo a su fiel amigo y camarada Juancho Marcano y atinó a decir, es mucho. Eso es mucho y bastante.

Hubo un legro vació. Los conuqueros se veían las caras y ante ese vació, Chela decidió no apagarse y continuo con su discurso, notando que el Carrao la veía mal. Los que han visto a Diosdado –decía la burrita- han tenido que oírle más de una vez, que el SENIAT rompe record de recaudación. Esta información la coloca Diosdado en la cartelera buena. Seguidamente, se preguntó Chela: Por qué será Buena esta información para Diosdado. Hecha la pregunta, Chela se para en seco y le pregunta a los conuqueros: ¿Han visto o no han visto a Diosdado anunciar con gozo los record de recaudación por parte del SENIAT? Hay como un silencio casi sepulcral sin saber Chela, qué era eso de sepulcral. Explotó Chela y dijo muy duro: ¿Sí o no? Todos brincaron de sus silletas. Ñango quiso discursear, pero Chela lo atajó: ¿Sí o no Nango? Dime. Ñango, no tuvo otra salida, que admitir que el camarada Diosdado coloca esta información en la cartelera buena porque le perece buena a Diosdado y al socialismo que busca.

Efectivamente camarada Ñango. Tenemos la presión tributaria más baja de América Latina, según los datos que maneja la camarada Pascualina. Imagínese, que Chile, Brasil y Colombia que son los modelos que los “arruinados” empresarios venezolanos admiran, tiene una presión tributaria de 20,8%, 36,3% 19,2” respectivamente y en Venezuela vemos cómo es la presión tributaria, según el cuento que no zumba Pascualina:

“Desde 1970 hasta 1991, la presión tributaria en Venezuela disminuyó 46%, llegó al 3%. A partir de ese año comenzó a aumentar y actualmente se ubica en 13%. Aumentó no porque la burguesía esté pagando más impuestos, sino porque todos los venezolanos, principalmente los de la clase obrera, pagamos impuestos cada vez que compramos bienes y servicios, independientemente del monto de nuestro salario. De ese 13% de presión tributaria, solo 3 puntos corresponden a impuestos sobre la renta, los otros 10 son IVA” (el subrayado es de Chela) http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/politica/abrebrecha-tributo-a-la-burguesia/

Chela la ñeca, se puso roja rojita como harta de ira y sus orejas giraban como un ventilador. Dime Nango, qué es esto. ¿Socialismo? ¿Capitalismo? ¿Guerra Económica? ¿Cómo puede ver una guerra así y con esto? Respiro profundo la burrita y agregó, sin piensan que el SENIAT es una institución que abona al socialismo, le recomiendo que lean los análisis en los cuales Juan García desnuda esta falsa de un gobierno socialista que no ha podido ni cambiar al SENIAT para quitarle más a los ricos. No les quita a los ricos. Camaradas, el SENIAT le quita a los pobres sin miedo y hablan de igualdad y equidad.

Juan García que ha trabajado el tema de cómo el sistema tributario venezolano es una pieza del capitalismo dijo:

“Más del 90% de los Ingresos al Nacional (PNRBV) los aporta la población del país que vive de su trabajo por la vía de Impuestos Indirectos (IVA, etc.), incluyendo los Impuestos Directos (ISLR) de las propiedades del pueblo, es decir, Aporte Fiscal Petrolero (PDVSA) y todas las empresas públicas que hayan obtenido rentabilidad, además de los propios trabajadores que alcanzan las 1000 UT al cierre de su balance anual” https://www.aporrea.org/actualidad/a216188.html

Faño, que era el director del debate, interrumpe la intervención de Chela y dice: Camarada, usted ha consumido 70 minutos y eran cinco. Consideré Chela, que como usted no había estado ni hablado le di toda la cuerda posible y ya le cancelamos su deuda de tiempo. Ya está bueno ya.

Al rato, Chela vio que el Carrao se llevaba a Pipo hacia unas matas de catuche, que marcaba los linderos naturales entre el conuco de Juancho Marcano y el de Ñango. En la República de Tacarigua, los conuqueros tienen límites naturales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2915 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: