Chávez es mayoría

En medio de la conmemoración de los 65 años del nacimiento de nuestro Comandante Hugo Chávez Frías, quiero resaltar de él su inmensa capacidad de construir mayorías con vocación de poder democrático.

Chávez fue un líder que unió a las multitudes desesperanzadas de la década de los 90, les abrió un camino democrático, pacífico y electoral, las dotó de un proyecto nacional y las condujo a la toma del poder político y con estas produjo las más grandes transformaciones democráticas de nuestra historia.

Chávez nace como figura histórica en medio de la rebelión militar del 4 de febrero de 1992, pero es partir de 2004, cuando sale de prisión, que comienza el proceso de acumulación de fuerzas populares y patrióticas en el seno de la sociedad.

Son bien conocidas las dificultades que tuvo que enfrentar para desplegar una estrategia democrática en ese sentido, por un lado el acoso del gobierno de turno y por otro las tendencias sectarias, guerrerista y hasta fascistoide en el seno del Movimiento Bolivariano, que se negaban al camino político.

Bastantes veces el Comandante Chávez nos relató esa etapa, en lo personal nos tocó vivirla políticamente, de lucha contra estas tendencias, las cuales siempre ejemplificaba con aquella historia de cuando él dio la orden de expansión de la militancia, notó que este crecimiento era muy lento, se puso a indagar y en un Círculo Bolivariano le respondieron: “Chávez, es mejor ser poquitos pero irreductibles”.

También tuvo que confrontar la resistencia a participar en las elecciones presidenciales, posición en la cual casi fue derrotado por las referidas tendencias internas en 1996.

El Comandante no se rindió, se fue el mismo a las calles, a las catacumbas y en 1998 emergió como el más gran líder de masas del siglo XX y principios del siglo XXI, fundó un instrumento electoral plural, diverso, democrático el Movimiento V República (MVR); conformó una gran alianza nacional con todo el que se quiso unir, el Polo Patriótico; presentó un programa viable y sencillo que resumía los anhelos de las mayorías, la Agenda Alternativa Bolivariana; enarboló una bandera ¡Constituyente! Y así nos condujo a nuestra primera victoria, el 6 de diciembre de aquel año.

A lo largo de los12 años de ejercicio de su liderazgo nacional, Chávez nunca renunció a ser mayoría. A partir de 2010, somete a un proceso de autocrítica su propio liderazgo y de critica a nosotros los dirigentes del PSUV, proceso expresado en el documento “5 Líneas de Acción Política”, donde cuestiona el sectarismo y la desconexión con las bases populares; él mismo se va a la calle, se deja interpelar e interpela. Convoca a la reunificación de las fuerzas patrióticas y a la construcción de una hegemonía democrática:

“Estamos obligados a convencer y a construir, eso no se decreta, una gran sociedad patriótica que incluya a los sectores medios de la población, intelectuales, profesionales, técnicos, a los llamados ni ni o apolíticos”.

Desde esa idea llama a la conformación, en 2012, de una nueva gran alianza, el Gran Polo Patriótico, como mecanismo para romper con el sectarismo, la cual consideraba una amenaza a la viabilidad democrática de la revolución. En tal sentido expresa:

“Dejemos el sectarismo, aquí estamos nosotros, cierren la puerta, ¡No! hay que abrir las puertas a través del debate, del dialogo”.

Chávez nunca permitió que los grupos, “anillos” o asesores lo convirtieran en minoría. Chávez sabía que una revolución sin ser mayoría, fenece. Las revoluciones no las hacen los gobiernos, las hacen las mayorías populares, las hacen los pueblos bajo un liderazgo ético.

Hoy, el PSUV no puede conformarse con ser la mayor de las minorías electorales. El chavismo nació de las mayorías y solo siendo mayoría política, social y cultural, expresada electoralmente, podrá lograr sus objetivos de consolidar y expandir la Independencia, la democracia protagónica, la igualdad social, una sociedad productiva y honesta, una cultura del trabajo, una democracia socialista.

En tiempos de agresión imperialista, las consignas y las políticas de atrincheramientos son necesarias para resistir, pero no son suficientes para una contra ofensiva revolucionaria. La necesaria unidad y cohesión, no debe ser contradictoria con la participación protagónica de las mayorías contestarías, criticas, rebeldes que conforman el Chavismo. Ya lo decía Chávez:

“La unidad, no es aquello de monolítica, que vamos hacer todos iguales, ¡Patria o Muerte Venceremos!; ¡No, No y No!. La unidad es diversa, es contingente, va evolucionando, a veces se fortalece, a veces se debilita (….) Hay que cabalgar sobre la unidad, revisándola, cohesionándola, con debate, con argumentos, convenciendo, esto es vital”.

Para nosotros y nosotras, vital es practicar el profundo e inequívoco pensamiento democrático popular de Chávez. Para profundizar este tema, comparto este link https://youtu.be/7g0e2AqhHYc de un video del Colectivo Tatuy Tv, para que vean y oigan a Chávez.

Es hora de pasar de la consigna defensiva “Rodilla en tierra” a la consigna revolucionaria de Chávez de aquel marzo de 1994, cuando fue liberado en el Paseo Los Próceres: “¡Vamos a la calle, a las catacumbas, vamos a la carga a la toma del poder político!”. Vamos a la carga pues, a reunificar a la mayoría social chavista. Seamos irreductibles, pero siempre mayoría democrática.

Hoy es necesario una contraofensiva popular, democrática revolucionaria y chavista para refundar las bases éticas políticas de la Revolución Bolivariana. Solo por el camino de Chávez y no por otro lo lograremos. Así será.

PD. Compatriotas, durante el mes de agosto haremos un receso en nuestros escritos, más no en la batalla revolucionaria de todos los días.

Pueblo en Lucha.

Los productores y habitantes del hermoso pueblo de El Jarillo, al cual me unen sentimientos de profundo cariño y admiración, están librando una lucha con un nuevo terrateniente que ha talado arboles de manera indiscriminada y ha ocupado las fuentes de agua, que surten el riego de los cultivos de fresas, hortalizas y otras frutas. Necesario es que las autoridades competentes actúen en el marco de la Constitución, las leyes, el quinto objetivo del Plan de la Patria y los derechos de la mayoría de esa productiva y bella población de los Altos Mirandinos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2211 veces.



Elías Jaua Milano

Dirigente del PSUV. Ocupó varios ministerios en el gobierno de Hugo Chávez y en el gobierno de Nicolás Maduro. Actualmente Ministro de Educación.

 @JauaMiranda

Visite el perfil de Elías Jaua Milano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Jaua Milano

Elías Jaua Milano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280864.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO