Mientras la idea esté en pie, no se ha perdido nada

Son días terribles, quién lo puede negar. Derrotado el Chavismo por sus propios hijos, avanza el fascismo, la barbarie. Desmantelan a la Patria, le chupan las entrañas, la hambruna azota a la población, la sola existencia es un milagro. Nos robaron el futuro, el horizonte es negro. Son días terribles… pero siempre hay esperanza. Nada, nadie, por más poderoso e inhumano que sea, podrá derrotar a una idea justa, en cambio, ya lo dijo Martí: “una idea justa desde el fondo de una cueva puede más que un ejército”.

La idea viene desde lo profundo de la historia, nos acompaña desde aquel “Amaos los unos a los otros”, desde los cristianos primitivos. He allí la esencia de la lucha del humano desde que abandonó el Edén, la lucha del amor contra el odio. Y tal como el mandato del Comandante Chávez en su testamento, es la “Lucha contra la lógica del capital”.

El odio a través de la historia ha adquirido diversas formas: la crucifixión, la inquisición, las guerras mundiales, la esclavitud, las dictaduras, los genocidios, el capitalismo. A pesar de todas las dificultades, el odio no ha podido vencer, desaparecer al amor. El amor siempre está allí, la idea supera todos los ataques.

Es verdad que atravesamos días terribles, sin embargo ahora estamos mejor armados para la batalla. Somos un pueblo, uno de los pocos en el mundo, que tocó con los dedos el futuro, que vivió por un tiempo en fraternidad, en amor. Con Chávez, y ese es su principal mérito, vivimos momentos en los que fuimos una verdadera sociedad, fuimos humanos, derrotamos el odio, vivimos una alegría colectiva, gozamos de las recompensas espirituales. Hoy la idea del amor tiene asidero material, conocimos de manera directa la existencia de otra manera de vivir, otro mundo es posible.

Es verdad que la idea del amor sufrió un revés, una traición, pero sigue en pie. Se repliega al fondo de la cueva de Martí, a lo hondo del alma pura de los pueblos, desde allí es invencible. Es verdad que no se vislumbran los hombres capaces de encarnar la idea, sin embargo sabemos que en algún lugar está Rocinante esperando a un Quijote que devuelva a la Humanidad la esperanza concreta.

Es así, son tiempos que reclaman el coraje de no negar el sueño, de mantener la idea, la llama encendida, de escribir, de hablar, regando la semilla que seguro alguna caerá en terreno fértil. Hay que tener calma, ya aparecerá el nuevo líder, las condiciones son óptimas, ya no hay lugar para engaños, todos están desnudos, los traidores se conocen, no pueden engañar, los débiles se fueron a sus casas, los oportunistas reptan como siempre. La idea está clara, y hay una masa humilde, engañada desde siempre, esperando a su líder. Y cuando la conexión amorosa se restablezca, cuando la masa identifique a su líder, entonces se retomará el camino de la construcción del mundo del amor, de la fraternidad, que algunos llaman Socialismo y otros Cristianismo de Cristo, y desde el 4 de febrero los venezolanos llamamos Chavismo de Chávez, los verdaderos, los primitivos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 688 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285052.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO