La lucha de clases en la Venezuela del Siglo XXI (II)

OBREROS ASALARIADOS VS SERVIDORES PÚBLICOS:

En la anterior entrega traté de hacer un perfil del Obrero Asalariado, a fin de anteponerlo al contrario que es El Servidor Público. Estos son los personajes que están escribiendo la historia que en el Siglo XXI darán origen a la propuesta del Socialismo o perecerán ambos en El Capitalismo Salvaje destructor del planeta.

El siglo XXI nos agarró en una lucha planetaria donde se está decidiendo el destino de la humanidad. Son las civilizaciones quienes emergen y luchan por sobrevivir al holocausto al cual nos condena un sistema económico depredador y contaminador donde la vida humana no tiene ningún valor. Se trata, como dijo Rosa Luxemburgo de: "Socialismo o Barbarie".

EL SERVIDOR PUBLICO: Este es el personaje que le toca enfrentarse al Obrero Asalariado. No lo hace con las armas acostumbradas en las luchas de Clases anteriores, donde cada Clase se organizaba para destruir a la otra. Son las acciones y el ejemplo en el diario vivir, las armas que El Servidor Público enarbola para combatir a su adversario, que generalmente pertenece a su misma Clase Social. La lucha del Servidor Público es por el Planeta, por la especie humana; la lucha del Obrero Asalariado es por su sobrevivencia personal y un poco más por su grupo familiar o clan.

El Servidor Público, independientemente de la clase social donde se encuentre, percibe que es, en su accionar por la felicidad de todos, como él podrá ser feliz. Su lema básico es: "Quien No vive para servir, No sirve para vivir". No comercializa su tiempo, ni sus experiencias; simplemente lo ofrece y lo pone al servicio del bien común para el beneficio de todos y de allí extraer los ingresos que le cubran sus necesidades vitales y de crecimiento personal. El está convencido de que, "quien da recibe."

El Servidor Público no trabaja para nadie en particular, en la institución pública o privada donde sirve, cumple actividades que les gusta hacer y donde se siente realizado como persona al servir y ser útil para la comunidad donde actúa. Se le encuentra generalmente en las instituciones públicas del Estado, pues es desde allí donde siente que su labor es más importante y llega a más personas.

El Servidor Público no es ni bueno, ni malo; ni mejor o peor que El Obrero Asalariado. Tampoco compite con él. Simplemente le pone amor a lo que hace y no lo hace obligado. Su placer es hacer lo que hace. En su Hacer se realiza como Ser. No le pone precio a su Hacer, pues su tiempo es lo más valioso que tiene y no lo pone en venta.

En la caracterización de este segundo actor que aparece en la obra de La Lucha de Clases del Siglo XXI que denominamos: SERVIDOR PUBLICO y poder entender su comportamiento hay que partir de sus vivencias históricas, su peculiar origen y su percepción del mundo. Primero vamos a enumerar algunas de sus características más relevantes:

1.-Aun cuando sus Necesidades básicas tienen igual origen a las del Obrero Asalariado, la principal motivación para satisfacerlas es mediante la acción colectiva o grupal. Intuye que el bienestar colectivo está por encima del bien individual.

2.- Su filosofía básica es: "Quien no vive para servir, no sirve para vivir". "Si tu gana y yo gano; ¿todos ganamos? "A mí que me pongan donde pueda ser útil". "Yo aportaré todas mis potencialidades y espero recibir de acuerdo a mis necesidades". " Yo estoy con el bien común, pues no puedo ser feliz si los que me rodean no lo están". "Si no doy, no tengo derecho a recibir"

3.-Puede ser un iletrado(a) analfabeta o un catedrático universitario; un buhonero o un rico comerciante; un artista bohemio o un andrajoso mendigo. Su condición de Servidor Público no le amilana, su mente está programada con su filosofía básica.

4.-Puede ser un Portero de un Ministerio o el Ministro del Despacho; una bedel o el Director de la Escuela; un vigilante de la universidad o el Rector de la misma; una enfermera o el cirujano que opera; un obrero de limpieza o el gerente general de la empresa; un simple soldado o un General de División. Todos, absolutamente todos, actúan con el mismo patrón de comportamiento si son Servidores Públicos.

5.-Puede vestirse de rojo rojito, puede cargar los carnets de todos los partidos, puede tener o no su carnet de la patria, puede declararse apolítico o Ni-Ni. El Servidor Público es químicamente puro y está siempre listo para servir y darse a los demás para el logro de la felicidad social.

EL SERVIDOR PUBLICO, convive en los mismos ambientes de trabajo y espacios públicos con Obrero Asalariado. Se le puede definir como toda mujer u hombre que presta sus servicios en cualquier espacio: empresas o instituciones públicas o privadas por la sola razón de ser útil a sus semejantes, dando lo mejor de si, con la aspiración de satisfacer sus necesidades básicas de sustentación. En esta definición no hay presente ningún juicio de valor que se pueda considerar denigrante o peyorativo. Al no tener incorporada la noción de Clase Social dentro de su esquema ideológico, no se le puede incluir en la nomenclatura de clases de la ideología marxista.

En la próxima entrega, trataremos de encontrar explicaciones, a esta peculiar Lucha de Clases que se está dando dentro de la llamada Revolución Bolivariana, donde no hay Obreros ni Patronos antagónicos que quieran superar el Modo de Producción Capitalista y mucho menos Construir un Socialismo del Siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 631 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284396.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO