Fracaso total pasantía de Guaidó en El Hatillo

El pasado sábado 14 de septiembre, el diputado Juan Guaidó realizó una gira política en el municipio El Hatillo, circunscrita a un recorrido por la comunidad de El Calvario y a un mitin en el Casco Histórico del pueblo, concretamente en la calle Bolívar, la más angosta de la localidad.

Contra todas las expectativas que tenían los organizadores con esta actividad, la misma resultó en un rotundo fracaso, pues, tanto en la caminata como en el mitin no hubo la receptividad por ellos esperada, los testimonios gráficos de ambos episodios son más que elocuentes al respecto.

Que suceda esta situación en una zona de Caracas que, como El Hatillo, tradicionalmente ha sido afecta a la oposición al gobierno bolivariano es un indicador bastante ilustrativo del manifiesto rechazo del pueblo venezolano a la conducta política de quienes, como el autoproclamado "presidente interino", han optado por el camino de la inconstitucionalidad y de la postración ante designios extranjeros como desaforada vía para alcanzar el poder político del país.

Si este acto de desconocimiento hubiese ocurrido en sectores donde la simpatía mayoritaria se inclina hacia el chavismo, lugares, por cierto, a los que el autoproclamado ni por asomo se le ocurriría presentarse, el señalado desaire no tendría el impacto desmoralizador que ciertamente causó en la hueste que lo respalda.

Al acontecer tal hecho en predios tradicionalmente dispuestos a apoyar políticas contrapuestas a las que sostiene el movimiento bolivariano es por demás demostrativo y acto reflejo del sentimiento que anima a los venezolanos y, en este caso, incluso, al sector opuesto al gobierno que sin dejar de ser opositor, consciente y responsablemente repudia la conducta de quienes como Guaidó apoyan y auspician las agresiones con las que el imperialismo estadounidense arremete contra el pueblo y la nación venezolana.

Ya es hora que el sector extremista ultra radical que tiene cifrada en el autoproclamado sus propósitos de cambio político para el país retorne a la cordura, a la comprensión de que no es con posturas antipatrióticas y anti venezolanas como puede cifrar sus aspiraciones, con ello lo que ha logrado es aislarse de sus propios copartidarios y comprometer al país con intereses extranjeros, poniendo en riesgo la soberanía y la independencia nacional.

Ahora, cuando se ha establecido un esperanzador acuerdo en la Mesa Diálogo por la Paz entre el gobierno bolivariano y un conjunto de factores políticos opositores, ganados para dirimir las naturales diferencias existentes en fuerzas políticas contrapuestas por la vía constitucional y democrática, estableciéndose así un eje referencial llamado a constituirse en un efectivo camino para destrancar la crítica situación política-económica presente en nuestro país, es la oportunidad que tiene el sector ultra radical guaidocista de enmendar la cadena de desacierto que ha venido cometiendo y sumarse al esfuerzo colectivo por la reconstrucción del tejido político institucional nacional, es decir, ponerse en sintonía con el sentimiento a favor de la paz que anima a la gran mayoría del pueblo venezolano. Persistir en la conducta aviesa y antinacional además de criminal es estúpido y la historia irremediablemente se los cobrará con creces.

El Hatillo 19/09/2019

*miguelugas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1135 veces.



Miguel Ugas

Miembro de la coordinación nacional del MoMAC

 miguelugas@gmail.com

Visite el perfil de Miguel Ugas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282556.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO