Venezolanización del Diálogo VS Intervención Extranjera

La reciente instalación de la Nueva Mesa de Diálogo nacional entre el Gobierno Bolivariano y los sectores de oposición que participaron en las pasadas elecciones presidenciales del 20 de mayo del 2018, constituye un vigoroso paso adelante en la búsqueda democrática de respuestas y soluciones para resolver el conflicto político venezolano.

El MAS, SOLUCIONES, CAMBIEMOS, AVANZADA PROGRESISTA y ESPERANZA POR EL CAMBIO son las organizaciones que suscribieron el Acuerdo, señalando que se trata de una iniciativa abierta a todo el país y esperan la participación de otros sectores, colocando el interés nacional en primer plano.

El presidente Nicolás Maduro reiteró "la disposición absoluta de su gobierno para mantener abiertas todas las puertas del diálogo, la negociación, el acuerdo y la paz".

Claudio Fermín, del partido SOLUCIONES, afirmó que Venezuela "merece que busquemos las coincidencias y necesita respuestas urgentes a los problemas que tiene el país, que no vamos a tener por medio de la violencia".

Por su parte, el representante del partido Cambiemos, Timoteo Zambrano, señaló que "hemos decidido dar un paso adelante para recuperar el tiempo que, por la ambición de algunos y los errores de todos, hemos perdido para Venezuela".

De entrada, la firma de este gran acuerdo nacional puede presentar al país logros tempranos como la incorporación a la Asamblea Nacional de la fracción parlamentaria del PSUV y el Gran Polo Patriótico, la adopción de medidas para resolver los casos de privación de libertad de acuerdo al ordenamiento jurídico, la definición de mecanismos para la normalización institucional y la conformación de mesas técnicas sectoriales para concertar soluciones y superar los graves problemas del país.

De la misma manera, se acordó atender la nueva conformación del Consejo Nacional Electoral, reafirmar los derechos legítimos de Venezuela sobre el Esequibo y rechazar las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos contra nuestro país.

Más allá de estos resultados concretos, la instalación de la Nueva Mesa de Diálogo reivindica el camino de las negociaciones y los consensos como la única ruta democrática y pacífica para atender nuestros asuntos entre venezolanos y sin injerencia extranjera.

Igualmente desmonta la percepción de que los sectores encabezados por el diputado Juan Guaidó representan a la totalidad de la oposición y anula las pretensiones de cancelar todo tipo de diálogo por parte de los dirigentes anti-chavistas.

Queda claro que la oposición extremista e insurreccional, que niega el diálogo y no descarta ninguna opción, incluso la intervención militar extranjera, no es mayoría.

No solo porque esa oposición apenas recibe el respaldo del 17% de los electores, sino porque su estrategia insurreccional va en sentido contrario a las demandas de paz y reconciliación del 81% de los venezolanos.

Cabe resaltar que el Acuerdo Nacional suscrito por el gobierno bolivariano y la oposición democrática establece la "venezolanización" del diálogo y reafirma nuestra soberanía, en momentos cuando Estados Unidos desarrolla un conflicto de carácter prolongado, que le permita mantener caotizada, polarizada y desesperanzada a nuestra sociedad, con el objetivo de debilitar sus valores nacionalistas y ejercer el pleno dominio de nuestro país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 699 veces.



Oscar Schémel

Sociólogo. Director de la encuestadora Hinterlaces. Constituyente.

 @hinterlaces

Visite el perfil de Oscar Schemel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Schemel

Oscar Schemel

Más artículos de este autor