Los hechos están equivocados

Intentar razonar con un madurista debería calificar en una enciclopedia del ridículo o de lo el absurdo, para un madurista convencido todo tiempo pasado fue peor y a veces el pasado no existe, los hechos son solo accidentes mentales y entre consignas y hambre van intentado reescribir una historia que jamás existió, para Chávez ese comandante invicto cuyo estado mayor conformado por pillos, hombres de treinta monedas, malos planificadores que destruyeron todo lo que tocaron y que cada palabra emitida fue mentira, para esos encuevados como los 40 de Ali Baba el hambre no existe y sobran la divisas, la corrupción brilla por su ausencia y tenemos el mejor sistema de salud del mundo y somos la envidia de Suiza y Dinamarca. Chávez fue un engañador invicto, engaño a una nación y a una izquierda que al parecer deseaba ser engañada. Si fue un invicto destructor de una nación, al final imito a Franco e inclusive tuvo su Valle de Los Caídos.

Claro que la nación antes de del comandante intergaláctico no era una bendición, pero lo cierto es que era una nación donde la civilidad mal que bien marchaba e inclusive hoy tenemos nuestros constituyentistas que fueron unos guerrilleros con poca fortuna, quizás su ultimo papel en esta comedia de la vida sea el del sicariato político a servicio del totalitarismo de Nicolás y del Padrino López. Dueños de un verbo que no dialoga y si ordena, que intenta victimizar a sus verdugos y hacer de las victimas victimarios. Simplemente son gente mala y al instituir esa carretada de unión cívico/militar que es una especie de hacer de los civiles ante unos militares que deberían estar en sus cuarteles, entre el orden cerrado y la obediencia irrestricta a las instituciones civiles.

Yo soy del Palotal en valencia la vida nos ha enseñado desde los años de la recluta esa perversa que practicaban para llevar a cientos y miles de jóvenes a la recluta obligada, pasando cuando masacraron a miles de hombres, mujeres y niños en febrero y marzo de 1989. Y sepan nuestro hombres de armas liquidaron a mas civiles en tres días que toda la represión IV republicana, pero además a eso se suma el hambre, la miseria, la represión, los torturados y la posición cubito dorsal a la hora de defender a los hombres y mujeres que parecen alumnos o maestros de la Gestapo o aliados de algún tipo de inquisición.

En estos días cuando parece brillar una lucecita al final del túnel, al final de esta generación o sea casi un quinto de siglo de esta pesadilla que nos gobierna, que nos humilla, que nos persigue. Sigue a pesar de Nicolás y su aquelarre cívico/militar, a pesar de sus perseguidores, a pesar de esos chicos que hacían teatro "bastante mediocre" y hoy distribuyen pasta, harina y arroz junto al capitancito Ávila en Carabobo y que pagan sus deudas de reparación de vehículos con alimentos. A pesar de eso Venezuela resiste y crea, estudia, celebra, desarrolla, trabaja y lucha.

Los maduristas del primer circulo engordan, gritan ordenan aquí y allá, sentencian, justifican los atropellos, la barbarie, las carencias, el miedo, la perversión, la tortura, la muerte de miles a manos de los aparatos represivos, la censura, hablan y mastican al mismo tiempo, persiguen a las personas de bien, intentan quebrar el espíritu de un pueblo que los resiste con coraje y dignidad, juegan a los dados a quien le tocara la próxima carga de oro, al póker la próxima entrega de tierras a las compañías trasnacionales, van por ahí regando falacias acerca de personas decentes y nos intentan hacer creer que sus palabras y sus gestos tienen mas valor que los hechos. Son abominables seres que tienen el poder para engordar, odiar a quien los señale con palabras ciertas.

Mientras tanto el venezolano trabaja y resiste, va conociendo quienes son sus enemigos, los va marcando en su memoria, les va arrancando con su miradas su camuflaje, les va preparando su derrota civil a pesar de sus bayonetas, sus fusiles, sus garrotes eléctricos, sus calabozos, sus cables e instrumentos de tortura, se va corriendo el velo fuera del país, se abren los parpados de un pueblo.

Los maduristas del el otro circulo, el primero es muy pequeño son generales, almirantes, burócratas, algunos constituyentes, algunos participantes en Golpes de Estado que costaron cientos de vida y hablan de paz mientras hacen apología como pinochetistas del caribe de un golpe de estado . Ya vendrán días mejores, ya colocaremos sus nombres en postes de alumbrado para que sea miados por los perros y vomitados por los dipsómanos.

Venezuela se levantara, reencontrara sus sueños, sus orquestas y músicos volverán ser admirados por el mundo, volverán por millones y con lo aprendido en otras tierras y haremos un país mejor aun al que teníamos antes de la llegada de los iguanodontes de la política y de los hombres de orden cerrado y terror. Y en Cuartel de La montaña celebraremos una nueva vida, una nueva era para el país y no haremos apología a un ser que al parecer su única intención era hacer desaparecer una nación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 462 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283077.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO