La niña Greta Thunberg, el tacariguero y la viabilidad del capitalismo y el socialismo

"Y así iba pasando el tiempo y el hombre continuaba en su criminal

labor de aniquilar plantas inocentes que no le hacían ningún daño y

que ni siquiera le pertenecían y ni siquiera estaban en sus terrenos.

Hasta que un día se le empezó a caer a pedazos la piel del cuerpo, lo

cual le causaba un gran dolor, aunque no asistía a los curanderos de

la época, hasta que no aguantó más y asistió al gran brujo de la

comarca, a quien le contó su acción arboricida. Entonces el hechicero

le señaló que le había caído el castigo de San Arbóreo, el dios

mitológico que protegía a los árboles"

Emigdio Malaver, Cuento El Cruel Castigo de San Árboreo, Publicado en La Venganza de la Mata de mango

Acabo de darle precisas instrucciones a Chico, que es el capataz de mi pequeño fundo para que en ipso facto, agarre el teléfono satelital del fundo y me concrete inmediatamente una reunión con el grupo del gobierno y el grupo de oposición de la oposición, que están en un tono de diálogo.

Si los cálculos de algunos expertos son ciertos y el oro se convierte (porque brilla) en el nuevo símbolo de riqueza y poder para los imperios que se levantan y de los que caen, Venezuela será la primera zona de este planeta que se tostara, si es que antes, no hay una rebatiña entre las potencias o el TIAR entre y nos desaparecen. Si el oro es lo que es y lo que proyecta, necesitamos con urgencia una estrategia estratégica ya.

En atención a este probable escenario (El oro-patrón), necesito y con urgencia, una reunión primero con Jorge Rodríguez y Timoteo Zambrabno. Luego pido una asamblea con todos juntos. La idea es, que en comunión con el gobierno y los partidos que son opositores de la oposición, elevemos hasta la ONU una solicitud, en la cual se diga en forma clara y diáfana, que el tacariguero Emigdio Malaver, conocido en su pueblo como Millo, sea el secretario privado de Greta Thumberg. Esta preciosa niña, con un nombre (un poco tacariguero) está lanzada en una lucha por la vida y Emigdio Malaver, como el Luis Mariano de hoy, es el único que sabe de cerecitas, guacaras y florecitas. O sea, el tacariguero es el único que ha desarrollado una vaina que le permite entender las angustias de las matas. Las matas reunidas en montañas y bosques, paren el agua. O sea, que las matas todas juntas se convierten en la madre del agua. Esta vainita tan sencilla no la han entendido los "humanistas" del mundo con montones de discursos en la ONU

Greta Thunberg, tiene una difícil tarea. Se propone convencer a líderes "humanistas" y democráticos del mundo, que el agua y las matas son una vaina fundamental. Esta es una tarea casi imposible, pero Greta se montó en esta complicada y casi imposible tarea. Es una vaina insólita. Uno viene calándose todos los años montones de reuniones en la ONU con discursos muy arrechos y aún, estos líderes mundiales no han podido entender por ejemplo, que sin agua esta vaina que llaman tierra se tostara y lo que estén vivos para ese momento se quedaran como pollitos asados con leña de guatacare, si es que para ese momento, queda un palo de guatacare.

Millo es el persona naturalmente indicada para ser la mano derecha y la zurda también de esta linda niñita llamada Greta. Es el único hombre de este planeta que puede mantener un franco y natural diálogo con las matas, el agua y los animales. El mundo (capitalista y socialista) no podrá ser viable sin matas, agua y sin animales.

Greta necesita al tacariguero para poder saber cuáles son los dolores y los resentimientos que llevan las matas y el agua por dentro. El tacariguero sabe que las matas y las luvias son los padres los ríos y los abuelos de riachuelos quebradas, lagunas, pozos y charcas. No habrá ríos y agua sin matas y lluvia.

Millo es padrino de riachuelo, quebrada, laguna, pozos y charcas. Estos son los hermosos y vitales hijos de los ríos. Esa relación de compadrazgo, le servirá a Greta de palanca para convencer a los líderes supuestamente humanistas del mundo a entender, que sin matas no hay agua y sin agua no habrá vida. La matas y las lluvias del mundo hablaran a través del tacariguero.

El tacariguero, es uno de los pocos seres de este mundo y cuidado que no sea el único, que en vez de creer que la civilización es cemento, es de la idea, que la civilización son las matas, el agua y los animales. Millo va un pueblo y lo primero que hace es conversar con las matas. A partir de ahí, construye su visión de ese pueblo.

No es fácil llevar esta tarea a sus últimas consecuencias porque sabemos de las lagunas secas, que tienen los "humanistas y democráticos" líderes del mundo en su cabeza. Estos líderes tienen seco el cerebro y su humanidad, pero le brilla el oro.

Creo que no me sería muy complicado convencer a los líderes del gobierno y a los partidos de oposición de la oposición de la importancia de llevara adelante una propuesta como esta. El inconveniente (pequeño) que veo, es que ambos creen que el oro (porque brilla) va a tener un valor estratégico en los próximos años y donde hay oro y real, no hay agua y mata que valga.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1218 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282720.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO