Venezuela y Nuestra América entre sueños frustrados

A propósito de un libro, que hizo llegar a mis manos mi hijo Vladimir, profesional del Derecho y estudioso de la materia económica, y preocupado como todos nosotros por la situación política, económica, social, cultural, legal y otros elementos negativos que vienen afectando a nuestra América, pero en especial a nuestro país, cada vez con mayor y acentuada dependencia, crisis injustificada por cierto, pero sucede históricamente, este me recordó leyera la obra de Gerver Torres, quien en el año 2000, escribió: ‘’UN SUEÑO PARA VENEZUELA’’ y cómo hacerlo realidad. Lo releo aprovechando que estoy de paso por la Ciudad del Cabriales, y escribo esto sin tener Internet, en algunos sectores de Naguanagua, como en Urbanización Paseo Cabriales no hay Internet, por diversas razones, robo o deterioro de cables de CANTV, deficiencia de mantenimiento, no atención a reclamos de la gente y otros aspectos que no dejan de ser factor de perturbación, y los servicios privados tampoco funcionan por similares causas, existen problemas en este tipo de servicios, como en otros, el gas, electricidad, que alumbra calles de día y de noche se va.

El libro en referencia, debe haber sido bien archivado por liderazgos políticos del gobierno y la oposición, y otros sectores de la sociedad, y tal vez su autor y quienes le apoyaron para editarlo, sufrieron decepciones o no tuvieron eco sus propuestas desistiendo de su proyecto al dejarlo en el silencio u ostracismo, como otros tantos surgidos por venezolanos preocupados y muy lejos de pertenecer a ideologías políticas determinadas, más bien con visiones independientes y nacionalistas, o quizás otras circunstancias de mayor peso les alejaron de la idea. Mi hijo, un tanto aferrado al contenido del libro, por cuanto hay una visión de país, al tomar en cuenta: la educación, la salud, las riquezas naturales su administración, los recursos humanos, la geopolítica y cuadros estadísticos comparados con otros países de nuestro continente, donde hay ventajas en momentos dados y deterioros en otros momentos.

O más allá, la situación del país le ha venido afectando sus actividades profesionales y comerciales, porque antes de graduarse como Abogado, su fortaleza lo eran las actividades comerciales pequeñas y medianas, ahora ni lo uno ni lo otro, es fácil, la situación monetaria, económica y las diversas variables incontrolables, han mermado su medio de vida, que si no era con mucha holgura por lo menos trabajaba y alcanzaba para lo indispensable y hasta reinvertir en lo que generara futuro para sus hijos, hoy sale a flote la descapitalización de lo poco que adquirió con el esfuerzo de su trabajo, quién, no sabe que, la clase media ya no existe, que una casita o un apartamento o el carrito no valen nada o desvalorizados de una manera inestimable, algunos han vendido sus pocos bienes para irse del país, los que logran con suerte en otro país superar calamidades, más o menos viven, tampoco es que en otros países se hacen ricos o pueden adquirir con facilidad bienes, se conforman con que el dinero tiene más valor y sus sueldos les permiten vivir más cómodos.

Cómo no sentirse desmejorado cuando nunca ha sido empleado ni de empresas privadas o públicas, y con sus ingresos por el cotidiano trabajo, le permitía ir poco a poco creciendo, al igual que a otros muchos en similares condiciones. Pues tengo hijos y familia fuera del país, que no pudieron vivir con sus sueldos de profesionales como ingenieros u otras profesiones; desasistidos, olvidados, sin alternativas inmediatas debieron emigrar, trabajaron aquí, hasta donde pudieron sin mayores tropiezos, pero finalmente abandonaron la patria, no hubo otra salida, había que pensar en el futuro de sus hijos, y aquí a pesar de la fortaleza de la Ley Máxima, nadie garantizó la estabilidad económica y social de la familia, ni el Estado ni la sociedad, mucho menos la empresa privada con baja de santas marías.

Salen sin duda a flote las descapitalizaciones de los activos, y ninguna o pocas profesiones y oficios permiten vivir sin dificultades, hasta el punto que muchos profesionales o no han emigrado del país, ante la pérdida del valor adquisitivo de nuestro signo monetario, que desmoronó nuestra economía, incluyendo a la pequeña, mediana y hasta grandes empresas, que prefirieron cerrar ante las amenazas de una peor crisis económica, nada halagador nos ha cobijado en materia de desarrollo independiente, nacionalista, apegados a leyes con fortaleza pero sin cumplirse, solo en el papel, son las debilidades de los liderazgos aunque muchos estudios traten de ocultar este aspecto a fin de no afectar la política, pero no es la ciencia política la que falla, son sus liderazgos que se han desviado de su filosofía y han llevado la democracia hacia el abismo de la ‘’Demagogia’’.

‘’ EN EL LIBRO UN SUEÑO PARA VENEZUELA’’, este destaca que para salir adelante, necesitamos apoyarnos en cinco elementos claves: Desarrollo de la gente, Fortalecimiento de las Instituciones, Acelerado Crecimiento Económico, Combate frontal a la Pobreza y Gran Liderazgo Político y Social.

Mención especial o creemos que, nuestro país, poseedor de inmensos recursos naturales y humanos también, porque hemos tenido, profesionales, técnicos, mano de obra especializada, agricultores, productores del agro, industriales, empresarios, pequeños y medianos industriales, liderazgos preocupados, presidentes que, en momentos muy fugaces lanzaron proyectos de progreso, desarrollo, de intentos de sembrar el petróleo, siguiendo los pasos de esos prominentes hombres, que más que políticos pensaron en una Venezuela con muchas fortalezas para dejar de ser un país sub-desarrollado, dependiente, subyugado a altos intereses transnacionales y nacionales, donde se pudiera consolidar un sistema político de pleno progreso y desarrollo armónico.

Muchas veces sin pensar en ideologías de tipo político, estas por tradición histórica tienen su puesto ganado, aunque sus conductores no han logrado consolidar con la aparición de los partidos políticos como base fundamental para enaltecer y dar estructura democrática a sus países, estos han fracasado de convertirse en los reales valores republicanos para dar a sus pueblos el bienestar prometido y anhelado, por el contrario en las tantas décadas de sistemas democráticos estos no han cumplido con sus planes de gobierno, las diversas ideologías devenidas del Eurocentrismo se vislumbran agotadas, fracasadas: capitalismo, comunismo, socialismo, fascismo, y sus desgajados partidos conservadores, liberales, han fracasado aquí y más allá; ni tampoco la ley ha sido el bastión fundamental para la independencia económica y social, estas han estado más a la discrecionalidad de los liderazgos gobernantes que al servicio de la sociedad para garantizar el funcionamiento de las instituciones democráticas, republicanas, de Estado o países, pueblos o sociedades, hasta ahora todo ha sido desatado en caos, tanto aquí como allá.

LOS PUEBLOS O SOCIEDADES RECLAMAN OTROS LIDERAZGOS AL MARGEN DE LOS QUE YA HAN FRACASADO SEAN DE DERECHAS O IZQUIERDAS O LOS SISTEMAS POLÍTICOS SEGUIDORES DE DOCTRINAS OBSOLETAS QUE DEBEN CAMBIAR DE VISIÓN O RUMBO ANTE EXIGENCIA DE LOS PUEBLOS.

En estos momentos en Ecuador, Chile, Argentina, Honduras, y otros países hay pueblos protestando contra las formas de gobernar, las medidas agiotistas del FMI, propiciadas por el neoliberalismo, tampoco los endeudamientos con países que comprometen la soberanía y los activos de las naciones, empréstitos con altos intereses ya no son del agrado de los pueblos, tampoco los pueblos quieren gobiernos cuyas políticas sean demagogas, populistas al margen de planes o programas de gobiernos prometidos e incumplidos, sean de la ideología que sean, derechas o izquierdas, la sociedad o pueblos quieren efectividad administrativa, luchas contra la corrupción, el nepotismo, la burocracia, el culto a la personalidad, la ineficiencia e ineficacia.

Ya es hora de la verdad, hora de cumplir con la real filosofía de la democracia, los pueblos o sociedad reclaman solidaridad, cooperación, transferencia de tecnología, honestidad, sinceridad, uno de los ejemplos de esto, lo demostraron los indígenas de Ecuador, cuando en diálogo con el Presidente después de exigir la derogación del decreto fondomonetarista, que hizo que todo el pueblo se lanzara a las calles en protestas pacíficas, pero que los focos de represión policial, enfureció a sectores que se fueron por la vía violenta. Cuando ya el gobierno de Ecuador no pudo imponer su absolutista decisión, resolvió el diálogo con los indígenas, estos demostraron fortalezas a la hora de exponer sus derechos, tanto que en ese diálogo con el presidente y sus asesores, estos expresaron sus puntos de vista con sinceridad, sin rodeos o cinismos, dijeron al presidente lo que sentían y pensaban sobre las razones que los mantuvo en las calles, nunca se amilanaron ni creyeron inferiores, ese fue el secreto de su éxito, cuando le demostraron a la autoridad que la razón los asistía, y así triunfaron, hasta que el decreto fue dejado sin efecto, un triunfo de este sector, que siempre ha sido considerado como vulnerable.

Chile también explotó, y está en las calles, lo que se inició como una simple protesta por incremento de pasajes del metro, fue la mecha que desató el incendio mayor, los problemas acumulados, salieron a flote y ahí están latentes las protestas contra el segundo mandato del señor Piñera, y, es que los liderazgos gobernantes se creen indispensables, y se olvidan de las leyes, de promesas, y gobiernan discrecionalmente incrementando los problemas de los pueblos, Brasil está también con graves problemas por los extremos de la gobernabilidad, Argentina fracaso de un gobierno neoliberal, quien ganó ante las debilidades de un gobierno llamado progresista, pero que sus errores permitió o abrió puertas para que volviera lo que en la última década del pasado siglo y comienzos de este, gobiernos neoliberales causaran la ruina o corralitos bancarios de ese país, lo superaron los gobiernos progresistas, pero errores permitieron volver, igual Brasil, Ecuador en similar situación, Venezuela gobierno, que debió refundar la República según mandato de la CRBV, y, el pueblo, y sus liderazgos por permitir que las debilidades superaran las fortalezas, estamos en una situación crítica.

Hubo revueltas callejeras, pero las mismas fueron dirigidas por liderazgos radicales que no lograron la total coherencia del pueblo para salir del gobierno, por el contrario sus errores fortalecieron al gobierno con todo y su crisis económica no ha tenido una vindicta pública, que amenace la estabilidad del gobierno, hasta el punto que ya la lucha está determinada por ir a elecciones libres y quienes hasta ahora, opositores se han dado a la tarea de querer salir del gobierno por las vías no democráticas inclusive solicitando ayuda exterior, el pueblo en su mayoría detesta el intervencionismo y prefiere que todo se solucione democráticamente como establece la ley máxima, así que los millones de dinero verde entregado por gobiernos foráneos para derrocar al régimen del actual Presidente, han sido fallidos, y la tendencia es que debe hacerse política para gana elecciones y cambiar de gobierno.

En Venezuela el anarquismo desatado entre liderazgos de partidos políticos, donde se aplicó el principio del divide y triunfarás han mantenido a Venezuela en constante división política, hasta el punto que de esas experiencias mal orientadas, nació la actual crisis económica provocada por la mala praxis política de todos los sectores, ahora se está vislumbrando otra visión, y es la de buscar consenso, diálogo, hacer política de a verdad, incluso encontrar vías alternas con dirigentes independientes que gobiernen para todos los sectores, ya no más, -dice mucha gente- que sigan gobernando radicalismos, fanatismos enfermos, politiqueros del mercadeo y la mentira, que lo que hacen es sembrar intriga, odio y crear más problemas, el país necesita líderes sensatos, no obnubilados, que los poderes se entiendan en favor de resolver problemas y no profundizarlos como hasta ahora.

Nuestra América Latina, no puede o debe seguir bajo la tutela de liderazgos enfermos con el síndrome del fanatismo ideológico político en extremos, y en algunas veces hasta religiosos, que gobiernan en nombre de la democracia, pero que en la praxis se comportan como gobiernos autoritarios o dictatoriales a quienes por cierto han satanizado al máximo, pero llegan al poder amparados en nombre de partidos democráticos, y demuestran lo contrario, es lo que se está observando en estos países, caso grave de Chile, que el Presidente reconoce los errores por él cometidos y culpa a gobiernos anteriores porque todos dejaron acumular los problemas, y, esto no debiera suceder, Ecuador está en observación, porque si el gobierno no interpreta la voluntad del pueblo y en especial la conciencia indígena, pueden suceder situaciones peores, como se sabe este líder llegó al poder disfrazado de continuismo democrático dejado por su antecesor, una vez en el poder su giro fue de 360 grados, y ahí está el reciente estallido, aunque se nieguen a reconocerlo, pero es lo que marca la geopolítica cuando al pueblo se le trata de engañar.

En Bolivia, aunque el Presidente Evo Morales, ha logrado junto con su equipo de gobierno grandes cambios sociales y económicos, pues las cifras le dan números positivos en el PIB, el desarrollo y progreso que en pocos años han logrado en beneficio de la sociedad boliviana o el pueblo; sin embargo en este reciente proceso electoral los extremos políticos pretenden desconocer el triunfo y embochinchar el país, pero esto sucede también cuando los liderazgos se amañan mucho en el poder y quieren reelegirse por muchos períodos, y esto tampoco favorece a la democracia, deben por lo menos permitir el surgimiento de nuevos liderazgos del seno de los diversos partidos para que compitan libremente y así evita que los adversarios externos metan la mano o lo que a la vista es el injerencismo foráneo, que trastoca la libre auto determinación de los pueblos, solo así puede haber continuidad en las buenas obras de gobierno como el desarrollado por Bolivia en 10 años, que está a la vista, y ya pretenden sembrar la anarquía o el caos para que lo avanzado en progreso retroceda, así suele acontecer en las políticas que desarrollan en nuestros países, que suelen tener ciertos avances y de repente por las maneras de gobernar echan atrás los avances logrados en determinado tiempo.

UN CUARTO DE SIGLO DESPUÉS LA VISIÓN DE LO QUE EN EL LIBRO DEBÍA CAMBIAR AL PAÍS LO ESPERADO EN ESE SENTIDO SE ESCRIBIÓ ASI:

La calidad de las instituciones es crítica para la prosperidad de un país. El respeto a la ley, al derecho de propiedad, a los contratos, inciden en el crecimiento económico y el bienestar general de la población. Pero también la confianza entre la gente, la disposición hacia la cooperación y la solidaridad, todo eso que llamamos capital social, es un factor crítico para el desarrollo.

A los líderes les corresponde jugar un papel extraordinario en el fortalecimiento de las instituciones y el incremento del capital social. Por ello, la alta calidad del liderazgo es también un ingrediente indispensable para salir adelante.

Cinco posibles logros que se insertan dentro de lo posible, pero que hoy en casi 20 años transcurridos se pregunta: Redujimos sustancialmente la pobreza, concentrándose intensamente en la educación.

Se logró diversificar la economía, con la intensificación de la actividad petrolera.

Se reorientó de manera radical el papel del Estado.

Se profundizó la Democracia y se afianzaron las Instituciones.

Se logró desarrollar una sólida ética, basada en la libertad y la responsabilidad individual, se ha mejorado como individuos.

La gente y las Instituciones son críticas para el desarrollo económico y social, la gente que esfuerce y trabaje más llegará más lejos, hay una relación directa entre lo que yo mejore como individuo y lo que mejore mi país, mi futuro depende en gran medida de lo que haga yo hoy, y sí cooperamos unos con otros estaremos todos mejor.

Lo único que cambió fue el ordenamiento jurídico en un avance de la participación del pueblo al contribuir con su voto a la estructuración de una nueva Constitución, que refundaría la República, pero las perturbaciones en la manera de accionar la ciencia política y sus liderazgos, obstaculizaron el proyecto de cambio de viejas entelequias, y en la práctica se ha continuado con las viejas rémoras neocoloniales: el gran liderazgo político no se ha dado, el fortalecimiento de las instituciones tampoco ha sido posible, por el contario estas continúan con los mismos vicios culturales de la costumbre, por lo tanto la ineficiencia e ineficacia están latentes, el crecimiento económico tampoco avanzó, factores externos e internos, han sido obstáculos para ese crecimiento establecido como un medio para la mayor suma de felicidad posible, el combate frontal a la pobreza iba por buen camino, pero las disputas políticas en extremo agravaron la situación al decaer la economía, estos y otros tantos factores negativos estancaron el proceso de evolución política que redundó en el estancamiento del país en diversas materias indispensables para un progreso sustentables, por eso seguimos sin las transformaciones anheladas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 581 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283685.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO