Cooperante y que indignado

—Que le parece compai, tres semanas después sale el cooperante y que están muy indignados con el asesinato del Capitán de Corbeta.

De casualidad no se desgarró las vestiduras.

Aunque no dijo que lo mataron, ni siquiera creo que mentó que estaba muerto.

—La Lupe diría que eso es puro teatro.

—Sale a decir "que en el chavismo somos absolutamente contrarios al uso de las torturas, las condenamos".

A diablo. ¿Quién le puede creer a este individuo? Después que reventaron a ese hombre y lo dejaron morir como un perro.

Y no digan que uno está inventando eso, porque la autopsia lo indica muy claro que lo mataron a golpes.

—No se le habrá salido alguna lagrima de lo triste que debe estar. Farfullero ese hombrecito.

A mí que me perdone Dios, pero ese individuo no siente nada. Ese es un farsante. Por qué no dijo nada en el momento que se conoció el caso.

—"Eso tiene sus responsables", dice. Y tiene razón. Los responsables son ellos quienes más, no van a ser los vecinos de acá arriba.

Y agrega "los responsables tienen que pagar con la justicia", por poco no se le salió la carcajada.

—La justicia que ellos mismos le imponen a los demás. Esa fue la justicia que le aplicaron al Capitán de Corbeta o la justicia que le aplicaron al muchacho Rufo Chacón. La justicia revolucionaria.

—Tenía el cooperante un guión muy chaveco. Al Capitán no lo querían golpear "PERO", no lo querían matar "PERO".

El jefe de misión sapo no le da el título de Capitán de Corbeta sino que dice "a este señor", como si no hubiese sido un militar activo. Lo degrada como está acostumbrao a hacer con todo el mundo que le es adverso.

Y les da la razón a los torturadores cuando dice: "ellos manifiestan, lo que uno sabe, es que en la captura él se puso violento y lo golpearon". El Capitán no se podía ni se tenía que poner violento, ¿tenía acoso que bajarse los pantalones? Tenía que quedarse tranquilito mientras lo golpeaban.

Y por supuesto, como se puso violento tuvieron que golpearlo, y con razón le faltó decir.

Y sigue el tipo diciendo: "luego en el carro se volvió a poner violento y lo volvieron a golpear, de allí supuestamente vienen las lesiones". Como otra vez, se puso violento el Capitán se merecía que lo golpearan nuevamente. Ve como les da razón a los torturadores. Es decir, los torturadores se vieron en la obligación de golpearlo.

Y para rematar el "SUPUESTAMENTE", verdad. "de allí supuestamente vienen las lesiones". Porque puede ser que de esa primera golpiza que le dan es que le vienen las lesiones. ¡Cara de tabla!

—Y fíjese que con esa declaración niega que cuando lo tenían preso lo torturaron, sino que fueron los golpecitos que se merecía porque no se quedo la causa de las lesiones. Lo veo, solo lo golpearon en el carro y antes para calmarlo, pero no después no le hicieron más nada. ¡Cínico!

No le da la gana de admitir que lo mataron. Que lo asesinaron. Ni de jerguita, pues.

—Niega la tortura y el asesinato con esa declaración de baratija vieja. Pensará que uno es idiota para creerse esa verborrea desvergonzada.

—Lo que termina diciendo, como todo chaveco, es que el Capitán de Corbeta se merecía los golpes que "supuestamente" le causaron unas lesiones.

¿Acaso el Capitán sigue vivo?

Lo mataron ustedes.

—Ni Poncio Pilatos. Lo que le faltó fue la ponchera para lavarse las manos.

Y con aquel descaro que lo dice.

—Lo entrevistaron en Telesur, será que esperan que en todo el continente le crean semejante embuste. Esa coba no pasa ni con aceite del bueno.

El mostachudo y que está muy indignado y preocupado. ¡Sí Luis!

—A otro perro con ese hueso, señores.

Otro muerto pa´ la revolución mortuoria.

—Así es, se han convertido en especialistas de la muerte. Si siguen así, la casona de Miraflores la van a convertir en una morgue. Dios bendito.

Y la gente con la esperanza de que estos fuesen a ser algo decentes, por lo menos. Pero que va. Nanai.

—Lo decente les ha quedao grande, le dijo. Mentiras y muertos es lo que ahora exhiben.

Yo leí eso que declaró el cooperante, porque si llego a ver la entrevista en la televisión soy capaz de darle una pataon al televisor.

—Tampoco así, no vaya a dañar su aparato por estos vagabundos. No llegue a eso. Por qué con qué va a comprar otro, o se parte una pata y ahí si va a ver las de san Quintín.

Voy a ver el cambure que ya es mediado de julio y nada. Lo dejo

Y le dijo: Por ahora, apriete.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280504.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO