La CIA financia a otro grupo de timadores: la "oposición" venezolana

Una vez más la Agencia Central de Inteligencia ha sido atrapada financiando a grupos de timadores y estafadores a expensas de los contribuyentes norteamericanos. En este último caso, uno más en sus setenta y dos años de historia, la agencia, junta ad hoc de la CITGO, asignada por el gobierno de Trump en la subsidiaria norteamericana de la empresa petrolera venezolana de propiedad estatal PDVSA es acusada de desviar setenta millones de dólares dejados en fideicomiso reservados como fianza para el año fiscal 2020 de PDVSA hacia los bolsillos de los funcionarios de Voluntad Popular, partido de la oposición venezolana apoyado por la CIA y encabezado por el denominado "presidente interino" de Venezuela, Juan Guaidó.

Por otra parte, Guaidó está siendo acusado por el legítimo gobierno de Venezuela de lavado de dinero, traición a la patria y corrupción, como también otros dirigentes de Voluntad Popular que están siendo investigados tanto por el Fiscal General de la República de Vernezuela como por el Departamento de Justicia de Estados Unidos entre los cuales está Carlos Vecchio, enviado de Guaidó a Washington a Rossana Barrera y a Kevin Rojas. A los enviados de Guaidó a Cúcuta, ciudad colombiana fronteriza con Venezuela, Sergio Vergara, cuñado de Barrera miembros del Congreso de Venezuela, al "embajador" de Guaidó en Colombia, Humberto Calderón Berti, al empresario opositor Miguel Sabal y al jefe de campaña de Guaidó, Roberto Marrero. Más de dos decenas de dirigentes de Voluntad Popular también están siendo investigados por fraude con dineros pautados por el gobierno de Trump, particularmente Elliot Abrams el criminal más destacado del escándalo Irán-Contra y actual enviado especial de Trump para el cambio de régimen en Venezuela.

Barrera y Rojas están siendo acusados de gastar el dinero entregado a Voluntad Popular por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID sigla en inglés) fuente de financiamiento por traspaso de la CIA de vieja data para "ayuda humanitaria" supuestamente para un gran número de refugiados venezolanos en Colombia. Existen informes en el sentido que los timadores de Voluntad Popular emplearon la ayuda monetaria –incluso aquella que recolectó el multimillonario fundador del Grupo Virgen y obvio embaucador de la CIA Richard Branson—en caros hoteles, restaurantes de lujo, clubes

nocturnos, prostitutas y vestuario.

No resulta sorprendente que Abrams con sus antecedentes de "dedos pegajosos" en relación a dineros solidarios norteamericanos y extranjeros haya desempeñado su rol en el fraude de la oposición venezolana. Como Subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos del gobierno de Ronald Reagan, Abrams estuvo involucrado en la recolección ilegal de fondos para la Contra derechista apoyada por la CIA contra el gobierno Sandinista de Nicaragua. Durante el año 1991 enfrentó una condena acusado de perjurio al mentirle al Congreso acerca de sus actividades en la recolección de fondos para la Contra, Abrams se declaró culpable de dos delitos menores. En el año 1992 Abrams y otros delincuentes de la Irán-Contra fueron perdonados por el presidente George H. W. Bush, uno de los vinculados con los conspiradores no acusado en el escándalo Irán-Contra. También estuvo implicado en el abortado golpe de estado de la CIA contra el presidente venezolano Hugo Chávez el año 2002 como también en la fabricación de inteligencia norteamericana para justificar la invasión y ocupación de Estados Unidos contra Irak.

La participación de Abrams en cualquier actividad norteamericana encubierta siempre significa un enorme fraude. El respaldo de Abrams a Guaidó y a sus secuaces y las recientes denuncias de fraudes no se diferencian mucho del notorio y sórdido escándalo de los neoconservadores del Partido Republicano con dirigentes de la Contra como Adolfo Calero, el presidente de las Fuerzas Democráticas de Nicaragua, Arturo Cruz; Alfonso Robelo, Edén Pastora y Enrique Bermúdez.

Los fondos de la CIA asignados a la Contra para la adquisición de armamento pronto fueron encausados hacia las manos de los capos colombianos de la droga, incluyendo a Pablo Escobar y Carlos Lehder ambos del cartel de Medellín. Se produjo un elaborado esquema que puso a la Contra a comprar armamento y cocaína –con plata de la CIA—que terminó en manos de los capos del cartel de Medellín la primera y la segunda siendo embarcada hacia Estados Unidos obteniendo así una jugosa ganancia. Todos resultaron favorecidos incluyendo a los dirigentes de la Contra quienes estuvieron largo tiempo en Miami haciendo donaciones que fueron a parar a las cajas republicanas a través de los buenos oficios de altos dirigentes cubano-norteamericanos como Jorge Mas Canosa.

El establecimiento de la Fundación Nacional Cubano-Norteamericana (CANF sigla en inglés) el año 1981 a sugerencia de funcionarios del gobierno de Reagan, incluyó al asesor de seguridad nacional Richard Allen a Abrams y a Mas Canosa quienes se convirtieron en importantes agentes de la CIA y del Partido Republicano.

La CANF también sirvió como una conveniente lavadora de dinero para la CIA para asistir en el financiamiento de los grupos terroristas de derecha en Cuba, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Colombia y otros países de América Latina. La CANF sigue siendo una potente fuerza política que apoya a los políticos derechistas en Florida y América Latina, incluyendo a los dos senadores republicanos de la Florida, Marco Rubio y Rick Scott, ambos fanáticos seguidores de Guaidó.

Durante el año 1992 ayudó al lanzamiento de otro fraude masivo cuando contribuyó a la formación del Congreso Nacional Iraquí (INC sigla en inglés) agrupación opositora iraquí encabezada por uno de los secuaces neoconservadores de Abrams, Ahmad Chalabi. Más a gusto fanfarroneando en clubes de Londres que en las áreas curdas iraquíes donde la CIA planeaba el derrocamiento del líder iraquí Saddam Hussein, también estuvo involucrado en la estafa al Banco Petra de Jordania que colapsó el año 1989. Eventualmente, Chalabi se aseguró que la inteligencia falsa de parte del fabulista alemán-iraquí Rafid Ahmed Alwan al-Janabi, un desprestigiado agente occidental de inteligencia risiblemente apodado por la CIA como el "bola curva" por no ser confiable y que terminó en el equipo de gobierno del presidente George W. Bush por cortesía de timadores como Abrams nada menos que como funcionario del Consejo Nacional de Seguridad.

Chalabi se convirtió en ministro del petróleo de Irak durante el gobierno títere que Estados Unidos instaló en Bagdad luego de la invasión norteamericana. Casi inmediatamente Chalabi fue objeto de una investigación en torno a una falsificación monetaria iraquí, robo en gran escala de bienes nacionales y espionaje a favor de Irán.

Abrams y su camarilla neoconservadora fueron también responsables de promover la carrera de otro timador de la CIA, el general Jalifa Haftar, un desertor del ejército de Muammar Gadafi. Protegido por la CIA al norte de Virginia el año 1990 se hizo ciudadano norteamericano y participó en varios intentos de golpes de estado apoyados por la CIA destinados a derrocar a Muammar Gadafi. En el año 2011 al inicio de la revuelta contra Gadafi la CIA contrabandeó a Haftar al oriente de Libia donde eventualmente se convirtió en un caudillo militar gobernando desde Tobruk el territorio ocupado por su ejército con la ayuda de Egipto, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Israel y los mercenarios con base en Abu Dhabi liderados por Erick Prince el fundador de Blackwater la ex empresa mercenaria favorita de la CIA y hermano de Betsy Devos, Secretaria de Educación de Donald Trump. Se informa también que Haftar se ha enriquecido él y su familia apropiándose de los ingresos por venta de petróleo libio en el territorio que controlan sus fuerzas.

La historia del apoyo de la CIA a pillos y estafadores de toda laya como Guaidó, Calero, Mas Canosa, Chalabi y Haftar se alarga como una "galería de delincuentes", vagos, bribones y otros sinvergüenzas. El general Lon Nol fue el elegido por la CIA para tomar el poder en Camboya luego del golpe de estado del año 1970 contra el príncipe Norodom Sihanouk. De acuerdo con un memorándum clasificado como ALTAMENTE SECRETO/SENSIBLE/SOLO LECTURA con fecha 26 de mayo de 1970 de parte del asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Henry Kissinger, dirigido al presidente Richard Nixon, que describe a Lon Nol como "emocionalmente inestable y no muy realista". Sin embargo, ese es el tipo de persona con que la CIA siempre ha preferido asociarse y los neoconservadores que están entre aquellos que de manera ávida han promovido a esa gentuza politiquera en el Congreso y en los medios de comunicación de masas. Lon Nol se creía un verdadero Mon-Khmer "guerrero sagrado" poseedor de místicos poderes. El Papa Negro, que es como Lon Nol prefería que sus seguidores lo llamaran murió en Fullerton, California el año 1985 todavía subsidiado por la CIA.

Luego de la caída de Saigón el año 1975 ante las fuerzas de Vietnam del Norte y del Vietcong, el agente de la CIA, primer ministro y vicepresidente Nguyen Cao Ky se instaló en Westminster, California no muy lejos de Lon Nol. En vez de insistir en ser reverenciado como un semidiós, Ky fue más pragmático que Lon Nol; abrió una licorería. El ex jefe del ejército anti comunista Hmong en Laos y agente de la CIA, general Vang Pao fue detenido el año 2007 en California por el intento ilegal de derrocar al gobierno de Laos dirigido por el Pathet Lao. Gracias a la presión de la CIA eventualmente el gobierno norteamericano el año 2009 levantó todos los cargos por conspiración contra Vang Pao.

Ciertos elementos de la CIA estuvieron preocupados por lo que Vang Pao pudiera haber declarado bajo juramento durante el juicio pleno por su participación con la CIA en el contrabando de opio desde el Triángulo Dorado en el Sudeste Asiático empleando los buenos servicios de líneas aéreas de propiedad de la CIA tales como Air America.

Juan Guaidó y su pandilla están sencillamente haciendo la larga cola de bandidos y delincuentes de la CIA quienes realizan sus ilegales asuntos con el beneplácito de Langley y una importante tajada financiera para neoconservadores tales como Abrams, Kissinger, John Bolton y los otros miembros de la camarilla política. Trump a menudo denuncia al "Estado Profundo" porque trabaja de manera encubierta para socavar su gobierno. Pareciera que Trump y sus amigos lo están haciendo muy bien cortesía de su temido "Estado Profundo."

Traducción desde el inglés por

Strategic Culture Foundation Sergio R. Anacona

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 838 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280347.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO