La Medicina Integral Comunitaria como legado Guevarista de la Revolución Socialista

El inicio del programa de Medicina Integral Comunitaria (MIC), tiene sus antecedentes en la iniciativa política del Comandante Fidel Castro y del Comandante Hugo Chávez Frias, mediante la alianza estratégica binacional conocida como el "Compromiso de Sandino", con el cual, en el año 2005 se sentaron las bases de la Misión Milagro, programa social que dio respuesta continental en América Latina para la atención de personas con visión limitada por enfermedades oculares, devolviendo la vista a millones de personas de manera gratuita y posteriormente proyectaría los acuerdos de formación binacional para la formación de los MIC, de manera inicial en la isla de Cuba y que luego sería trasladado a la patria de Bolívar, para que las universidades nacionales, desarrollaran los correspondientes programas de estudios para su formación dentro de sus aulas.

Con ello, se dió origen a un proceso de inclusión académica, que dejó en el pasado la situación exclusiva caracterizada con cupos limitados y un alto índice académico para asignar los cupos a través del Consejo Nacional de Universidades (CNU) a quienes aspiraban ingresar a la carrera de Medicina, lo cual representaba una gran barrera para aquellas personas de bajos recursos, que querían estudiar la carrera de Medicina, otrora reservada para los hijos de las familias elitescas y Burguesas, por cuanto solo era dictada en las algunas de las capitales de ciertos estados (Caracas, Maracay, Mérida, Maracaibo, Valencia, Ciudad Bolívar); razón por la cual, era de difícil acceso para los Bachilleres provenientes a las familias de padres de clase humilde. Situación que cambio para siempre gracias con la llegada de la Revolución Bolivariana de Venezuela, que permitió la creación del Programa de Medicina Integral Comunitaria (MIC), que en el día de hoy, Martes Ocho (08) de Octubre del corriente, arribamos a la celebración del dia del Médico Integral Comunitario y a su VIII Aniversario de su creación, razón por la cual, hacemos extensiva la correspondiente palabras de felicitación a los cientos de MIC, que actualmente se encuentran distribuidos en los diferentes niveles del Sistema de Salud Primaria a nivel nacional, llevando de manera gratuita la garantía de atención médica para garantizar el derecho a la salud, como derecho humano establecido en concordancia con el artículo 83 de nuestra Constitución Nacional.

En el tiempo transcurrido, muchos han sido los aprendizajes adquiridos por la Revolución Bolivariana de Venezuela, en relación a la aportación social y de carácter científico, que ha generado el programa nacional de formación en Medicina Integral Comunitaria (MIC), tan satanizado por los factores opositores con ayuda de los medios de desinformación transnacional, que han tratado de desmeritar, de invisibilizar y sobre todo desacreditar, los niveles de formación que los profesionales del área de la salud, egresados de este programa han dado y que ha sido sometido a las más duras presiones y campañas para bajar la moral de este cuerpo de profesionales, con conciencia de clases, de pueblo y altamente comprometidos con los ideales revolucionarios encarnados en el legado del Comandante Ernesto Che Guevara "EL MEDICO REVOLUCIONARIO", quien demostró su compromiso con los más vulnerables en diferentes latitudes del globo, en la defensa del socialismo y la igualdad. Citando una frase apasionante de la motivación, que este gran hombre tuvo para cursar la carrera de Medicina y que a continuación citamos: "…Entonces, me di cuenta de una cosa fundamental: para ser Médico Revolucionario o para ser revolucionario, lo primero que hay que tener es revolución. De nada sirve el esfuerzo aislado, el esfuerzo individual, la pureza de ideales, el afán de sacrificar toda una vida al más noble de los ideales, si ese esfuerzo se hace solo, solitario en algún rincón de América, luchando contra los gobiernos adversos y las condiciones sociales que no permiten avanzar. Para hacer revolución se necesita esto que hay en Cuba: que todo un pueblo se movilice y que aprenda, con el uso de las armas y el ejercicio de la unidad combatiente, lo que vale un arma y lo que vale la unidad del pueblo.

Y entonces ya estamos situados, sí, en el núcleo del problema que hoy tenemos por delante. Ya entonces tenemos el derecho y hasta el deber de ser, por sobre todas las cosas, un médico revolucionario, es decir, un hombre que utiliza los conocimientos técnicos de su profesión al servicio de la Revolución y del pueblo. Y entonces se vuelven a plantear los interrogantes anteriores. ¿Cómo hacer, efectivamente, un trabajo de bienestar social, cómo hacer para compaginar el esfuerzo individual con las necesidades de la sociedad?...". No cabe duda que los planteamientos guevaristas, son una guía orientadora para el desarrollo de una consciencia de clase médica en el esquema de la estructura social venezolana, partiendo de sus particularidades, su orientación filosófica en el marco de la definición del nuevo modelo de sociedad planteada en el Plan de la Patria y la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, y que deben estar en constante debate dentro de los círculos de estudio y colectivos de médicos integrales comunitarios y de estudiantes en formación dentro de las aulas de la Universidad de las Ciencias de la Salud.

Partiendo de estas reflexiones, no cabe duda en que no hubo equivocación alguna, que Chávez, propuso asignar como héroe epónimo del programa de Medicina Integral Comunitaria (MIC), al Doctor Ernesto Che Guevara. Tomando en consideración su ejemplo, su entrega, su compromiso social y su capacidad para comprender el vínculo existente entre la práctica cotidiana de la Medicina y las necesidades básicas del hombre, dentro de un esquema de desigualdades impulsado por el sistema capitalista, que mercantilizó la profesión y excluyó a millones de personas. Sobre todo, asimilo la necesidad de la integración del sentido de la Revolución para el Médico de sus tiempos, sin embargo ahora más que nunca se hace necesario retomar sus enseñanzas para impulsar el nuevo modelo de sociedad igualitaria, en el sentido de brindarle a la población el acceso a una salud de calidad en los términos humanamente posibles. Inclusive más allá de la imposible, pues el papel que el Médico representada para el Estado en cuanto a la resolución de problemas inherentes a la salud, implica un compromiso tanto individual como colectivo para quienes eligieron esta profesión, que dentro de todas las existentes, es la que acerca más a Dios al ser humano, mediante la claridad, el atino y la Fé que pone en práctica el Galeno, para salvar la vida de las personas que es el bien jurídico más apreciado por el Hombre. Le correspondió al Camarada Nicolás Maduro, formalizar administrativa y financieramente en el año 2014 la creación de la Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frias".

Aprovechando la ocasión para enviar nuestras más sinceras palabras de felicitación a todos (as) los (as) Médicos(as) Integrales Comunitarios(as), que están distribuidos en los diferentes niveles del sistema de salud público nacional, dando lo mejor de si, aprendiendo cada día más y sacando a flote en el medio de la más difícil de las crisis del sector médico que haya experimentado la República, en medio de un marco de Guerra Económica; recordándoles el lema de combate que el Comandante Hugo Chávez, en acto público durante la graduación de la V Promoción de MIC en conjunto con los graduandos enarboló:"¡Preparen, apunten, fuego. Salud. Fuego. Salud. Fuego. Salud!"

La magnitud del compromiso social, que hoy pesa sobre los hombros de los Médicos Integrales Comunitarios (MIC), es cada día mayor, sin duda con la difícil situación económica que atraviesa nuestro país, producto de la aplicación del conjunto de estrategias de Guerra Total de carácter No Convencional, aplicadas por el Imperialismo Norteamericano, y la cual, es desconocida e ignorada por la apátrida oposición venezolana, arrodillada a las ordenes de Trump, solo deben servir de factor de motivación, para que como cuerpo colegiado altamente profesional asuman de una vez por todas las riendas de la salud humanizada en Venezuela, deslastrándose de una vez por todas del factor mercantilista del sistema privado, representado por las clínicas privadas y los gremios clasistas de la Medicina Tradicional en nuestro país. Con ello, insto a los MIC, a fijar posición como colectivo colegiado, y al estudiantado en formación actualmente en aulas del programa de Medicina Integral de la UCS en todo el territorio nacional, de como es posible avanzar en un nuevo modelo de atención primaria. Esto tiene implícita una lucha de clases dentro del sector salud, expropiado por la derecha representante de esa clase elitesca que menosprecia, subestima y no reconoce el desempeño de los MIC en todos y cada uno de los centros de salud de nuestro país.

Pero para ello, es preciso contar con las garantías dignas para el ejercicio de la profesión, como futuros MIC, esto implica la correspondiente dotación de los laboratorios, unidades de transporte colectivo para el uso estudiantil, becas y ayudas estudiantiles; asi como los demás beneficios necesarios para que el estudiantado desarrolle plenamente las facultades cognitivas para a posteriori tener el compromiso de atender de manera digna a nuestro pueblo y no actuar como la mayoría de los recién egresados de otras universidades autónomas que apenas reciben su titulo, le dan la espalda a la República que los formó, olvidando el juramento Hipocrático y vendiendo su profesión al mejor postor cual Mercenario de la Medicina cualquiera. Maduro evite la fuga de cerebros, y para ello invierta de manera oportuna como ha venido haciendo en la mejora del colectivo médico del país.

Recordemos parte de las cifras oficiales del programa de Medicina Integral Comunitaria para el año 2019, cuando el Presidente Nicolás Maduro durante el acto de graduación de los MIC, indicó en cadena pública de radio y tv, que 1.469 estudiantes extranjeros han egresado como médicos entre los años 2013 y 2019 en Venezuela. Resaltó el máximo mandatario que "se están graduando 46 de Bolivia, 37 de Ecuador, 15 de El Salvador, 13 de Paraguay, 6 de México, 3 de Mali, 2 de Antigua y Barbuda, 1 de Granada, 1 de Guyana, 1 de Haití, 1 de Palestina y 2 hermanos de la etnia warao". Asimismo, en otra oportunidad específicamente el día jueves 09 de mayo, Maduro, participó en la graduación de 2.053 mil galenos de la VIII cohorte Bicentenario del Congreso de Angostura del Programa Nacional de Formación en Medicina Integral Comunitaria, acto realizado en el Teatro de la Academia Militar, Caracas. Donde además expresó que el gobierno tienen una meta grande para el 2025: 100.000 médicos y médicas graduadas por la Universidad de Ciencias de la Salud":

Referencias bibliográficas:

http://www.fidelcastro.cu/es/articulos/un-compromiso-de-luz

https://temas.sld.cu/ernestocheguevara/category/discursos/page/2/

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-47358064

http://blog.chavez.org.ve/temas/noticias/medicos-socialismo/

https://es.wikipedia.org/wiki/Che_Guevara

http://www.radiorebelde.cu/noticia/ernesto-che-guevara-medico-revolucionario-20171011/

https://www.elnacional.com/sociedad/varios-paises-rechazan-ejercicio-medicos-integrales_250529/

https://www.elnacional.com/sociedad/varios-paises-rechazan-ejercicio-medicos-integrales_250529/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 643 veces.



Germán Jesús Subero Marín

Analista de Sistemas. Vocero de Formación y Propaganda de la Sala de Batalla "Vencedores de Santa Inés" Productor Radial.

 german.subero@gmail.com

Visite el perfil de Germán Jesús Subero Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283122.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO