El vacío

Es incontestable que hoy tenemos tres presidentes y ningún líder, y es irrebatible que existiendo ese vacío en la alta esfera, el resto del país, todos los niveles sociales, se resienten del mismo mal. Veamos.

El gobierno renunció hace tiempo a gobernar, está agotado, no produce una idea respetable, se repite, se excusa, se ausenta. La oposición gringa sufre la misma dolencia, no encuentra cómo explicar a sus fanáticos su maridaje con el gobierno, su remar en el mismo bote de la democracia capitalista. En sus órbitas pululan una serie de oportunistas saltimbanquis. El tinglado político se mantiene en la represión y la censura, los medios de comunicación son el nuevo opio de los pueblos, sus consignas funcionan como encíclicas papales, crean una realidad a su conveniencia.

La masa se diluye en sus individualidades y sólo atina a escapar del país, fuga cada vez más difícil por los barrotes virtuales que el gobierno construye, sube el precio de los documentos de viaje a niveles criminales, imposible para un mortal común sacar un pasaporte. No hay dudas, vivimos un vacío en todos los niveles.

Se perdió el sentido de la vida, vivimos prisioneros en un campo de concentración, nos robaron el futuro y nos masacraron el presente, son momentos de gran peligro para los individuos, las personas, que sin sentido deambulan por la vida con un gran vacío en el alma, buscando explicación, procurando un asidero que les permita mantenerse en pie, renunciando a amar a su país, a su prójimo, que es resignarse a morir por dentro. El país sufre los mismos peligros, se disuelve, los buitres internacionales le devoran las entrañas. Una infecunda noche cubre a la nación, aquí no amanece, vivimos a oscuras, nadie se ve, nada se ve.

El vacío social debe ser llenado, es una ley, de lo contrario el país que lo contiene desaparece. El caos es una posibilidad, la nación estalla en millones de naciones individuales, es la guerra de todos contra todos sin control llevada a sus máximos niveles. Algunos encontrarán el sentido de la vida en otros lares, otros, los más, estarán condenados al vacío.

La otra posibilidad está en manos de un puñado de venezolanos que aún conservan el decoro necesario para superar las vicisitudes personales, inspirados en "Razones Sagradas Para Vivir", sobreponen los intereses de la Patria por sobre los mezquinos intereses individuales, y así, con su ejemplo y sus acciones, son capaces de guiar al país hacia su reconstrucción.

Es así, ha llegado la hora de la gran prueba: tomar partido por el amor, la fraternidad, o por el odio, el individualismo. Hoy se sabrá de qué estamos hechos, si somos capaces del amor grande, el que ama al prójimo tanto como se ama a sí mismo, el que ama a la humanidad tanto como se ama a sí mismo, el que no se rinde frente al egoísmo, el que se crece en las dificultades, el amor de la madre que no abandona nunca a su hijo, el amor del hijo que busca con desesperación a su madre.

Ha llegado la hora hermosa de los grandes. Sólo desde el amor se resolverá la crisis satisfactoriamente. Los líderes necesarios ya aparecerán, la nación los identificará, es inevitable, tenemos tradición de lucha, historia, ejemplos, es inevitable que volvamos a ser dueños de nuestro futuro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1197 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284568.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO