Mi experiencia del 3D

Como prometí la semana pasada, les contaré mi experiencia del 3D que vale la
pena leer.

El viernes 1D recibo una llamada de una vecina como a las 4:30 pm para
pedirme que asistiera a una reunión ese mismo día en el Colegio
Universitario de Caracas a las 6:30 pm. Cuando llegué había mucha gente. Le
pregunté a algunas personas a qué se debía la convocatoria y parecían no
estar claros. Cuando por fín comenzó la reunión me entero que se trataba de
la entrega de las credenciales para los testigos principales de mesa. Esa
noche (un día y medio antes de las elecciones) me enteré que yo era testigo
principal. ¿Qué iba a hacer?, ¿me iba a negar a proteger los votos de
Chávez?. NO.

Como yo hago lo que sea, como sea y donde sea por mi Presidente, el Domingo
3D estaba a las 5:00 am en el centro de votación. Cuando llego a la mesa que
me correspondía, la Rep. del CNE me presenta a los miembros. Ellos se quedan
atónitos, pasmados pues, no podían creer que yo podía ser "chavista". ¿Una
mujer como yo chavista?.

Mientras trancurren los minutos me percato que hay un gentío en el área de
mi mesa, es decir, estaban los miembros principales y los suplentes. Todos
comienzan a mover pupitres, sillas, mesas, en fín a organizar el sitio.
Todos, absolutamente todos, se conocían. Eran amigos. Mientras más hablaban
más develaban que todos pertenecían a Primero Justicia. ¡TODOS!.

Mi sangre comienza a calentarse, a hervir. Entonces empiezo a recordar al
Rector Vicente Díaz y la denuncia de Lina Ron. Veía en mi pensamiento la
cara de Tibisay Lucena diciéndo: "los miembros fueron elegidos
aleatoriamente". ¿ALEATORIAMENTE?. ¿Es aleatorio tener presidente, miembro
A, miembro B y secretario, más todos sus suplentes, de un mismo partido
político? A este grupo le añadimos el testigo principal de Rosales y su
suplente. Es decir, en esa mesa habían 10 miembros de la oposición y un
miembro (yo) por la parte de Chávez. Los suplentes se instalaron ahí. Nunca
salieron del centro de votación.

Lo más asombroso fué cuando entraron los operadores o técnicos de la máquina
para prepararla. Eran cuatro jóvenes. Me doy cuenta inmediatamente que todos
eran amigos de los miembros de mesa. Un técnico le dice a un miembro de mi
mesa: "a fulanita le tocó la mesa tal y a sutanito la mesa cual".

La sangre ya me hervía a 100 grados centígrados. No sabía qué hacer. Veía
una y otra vez el rostro de Tibisay Lucena diciéndo: "ALEATORIAMENTE".

A pesar de la rabia, lo que se me ocurrió fué tratar de controlarme. Ya
estaba ahí. Total, ellos no se habían "autoelegido" para ser miembros de
mesa. ¿Pero quién lo hizo?.

¿Fué Súmate la que le entregó la lista de miembros a escoger a Vicente
Díaz?. ¿Es aquella famosa lista que luego quisieron achacarle a Tascón?. ¿O
fué el Comando de Rosales que entregó la lista a Díaz?. Evidentemente, Lina
Ron dijo la verdad.

A pesar de las circunstancias, traté a los miembros con educación,
amabilidad y simpatía. Ellos hicieron lo mismo. Luego de algunas horas todos
estábamos relajados y conversábamos cordialmente como si nada. Hasta uno de
ellos dijo que era la primera vez que trabajaba en una mesa electoral con
gente simpática del chavismo (yo).

A pesar de que al principio sentía que había una total parcialidad en la
mesa electoral, es decir, cero pluralismo político, al final del día me
dije: "¿Sabes qué? creo que fué lo mejor que sucedió.

¿Por qué digo esto?. Ahora les explico. Si en mi centro de votación habían
15 mesas, y en esas mesas, todos los miembros principales y suplentes eran
de la oposición, entonces, si 1 es estadística, ¿cuántos centros repetían
dicha situación en el país?. Pero... lo mejor de todo es que como los
miembros de mesa en su mayoría eran de la oposición, ELLOS tuvieron la
oportunidad DE VER, DE VIVIR, DE PALPAR todo el proceso electoral, desde la
apertura hasta el cierre, incluyéndo las auditorías y ser "testigos" de la
conformidad y satisfacción de cada elector que ejerció su voto ese día, de
la transparencia y blindaje del sistema automatizado, convenciéndose de que
NO HAY POSIBILIDAD DE FRAUDE con las máquinas y que tenemos en Venezuela el
mejor sistema electoral del mundo.

NO hay mal que por bien NO venga. Las cosas pasan por algo. La semana pasada
Mario Silva presentó un video de Granielito cuando entrevistó aL ADECO
Marquina, quién dijo abiertamente, en las narices de los televidentes, que
"TENIAMOS DE A 2 SUPLENTES POR CADA MIEMBRO PRINCIPAL" (me gustaría saber
qué piensa Tibisay Lucena al respecto).

En fín, la total falta de pluralidad en las mesas trajo como consecuencia
que ELLOS, los opositores, fuesen testigos del sistema blindado y
transparente de las máquinas de votación.

Para las próximas elecciones, la oposición NO tendrá excusas.

P.S.: Espero que en el futuro el CNE escoja "ALEATORIA" y "PLURALMENTE" a
los miembros de mesa.

ivanka27@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3248 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor