Carta abierta a Michael Moore

Mi muy estimado señor Michael Moore,

Sigo con atención sus pasos y sus acciones que podrían influenciar el destino de USA y del mundo, si a mi humilde parecer se acometen con valentía acciones determinantes, con mucha inteligencia, con organización, con unión de todos los factores de cambio e incluso conservadores pero con mucho debate participativo.

Un mundo en paz, en armonía con el prójimo(a), con la naturaleza.

Pero para ello hay que empezar desde el principio:

Despojarse de la arrogancia propia de los imperios.

Reconocer que son lo que son producto de la participación de ciudadanos de todo el mundo que vinieron después que ese país atizó la fogata, Irak es un buen ejemplo. Se acercó la leña al fuego con los medios de desinformación, mintiendo descaradamente como muy bien los delata usted en Fahrenheit 9/11, las intrigas internas, el saqueo de las materias primas, la sistemática diferenciación educativa, de salud, económica y muchas otras.

Ningún grupo de personas es más inteligente sobre otro, todos somos extremadamente trabajadores, entonces porque esa marcada diferencia? incluso en países, todos neoliberales?

Sólo veo que cuentan los muertos de su país como que los otros ciudadanos valen menos. Como la Alemania nazi, un alemán valía por diez italianos y cada pueblo tenía su propio valor de acuerdo a escalas, no se por quien determinadas. TODOS SOMOS SERES HUMANOS, QUE LLORAMOS LAS PERDIDAS DE LOS NUESTROS POR IGUAL.

Nunca olvidaré en su película, Bowling for Columbine, la aptitud arrogante de quien hasta ese entonces fuera mi ídolo, ya que mi difunto padre se parecía físicamente al actor, cuando dejó usted en el portal de la casa de Charlton Heston, la foto de la niña fallecida!

Un buen comienzo para bajar esa arrogancia es la de darle un nombre a su honroso a su país. Suena loco, pero han de reflexionar sobre las implicaciones que eso conlleva.

Su país no tiene nombre propio, es que nunca se han fijado?

Estados Unidos de América, porque cree usted que la mayoría de los americanos, el continente todo, me incluyo a veces, les llamamos gringos o yankees?

Se tomaron para si el nombre de nuestro continente! El primer lugar por el cual pasó Américo Vespuccio, fue Venezuela, especialmente el lago de Maracaibo, a él le debemos supuestamente el nombre de nuestro continente, América

Por eso no podemos aceptar que ustedes sean americanos y nosotros no!

Tampoco podemos llamarlos Estadounidenses porque si se fija México se llama Estados Unidos Mexicanos, al llamarlos estadosunidenses estaríamos involucrando a México

Pero tampoco podemos llamarlos norteamericanos como erróneamente hacen algunos, ya que estaríamos involucrando a México y a Canadá, partes de Norte América.

Yo de usted, humildemente, me pondría en contacto con los más grandes intelectuales progresistas, para plantear el asunto. Noam Chomsky como lingüista e historiador, Susan George, James Petras y tantos otros, luego una vez con bases sólidas y un planteamiento concreto me iría a visitar los conservadores no tan conservadores. Y así sucesivamente. Podrían realizar una gran consulta nacional para que se le vea la democracia a ese país, que con la Ley Patriota, la ONU, The Military Commissions Act of 2006?, traducido, la Ley para arrestar a cualquier “sospechoso”, de ser terrorista y detenerlo sin derecho a Habeas Corpus, incluyendo a extranjeros que visiten su país. Su democracia se ha visto muy desacreditada. Ya se siente dentro de su propio país.

Eso sería el gran comienzo para la verdadera grandeza de ese país, la humildad

Muchas gracias por atender tan atrevido tema, no pretendo ofender, los ofendidos han sido millones de habitantes del Río Grande para abajo y el Canadá, por cientos de años!

Ah, Con respecto a la carta que le envían a usted: SALIR CORRIENDO ES EL ÚNICO ACTO VALIENTE QUE NOS QUEDA POR HACER

No creo que deban salir corriendo de IRAK, eso sería muy cómodo!

Con valentía deben pedir perdón y tratar en lo posible de reparar e inclusive mejorar su condición original, todo los daños que han producido a ese país, al menos ese país! Y después al mundo entero incluyendo la naturaleza, llevar doctores y justicia hasta que el mundo se estabilice y reine la justicia, en lugar de bombas con plutonio empobrecido!

No soy evangélico (sin querer menospreciar a los evangélicos), ni nada parecido he despertado a mis 54 años como millones lo están haciendo.

Si queremos una salida pacífica para el mundo, si queremos vivir en paz, hay que comenzar a tomar medidas ya.

Espero de usted una respuesta personal aunque sea negativa y me exponga las razones del porque y podremos seguir debatiendo con altura.

Con mucho respeto por su país, por ese pueblo


Manuel de Brabandere

Puerto La Cruz, Venezuela, 11 de diciembre de 2006

mepdebrabandere@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3471 veces.



Manuel de Brabandere


Visite el perfil de Manuel Brabandere para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: