Fidel a través de Lula a Maduro: "No cometas locuras, se prudente, moderado, un sabio, un genio"

Posible ..., todo es posible en esta suerte de vida de venezolanos, siempre y cuando, la persona que se lo proponga lo lleve adelante: por bien o por mal que, para este caso sería, por el bien del país que todavía se llama Venezuela y, tomando en consideración lo que somos actualmente para nosotros y para el mundo, han sido tantos los desatinos y errores cometidos y por cometer que, pareciera que nuestros males sociales, intranquilidades, ser y no ser, y políticas entre otros, no tienen cura, ni nada de consideración está a la vista que nos pueda guiar y sacar de esa agonía como hundimiento social permanente que, tiene a tantos venezolanos viajando por el mundo buscando consuelo a su justicia social que por lo menos les dé de comer por su trabajo y ser nuevamente dignos de los privilegios de la vida por los que se lucha en sociedad, no a lo don Quijote, ni culpando a otros.

En Venezuela como en ningún otro país hay dos presidentes, uno constitucional, pero ilegal por Trump y, otro proclamado-autojuramentado querido y apoyado por Trump y cincuenta naciones y, cada uno de ellos sigue la dirección y anuncia las medidas que les vengan en ganas, sin importarle a ninguno de los dos que nada hacen por el bienestar del pueblo que, mientras el presidente Maduro se defiende dando aportes, tipo bono, a través del carne de la Patria, el otro presidente (E) hace y deshace por sacar a Maduro e impone internacionalmente proyectos e invoca tratados y, la justicia como no la hay en el gobierno de Maduro no actúa y, nuestros días siguen en ese embrollo de inconformidades de incertidumbres que ninguno se decide a actuar dentro de la Constitución y las leyes que tanto invocan y, ambos nos dan un trago amargo-dulce de comicidad y risa que cuando uno de ellos dice algo sobre lo que sea, entonces el otro dice, que no, que eso no y le da una patada como a un balón de fútbol que lo atrapan en las redes como asidero de inteligencia y productividad pensante de quienes la proyectan queda registrado, lo que después se va a convertir como un acto genial de imbecilidad de acomodo. Y en ese pequeño mundo de afrentas diarias convivimos dentro y fuera.

Del artículo de Ignacio Ramonet en Aporrea: me he tomado la osadía de copiar, lo que Fidel le dijo a Lula cuando, en una ocasión conversaron los dos en La Habana: «Debo decir, añade Lula, que Fidel, siempre fue muy respetuoso, nunca me dio un consejo que no fuera realista... Nunca me pidió que hiciera locuras... prudente... moderado... un sabio... un genio...» y, lo hago con la sola intención de que quizás seríamos otro país si en lo posible Chávez y después Maduro por Chávez, hubiesen puesto en práctica tan moderadas palabras que, a lo mejor otro país y otras políticas serían por nuestro bien que, a lo mejor Lula se las dijo a Ramonet pensando en el gobierno de Venezuela y en las acciones políticas, a través del tiempo desarrolladas por Maduro y, como el que se quita un antifaz de malas esperanzas, Lula soltó, lo que recordó que una vez le dijo Silvia, la esposa del rey Carlos XVI en confianza: «Mientras sigas siendo amigo de Chávez, no creo que puedas avanzar mucho... Aléjate de Chávez y tienes el Premio Nobel de la Paz...». ¡Qué tiempos aquellos con Lula en el poder y con una experiencia y forma de gobernar, nada fácil de olvidar!

Bueno, la lucha sigue y habrá Maduro para rato. Aunque Trump no quiera. Y quien quita que años más adelante tengamos a Lula como presidente de Brasil que, según él cree que jamás lo liberarán ni por tener su conciencia tranquila y ser inocente.

Mientras, acá en Venezuela, Guaidó y Maduro siguen mandando cada uno, ¿con su conciencia tranquila con mucha inocencia? Pasarán muchos años y muchos más ...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 878 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282426.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO