Por qué el madurismo no cae, y los cuatro asombros

El gobierno del madurismo quedó al descubierto con el informe de la Comisionada Bachelet, y aquí el Primer Asombro: en el informe de Bachelet no hay nada nuevo, nada que todos no supiéramos desde hace tiempo: el hambre, la falta de medicinas, las razzias de las "faes", prisiones arbitrarias, muertes extrajudiciales, persecuciones de políticos, desmantelamiento de PDVSA, censura en los medios de comunicación y páginas web, torturas infames, todo eso y más lo conocíamos. Claro, que no es igual que lo padezcamos, que muchos lo digan y lo escriban todos los días, a que la Alta Comisionada de la ONU certifique al madurismo como una dictadura cruel e ineficaz. Ya no hay lugar a dudas, a excusas…

Pero por qué el ambiente sigue congelado, los días suceden a los días y no pasa nada, sólo la esperanza que algo sucederá pronto, sólo rumores, deseos. No hay una oposición verdadera, que plantee otra cosa, sólo hay oportunistas acechando al poder sin correr riesgo, sin mojarse más allá de la segura orilla, esperando que otro le haga el mandado, les entregue el poder en bandejita.

El Segundo Asombro es cómo el país perdió a su liderazgo, no hay vanguardia, sólo individualidades aisladas, sin acceso a los medios, víctimas de campañas terribles de descrédito, chivos expiatorios, que es más cómodo creer que luchar contra ellas.

El Tercer Asombro: las masas apáticas se fugan de su realidad cruzando las fronteras, o sumergiéndose en su individualidad, preocupados en sobrevivir la tremenda crisis. Sin vanguardia, sin guías, sin ejemplos las masas se fragmentan o se amontonan en pequeños grupos alrededor de objetivos viles. Son víctimas de la manipulación del gobierno, al no haber oportunidad de criticar, rebatir, las masas están a merced de los medios de comunicación de la dictadura madurista, que crean imágenes, mienten en abundancia instaurando una "norealidad" de país que es aceptada por la masa, de esta manera evitan que cuestionen al gobierno, y se justifican las carencias con fantasmas, como la invasión, la corrupción, la mala voluntad de sus pares de la derecha externa.

La situación es difícil, sin embargo, y este es el Cuarto Asombro, es prometedora, propicia: en las peores dificultades, en las mayores adversidades surgen las grandes soluciones, irrumpen los grandes líderes, las sociedades toman rumbo cierto a su redención, en la oscuridad resplandece el rayo de la esperanza. Es así, son días de oportunidades para construir una vanguardia revolucionaria, para el liderazgo revolucionario. Es oportunidad para los chavistas-chavistas para cumplir con su responsabilidad de rescatar la imagen del Comandante Chávez, limpiar su imagen. Es el momento para desenterrar el hacha y volver a la lucha, descongelar el ánimo adormilado en un duelo paralizante y una engañosa lealtad a los impostores.

Sólo el aparecimiento de una vanguardia viril, capaz de conquistar el corazón de la masa, mover su espíritu colectivo, llegar al fondo del alma colectiva y despertar los días de Abril, del Sabotaje Petrolero, sólo así se podrá construir una vía para salir de estas dificultades.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3761 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: